Apuesta por la alfabetización digital de la mujer

7422c_pcs.jpg

Panamá (EuroEFE).- Diputadas latinoamericanas y europeas apostaron en Panamá por la alfabetización digital de la mujer, un nuevo reto para lograr la paridad que fue objeto de debate en el Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer previo a la Asamblea de EuroLat.

“Es verdad que hay una brecha añadida de género porque hace falta capacitación y carecemos de infraestructura de acceso a herramientas tan simples como el Internet”, comentó a Efe la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero.

“Un ejemplo claro son las mujeres del sector rural, que de entrada ya están excluidas porque no tienen las mismas oportunidades”, lamentó la socialista española.

Rodríguez-Piñero fue una de las participantes en el Foro de la Mujer, al que presentó, junto a la europarlamentaria popular italiana Elisabetta Gardini, las conclusiones de la conferencia de alto nivel sobre “Los retos de las mujeres europeas y latinoamericanas: la agenda digital y el acceso a los mercados” celebrada el pasado marzo en el Europarlamento.

La eurodiputada Elisabetta Gardini, copresidenta del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer, habla el 3 de abril de 2018 en la reunión previa a la Asamblea de EuroLat (FOTO: Bienvenido Velasco)

Crece la brecha digital

Según datos de la Unesco, en el mundo sigue creciendo, por ejemplo, la brecha entre usuarios de Internet de distintos sexos: creció globalmente del 11 %  en 2013 al 12 % en 2016, aunque el porcentaje aumentó al 31 % en los países menos desarrollados.

Otros datos, de la Unión Internacional de Comunicaciones (ITU, siglas en inglés), confirman ese retroceso. Un estudio de la situación en 91 países de todo el mundo revelaba que en 2017 el ratio de penetración de Internet era del 50,9 % para los hombres frente al 44,9% para las mujeres.

En Europa, el continente con mayor penetración de la red, el 82,9 de los hombres eran usuarios de Internet frente al 76,3 de las mujeres, mientras que en América, el único continente donde se da la situación contraria, el porcentaje era del 65,1 % para ellos y del 66,7 para ellas.

En Africa, sólo el 18,6 % de las mujeres navegaban por la red, en los países árabes el 39,4 y en la región de Asia-Pacífico el 39,7 %, según este estudio de la ITU.

Y, pese a la penetración de Internet en Europa occidental, “las mujeres está infrarrepresentadas en todos los niveles del sector digital”, un sector económico de rápido crecimiento que crea cada año cientos de miles de puestos de trabajo pero que no resulta tan atrayente para las féminas, según el estudio “Mujeres en la era digital” de la Comisión Europea.

El informe reveló que en la UE hay cuatro veces más hombres que mujeres en estudios de Tecnologías de la Información y la Comunicación y que la participación masculina en el mercado laboral digital triplica la femenina.

La economía pierde sin la mujer

Las brechas creadas por la falta de capacitación y el menor acceso a los recursos tecnológicos merman las posibilidades de que las mujeres hagan emprendimientos empresariales, aseveró a Efe la parlamentaria ecuatoriana Rosa Mireya Cárdenas durante el Foro de la Mujer en Panamá.

“Las mujeres siempre hemos sido invisibilizadas, y eso queda en evidencia al no darnos el suficiente acceso a la información, por lo que ahora debemos abrirnos y participar en diferentes ámbitos”, manifestó.

Semejante opinión expresó la paraguaya Mirtha Palacios, copresidenta del Foro, en su intervención ante sus colegas.

“Queremos tratar el empoderamiento y el poco espacio que tiene la mujer, por eso debemos trabajar. Porque hay un potencial que poseen (las mujeres), pero aún hay una tarea que completar”, sostuvo.

Las participantes en el foro manejaron un estudio que presentó en 2015 el instituto McKinsey Global, según el cual avanzar en la igualdad de la mujer en la economía añadiría 12 billones de dólares al Producto Interior Bruto mundial en una década.

Según ese informe, “la desigualdad de sexos no sólo es una cuestión moral y social apremiante sino también un reto económico crítico. Si las mujeres, que son la mitad de la población en edad de trabajar, no alcanzan su potencial económico pleno, la economía global sufrirá”.

Cárdenas pidió a las mujeres “audacia y agresividad” para lograr el objetivo de ingresar en un mundo de negocios digital.

Un reto y una oportunidad

Para la eurodiputada socialista italiana Isabella de Monte, la conexión, la difusión y los contactos comerciales latentes en la era digital deben ser considerados como ventajas.

“El nivel tecnológico hace que cada vez más mejoren las capacidades. Tenemos que resolver los problemas de forma veloz, dado que se habla de que en el futuro un 60 por ciento de las profesiones serán digitalizadas”, dijo.

“Si no se supera la brecha actual, la mujer pasará a estar relegada”, advirtió.

La herramienta es una mayor alfabetización digital, propuso De Monte. “El entorno digital nos está mostrando ventajas que deben ser usadas por las mujeres al entablar un emprendimiento, hay que asumir ese papel”, demandó la italiana.

“La digitalización de la economía es el futuro, es imposible concebir un desarrollo si no están incorporadas las Tecnologías de la Información y la Comunicación”, abundó Rodríguez-Piñero.

Cláusulas de género en los acuerdos comerciales de la UE

El empeño de la UE por reducir la desigualdad de la mujer ha llevado al Parlamento Europeo a aprobar el 13 de marzo de 2018 una resolución que exige que los acuerdos comerciales que firma o renegocia con sus socios incluyan una cláusula de genero.

Un caso concreto que se está negociando es con Chile, al que el PE ha pedido “estadísticas desagregadas por sexo” para conocer la realidad en el país y comprobar ”cómo el acuerdo beneficiará a trabajadoras y empresarias”, explicó la eurodiputada española.

“Desde hace muchos años, siempre se consideró a la política comercial como neutral. Esto no es así y hay que incorporar esa perspectiva como un paso para entender cómo funcionará esto en la población de mujeres de Latinoamérica y Europa”, agregó.

“No puede ser que la mitad de la población excluya a su otra mitad y que se negocien acuerdos que no sean inclusivos. Estos deben ser iguales y beneficiosos para todos”, opinó.

De momento, un 20 por ciento de los acuerdos comerciales de la Unión con socios no europeos incluyen una referencia a los derechos de las mujeres.

Por Raquel Sánchez, con edición de Julia R. Arévalo

Aviso legal

Este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto. En cumplimiento de la legislación aplicable, los autores entrevistaron a ciudadanos, editores o medios de comunicación, quienes son los únicos responsables por sus contenidos. El Parlamento Europeo tampoco debe ser considerado responsable por los perjuicios directos o indirectos que puedan derivarse de la implementación del proyecto.