Von der Leyen propondrá a los países de la UE un nuevo pacto en inmigración

c6435_ursula.jpg

Roma (EuroEFE).- La presidenta electa de la Comisión Europea (CE), la alemana Ursula von der Leyen, anunció este viernes en Roma que propondrá a los países de la Unión Europea (UE) un nuevo pacto en materia migratoria, después de que Italia y Malta mantengan sus puertos cerrados para forzar la reubicación de migrantes en Europa.

“Quiero proponer un nuevo pacto en materia de inmigración y asilo. Necesitamos una nueva solución”, dijo Von der Leyen, que asumirá el máximo cargo de Bruselas el próximo 1 de noviembre, en una rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en la sede de la Presidencia del Gobierno italiano.

Von der Leyen aseguró que su intención es que los países europeos alcancen un acuerdo eficaz y humano, y que conlleve la repartición de la carga de los países más expuestos geográficamente a la llegada de flujos migratorios, como Italia, España o Grecia.

“Es esencial garantizar la solidaridad, pero esta no es nunca unilateral”, señaló.

Por su parte, el primer ministro italiano abogó por revisar el llamado sistema de Dublín, que establece qué país es responsable de tramitar las solicitudes de asilo en la UE, para que todos los países europeos acojan a las personas que llegan a las costas del continente y no solo los países del sur.

Conte también defendió la necesidad de que la Unión se muestre más cercana a los ciudadanos y ofrezca soluciones concretas a sus problemas, para “frenar el riesgo de desconfianza y la desilusión” en las instituciones comunitarias.

En este sentido, opinó que los países socios deben concentrarse en impulsar medidas que fomenten el crecimiento y el empleo, sobre todo juvenil, para superar definitivamente las consecuencias de la crisis económica.

Italia y Malta mantienen un pulso férreo para contener las llegadas de inmigrantes al continente y tienen cerrados sus puertos a barcos de ONG con rescatados a bordo.

Los barcos de Open Arms y Sea Eye esperan puerto en el Mediterráneo

Actualmente se encuentra frente a la isla de Lampedusa (sur de Italia) el barco “Alan Kurdi” de la ONG alemana Sea Eye con 40 inmigrantes, entre ellos tres niños y una mujer embarazada, salvados en los últimos días en el Mediterráneo.

Además, la ONG Open Arms ha socorrido en los dos últimos días a 124 migrantes, si bien la organización afirmó inicialmente que eran 123, y espera la autorización de un puerto seguro para desembarcar.

En Italia el ministro del Interior, Matteo Salvini, ya ha comunicado la prohibición de que las embarcaciones entren o naveguen en aguas territoriales del país.

El ministro ultraderechista, que mantiene una política de puertos cerrados a las ONG, a las que acusa de favorecer la inmigración irregular, es el impulsor de un decreto que prevé multas de entre 10.000 y 50.000 euros a las que violen esa disposición.

Por otro lado las autoridades españolas prohíben a Open Arms retomar la búsqueda activa de barcazas en peligro, limitando su actividad, y el 4 de julio la Marina Mercante advirtió que afrontaría multas de hasta 900.000 euros si contravenía su petición.

La organización española lamentó en Twitter la prohibición del Gobierno italiano y “las amenazas” del español: “Un panorama desalentador”, denunció Open Arms, antes de asegurar que la vida de los inmigrantes es “lo primero”.

Por Laura Serrano-Conde y Gonzalo Sánchez (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

  Ursula von der Leyen presenta su visión al Parlamento