La UE coincide con la OEA en llamar a una segunda vuelta electoral en Bolivia

Universitarios y vecinos de la ciudad de El Alto marchan en contra del presidente boliviano, Evo Morales, el 24 de octubre de 2019 en La Paz (Bolivia). EFE/Martin Alipaz

La Paz (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) coincidió este jueves con la Organización de Estados Americanos (OEA) en llamar a una segunda vuelta electoral en Bolivia para “restablecer la confianza” en los resultados de los comicios, ante las denuncias de un fraude para favorecer la reelección del actual presidente, Evo Morales.

Un comunicado de la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior recuerda que el informe preliminar de la misión de observación de la OEA en Bolivia identificó “falencias importantes en el proceso”, sobre todo la “interrupción inesperada” de la transmisión de los resultados electorales preliminares (TREP).

Este hecho “menoscaba la credibilidad y la transparencia necesarias”, indica la nota.

“La Unión Europea comparte plenamente la evaluación de la OEA en sentido de que las autoridades bolivianas deberían concluir el proceso de conteo en curso, y que la mejor opción sería realizar una segunda vuelta para restablecer la confianza y asegurar el respeto pleno de la elección democrática del pueblo boliviano”, agrega.

El bloque europeo instó a las autoridades del Gobierno nacional y el órgano electoral boliviano a resolver la situación “respetando la voluntad del pueblo, la credibilidad del proceso electoral y preservando la estabilidad social”.

“Hacemos un llamado a todas las partes a abstenerse del uso de la violencia y de hacer declaraciones divisivas. Una postura constructiva es imprescindible para una reconciliación nacional pacífica”, señala el comunicado.

La UE ratificó que “ha sido y es un socio principal” de Bolivia en asuntos como la promoción del desarrollo económico y social, o el fortalecimiento del Estado de derecho.

“Nuestra cooperación se basa en valores democráticos compartidos, que deben ser respetados en todo momento”, concluye el comunicado.

La difusión repentina por parte del órgano electoral de un conteo provisional preliminar, no oficial, que daba a Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda con el opositor Carlos Mesa, desencadenó protestas que se volvieron violentas por gran parte del país.

 

"Serias preocupaciones" de la UE por el recuento de votos en Bolivia

Bruselas (EuroEFE).- La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, afirmó este martes que “la interrupción inesperada” del recuento de votos tras la primera vuelta de las elecciones generales en Bolivia generó “serias preocupaciones”.
Mogherini declaró, …

 

Morales defiende que su victoria “es constitucional”

El cómputo del 99,99 por ciento de los votos divulgado el jueves por la noche da a Morales la victoria, aún pendiente de la proclamación formal por parte del Tribunal Supremo Electoral.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) ha logrado el 47,07 por ciento de los votos, suficiente para imponerse a Mesa, que queda en el 36,51 por ciento, en espera de la proclamación definitiva de resultados por el órgano electoral.

La ley electoral exige el 50 por ciento de los votos más uno o el 40 con diez puntos de ventaja sobre el segundo. El mandatario boliviano llega al 10,56 por ciento de diferencia, con lo que evitaría una segunda vuelta con Mesa.

Morales defendió este jueves que la victoria que le concede el recuento de votos “es constitucional”, frente a las denuncias de fraude desde la oposición.

Los bolivianos están llamados por la oposición y movimientos cívicos a una jornada de paro este viernes en ciudades como La Paz en demanda de la segunda vuelta electoral que reclama Mesa con el respaldo de la OEA, la UE y los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos.

La legalidad de la candidatura de Morales en estas elecciones ha sido cuestionada por sus detractores por incumplir el límite constitucional de dos mandatos consecutivos y el resultado de un referéndum que en 2016 rechazó la reelección.

Editado por Miriam Burgués