La UE avala el informe de Bachelet sobre la violación de derechos humanos en Venezuela

La UE avala el informe de Bachelet sobre la violación de derechos humanos en Venezuela

Bruselas/Estrasburgo/Madrid (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) respaldó oficialmente este martes el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre las violaciones de las libertades fundamentales en Venezuela, y advirtió de nuevas sanciones selectivas contra sus responsables.

“El recientemente publicado informe de la alta comisionada confirma de manera clara y detallada el alcance y la gravedad de las violaciones de los derechos humanos, la erosión del Estado de derecho y el desmantelamiento de las instituciones democráticas en el país”, señaló la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini.

En una declaración en nombre de los Veintiocho, la alta representante de la Política Exterior comunitaria afirmó que “la trágica muerte del capitán (Rafael) Acosta Arévalo cuando estaba bajo custodia de las fuerzas de seguridad venezolanas, es un duro ejemplo de ese deterioro continuado de la situación de los derechos humanos”.

Acosta Arévalo fue torturado hasta la muerte tras su arresto ocho días antes por su supuesta participación en un plan para derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, según denuncian su defensa y la oposición.

Los Veintiocho respaldaron hoy “firmemente los hallazgos del informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos” y pidieron al régimen “detener inmediatamente las extendidas violaciones de los derechos humanos”.

También que “coopere totalmente” con la Oficina de la alta comisionada y con todos los procedimientos especiales de la ONU para garantizar la implementación de las recomendaciones del informe.

“La UE está dispuesta a asistir a la alta comisionada en sus esfuerzos por garantizar que los derechos fundamentales de todos los venezolanos están completamente protegidos”, indicó Mogherini.

La política italiana agregó que, “a la luz de la grave situación de la que informa la alta comisionada, la UE está dispuesta a comenzar el trabajo para aplicar sanciones selectivas a los miembros de las fuerzas de seguridad implicados en torturas y otras graves violaciones de los derechos humanos”.

La UE señaló igualmente que “la crisis política y colapso económico en Venezuela sigue cobrándose un alto precio en la población, como ilustran los cuatro millones de personas que han huido del país”. mientras que “sigue siendo una fuente principal de inestabilidad para la región”.

Insistió en que la crisis en Venezuela es “multidimensional” y que requiere una “solución política urgente”, algo que a su juicio sólo se puede conseguir mediante un “proceso pacífico, democrático y en manos de los venezolanos” que conduzca a unas elecciones presidenciales libres.

Por ello, la UE “celebra y apoya” que se retomen en Barbados las negociaciones entre el Gobierno y la oposición venezolanos facilitadas por Noruega que se iniciaron en Oslo, un proceso respaldado por el grupo de contacto internacional impulsado por Europa.

Los europeos pidieron “un verdadero compromiso” y la “flexibilidad necesaria” para lograr unas elecciones “transparentes y controladas a nivel internacional”.

“En caso de que no haya resultados concretos de las negociaciones en curso, la UE seguirá extendiendo sus medidas selectivas”, advirtió Mogherini, que recordó también que pueden ser revertidas si se logran “progresos sustanciales” hacia la “restauración de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos” en Venezuela.

La crisis en Venezuela, a debate en el Parlamento Europeo

Los últimos acontecimientos en la crisis venezolana centraron un debate este martes en el pleno del Parlamento Europeo con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Los eurodiputados abordaron la situación política, económica, social y humanitaria en el país latinoamericano, y posteriormente votarán una resolución, no vinculante, el próximo jueves a mediodía.

“La situación es crítica y empeora cada día”, advirtió Mogherini ante el pleno, en el que calificó de “chocante” la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo cuando estaba bajo custodia de las fuerzas de seguridad venezolanas y recordó que han pedido una investigación que lleve a los responsables ante la justicia.

“La situación es cada vez peor, la UE debe trabajar para poner fin a esta pesadilla”, reclamó el eurodiputado del PP Francisco Millá Món, que afirmó que la muerte de Acosta ha demostrado que “eran necesarias sanciones para los responsables de las violaciones de derechos humanos”.

También el eurodiputado popular Leopoldo López Gil, padre del opositor venezolano Leopoldo López, pidió hoy al resto de grupos que apoyen este jueves la resolución sobre la situación en Venezuela y contribuir así a que “cesen la represión, la violencia y las violaciones a los derechos humanos” en el país sudamericano.

El eurodiputado socialista Javier López, por su parte, recalcó la solidaridad con el pueblo venezolano y, de cara a la nueva legislatura europea, reivindicó de nuevo que “la única salida posible es pacifica, política y negociada” y con “elecciones libres y justas monitorizadas por comunidad internacional”.

Por su parte, la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao subrayó que el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos hace “más urgente que nunca” el envío de ayuda humanitaria a la altura de la crisis que vive el país y un proceso de transición a la democracia.

“Las cifras de represaliados, asesinados y desplazados forzosos (…) justifican una investigación de la Corte Penal Internacional contra los jerarcas del régimen y sanciones para bloquear su patrimonio”, afirmó Bilbao.

El eurodiputado de Vox Hermann Terstch fue, por su parte, una de las voces más duras en favor de las sanciones al régimen, y afeó a Mogherini que represente la “pasividad” con la que se ha tratado la crisis venezolana en los últimos años.

“No hablamos de políticos al uso, hablamos de una banda de criminales”, criticó Tertsch, que reclamó una “amenaza creíble de sanciones”.

Entre los eurodiputados españoles, la opinión disonante la encabezó el eurodiputado de IU Manu Pineda, que dijo que la Eurocámara hará “el ridículo” si aprueba este jueves una nueva resolución sobre Venezuela.

“La UE debe respetar el derecho internacional, la no injerencia en las decisiones soberanas de los pueblos y levantar las sanciones. Se dicen preocupados por el pueblo venezolano, pero exigen medidas que generan más sufrimiento”, alertó Pineda, que pidió a Mogherini que “deje de amenazar con sanciones y siga reclamando diálogo y moderación”.

En la anterior legislatura (2014-2019), el Parlamento Europeo aprobó diez resoluciones sobre el país latinoamericano, hundido en una grave crisis desde hace años, y examinó en detalle las consecuencias del éxodo masivo de venezolanos, sobre todo en los países fronterizos.

Por Rosa Jiménez y Laura Zornoza (edición: Catalina Guerrero y Miriam Burgués)

Para saber más: 

► España pide a la UE sancionar a responsables de muerte de militar en Venezuela