La UE enviará observadores a Venezuela si hay cambios en condiciones y plazos

Fotografía cedida por la oficina de prensa de Miraflores donde se observa al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un mensaje a la nación en Caracas (Venezuela). EFE/Prensa Miraflores/ARCHIVO

Bruselas/Caracas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, indicó este jueves que la UE podría enviar observadores a las próximas elecciones legislativas de Venezuela del 6 de diciembre si el país realiza “importantes cambios” en sus condiciones y en los plazos.

“Solo importantes cambios en las condiciones y marco temporal podría permitir el despliegue de una misión de observación electoral de la UE”, declaró Borrell a través de su cuenta en la red social Twitter.

El jefe de la diplomacia comunitaria se pronunció así al término de una reunión del Grupo Internacional de Contacto auspiciado por la UE para intentar crear las condiciones en Venezuela para celebrar unas elecciones libres y justas.

Borrell afirmó que el grupo, que se reunió a nivel ministerial por videoconferencia y que cuenta con países tanto europeos como latinoamericanos, reiteró su “fuerte apoyo” a “seguir trabajando por una solución política negociada de la crisis venezolana”.

Para ello, aseguró que “la celebración de elecciones libres y justas es clave”.

 

El pasado sábado, una portavoz comunitaria indicó que no hay suficiente tiempo para enviar una misión de observación electoral a Venezuela si las elecciones se mantienen para el próximo 6 de diciembre, ya que la preparación de este tipo de misiones requiere tiempo y el plazo actual es “demasiado corto”, según dijo.

Confirmó que la UE ha recibido una invitación del Gobierno venezolano para participar como observadores en las elecciones legislativas, así como “una lista de garantías adicionales para la transparencia del proceso electoral”.

En cualquier caso, señaló entonces que deben cumplirse unas “condiciones mínimas” para que la UE pueda enviar una de esas misiones.

También explicó que la UE ya había pedido a Venezuela una “respuesta precisa (…) a los requisitos mínimos que ha pedido la oposición” respecto a la celebración de las votaciones, tras determinar a mediados de agosto que en aquel momento no se daban las condiciones para que enviar una misión de observación comunitaria al país.

Las elecciones parlamentarias han generado un amplio rechazo en numerosos sectores de la oposición venezolana por la falta de garantías, lo que les ha llevado a calificar estos comicios de “fraude”.

Maduro insta a la UE a enviar “comisión” que observe “en privado”

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, instó a la UE a enviar al país una comisión que observe “en privado” los comicios legislativos.

“Si no pueden mandar una súper comisión a las elecciones de Venezuela, manden una comisión en privado”, dijo Maduro durante un acto de su partido transmitido por la televisión pública VTV, en referencia a la negativa de la UE de enviar una misión de observación electoral por haberse hecho la invitación fuera de plazo.

“Si quieren ver la verdad, manden una comisión en privado, nosotros los vamos a atender muy bien y ustedes podrán ver la campaña electoral, las elecciones, podrán ver la verdad de Venezuela”, insistió, aun sabiendo que no es posible, tal y como le fue comunicado desde Europa.

Aunque Maduro se ha referido constantemente a una “comisión”, por el contexto y el resto de comentarios, se entiende que habla de una misión de observación electoral, ya que fue esta solicitud la que rechazó el bloque comunitario.

Sobre las condiciones expuestas por Borrell, Maduro dijo que son “imposibles” de cumplir puesto que suponen una violación a la Constitución, al tiempo que planteó al grupo que “piense bien” su política hacia Venezuela.

“En Venezuela va a haber una nueva Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y ustedes como UE no se pueden quedar pegados en el guión de Donald Trump de intentar sustituir los poderes públicos de Venezuela. Por favor, un poco de realismo político”, agregó.

“¿Van a seguir escuchando solamente al sector extremista de una minoría de derecha en Venezuela o van a escuchar a un país entero, que tiene una diversidad de voces?”, preguntó luego.

Las elecciones parlamentarias han generado un amplio rechazo en numerosos sectores de la oposición venezolana por la falta de garantías, lo que les ha llevado a calificar estos comicios, que han dicho boicotearán, como “fraudulentos”.

Entre las irregularidades que denuncian los detractores de Maduro, se cuentan la desconfianza en el Poder Electoral, cuyos rectores fueron designados por el Supremo y no por el Parlamento, así como la intervención de varios partidos opositores, lo que supuso cambios en la directivas de estas organizaciones.

El rechazo fue también puesto en evidencia por la comunidad internacional, al considerar que Maduro no tiene la capacidad de convocar unas elecciones libres, democráticas y transparentes.

Editado por Miriam Burgués