Sánchez viaja a Cuba y nuevo presidente para Interpol

Sánchez viaja a Cuba y nuevo presidente para Interpol

“Cuba y España son un solo pueblo”. Es el sentimiento que mejor define cómo acogen los cubanos la visita a la isla del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. En compañía de un grupo de empresarios españoles, Sánchez llegará a La Habana este jueves para la primera visita a Cuba de un presidente del Ejecutivo de España después de la que hizo el también socialista Felipe González hace 32 años. Su objetivo es profundizar en la normalización de relaciones que ya existe entre la Unión Europea (UE) y el Gobierno de Cuba, e impulsar políticamente la que tienen españoles y cubanos en los ámbitos social, cultural y económico. Sánchez no prevé, en principio, reunirse con disidentes cubanos.

Mientras se ultiman las negociaciones en Bruselas y Londres sobre el acuerdo preliminar del “brexit” que se votará el domingo en el Consejo Europeo, Sánchez avisaba este miércoles de que España lo vetará si no se modifica el punto que afecta a Gibraltar. Otra de las reservas sobre el acuerdo tiene que ver con la pesca y España está también entre el grupo de países que han expresado su preocupación por el hecho de que el texto de la retirada no incluye el acceso de la flota pesquera europea a las aguas territoriales del Reino Unido tras el final del período de transición.

La organización internacional de policía Interpol ha nombrado con polémica a su nuevo presidente, el surcoreano Kim Yong Jang, al que apoyaba Estados Unidos. La candidatura del aspirante ruso, Alexander Prokopchuk, generó críticas por parte de Washington y de países como Ucrania y Lituania, que temían una posible politización del organismo. Hubo “fuertes presiones” para que saliera nombrado Kim, según Moscú, aunque el secretario general de Interpol, el alemán Jürgen Stock, ha defendido que la elección se hizo de “manera transparente, clara y justa” durante la asamblea celebrada en Dubái.

Como ya se anticipaba, la Comisión Europea (CE) ha propuesto abrir un procedimiento de déficit excesivo a Italia por su elevada deuda pública. En última instancia, esa medida podría dar lugar a sanciones de entre el 0,2 % y el 0,5 % del PIB del país (entre 3.450 y 8.625 millones de euros, aproximadamente). El Gobierno de Roma apuesta por seguir negociando y dialogando con Bruselas, pero continúa defendiendo su proyecto presupuestario para 2019. En el caso de España, el Ejecutivo comunitario ha advertido al país de que su borrador está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal por desviarse “significativamente” del ajuste exigido y no cumplir con las directrices de reducción de deuda.

Este jueves se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género. En Bruselas, la OCDE y la CE presentarán un informe comparativo sobre el estado de salud de la población en 36 países europeos, los factores de riesgo y los costes de las prestaciones sanitarias. Mientras, en el Parlamento Europeo (PE) se votará un nuevo plan de infraestructuras ferroviarias en el que diputados españoles han pedido por enmienda incluir el tramo Zaragoza-Teruel-Sagunto y habrá, por otro lado, un debate sobre el plan para mejorar la calidad del aire en Madrid.

Por Miriam Burgués