Borrell califica de “inaceptable” el ataque contra manifestación que lideraba Guaidó

Foto proporcionada por la oficina de prensa de Juan Guaidó donde se ve a un hombre apuntando con una pistola. [EFE/EPA/JUAN GUAIDO PRESS OFFICE]

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, consideró este domingo “inaceptable” el ataque contra una manifestación antigubernamental en la que participaba el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó.

“Actos de esta naturaleza contra la oposición y la democráticamente elegida Asamblea Nacional y sus miembros son inaceptables y dificultan más los esfuerzos por una solución política a la crisis”, indicó una portavoz de Borrell en un comunicado.

Al menos cinco personas resultaron heridas este sábado en medio de la violencia que se desató en una manifestación antigubernamental convocada por Guaidó en el estado venezolano de Lara (oeste), según informaron dirigentes opositores.

El propio Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, declaró a un medio local que un “pequeño grupo” usó armas de fuego y que “detonaron explosivos” contra sus simpatizantes.

Borrell insistió en que el derecho de todas las fuerzas políticas y la sociedad civil a manifestarse de forma pacífica “debe ser respetado”.

“Las fuerzas de seguridad tienen la obligación de evitar la violencia contra los manifestantes”, recalcó.

Según dijo, respetar los principios democráticos y atenerse al Estado de derecho son “condiciones esenciales para lograr una solución pacífica y sostenible a la crisis en Venezuela, en beneficio de su pueblo”.

“La UE continúa dispuesta a apoyar un verdadero proceso hacia una resolución democrática y pacífica de la crisis, basada en elecciones creíbles y transparente”, concluyó. 

Guaidó afirma que un grupo armado intentó asesinarlo

El líder opositor Juan Guaidó dijo este sábado que un grupo armado intentó asesinarlo esta mañana cuando participaba en una manifestación antigubernamental en el estado Lara (oeste) y culpó por ello al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“La cobarde dictadura intentó asesinarme. Tiene más de nueve impactos de bala nuestro vehículo”, dijo Guaidó durante una alocución que transmitió a través de sus cuentas en las redes sociales.

“Dispararon, accionaron armas de fuego cerca de nosotros, me apuntaron, pero eso no nos va a hacer retroceder”, prosiguió el opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Dijo saber a qué enfrentarse al “retar” al Gobierno chavista, al que considera una “dictadura” que, continuó, tiene vínculos con el narcotráfico y con grupos terroristas.

“Por eso envía a estos asesinos”, añadió Guaidó tras recordar su llamamiento a protestar en Caracas el próximo 10 de marzo, cuando espera retomar el control de la sede de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) que desde el 5 de enero está bajo el mando del diputado Luis Parra, respaldado por una minoría de chavistas y disidentes de la oposición.

El equipo de Guaidó ha difundido en las redes sociales imágenes que muestran el daño a uno de los vehículos de su comitiva y a dos de los seis heridos que según sus cuentas dejó el ataque de los “colectivos”, como le llaman en el país a los grupos, a veces armados, que defienden al chavismo.

Intento de magnicidio

El llamado despacho presidencial de Guaidó difundió en internet una “alerta internacional” en la que piden a los gobiernos de otros países “elevar de manera decisiva y sin temor las medidas y la presión que se ejerce contra la tiranía encabezada por Nicolás Maduro”.

Lo ocurrido en Lara, siempre según la nota, fue “un atentado directo a la vida del presidente encargado en una nueva muestra de desesperación del régimen” que incluyó disparos de armas de fuego, robo de vehículos y secuestro de personas.

“Intentaron un magnicidio (…) el régimen de Maduro asume de este modo, formas y comportamientos propios de una organización criminal que atenta contra el presidente encargado, sus familiares y colaboradores más cercanos a los fines de quebrar su voluntad”, agrega el texto.