La UE pide diálogo en Honduras tras comicios con “muchas malas prácticas”

56bdb_honduras_protestas1.jpg

Tegucigalpa (EuroEFE).-  “Hemos comprobado, con hechos, muchas malas prácticas” en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017 en Honduras, pero en el cotejo de las actas de los partidos con las del cuestionado Tribunal Superior Electoral (TSE) “no hemos encontrado diferencias”, asegura la eurodiputada Marisa Matías, jefa de la Misión de Observación Electoral de la UE (MOE-UE) al regresar al país para presentar el informe final de los observadores.

“Con el acceso que tuvimos a las actas que nos fueron transmitidas por los partidos politicos y la confrontación con las actas que estaban publicadas en el Tribunal Superior Electoral no hemos encontrado diferencias”, precisa en la rueda de prensa de presentación del informe, que para la oposición “se ha quedado muy corto”.

La primera impresión de los observadores liderados por la portuguesa Matías era que el proceso electoral iba razonablemente bien. Destacaban el “civismo” y la “pacificación” que apreciaron durante la campaña y la jornada de votación. Pero pronto surgieron dudas sobre la limpieza del escrutinio: Matías pidió al TSE atender todas las impugnaciones y no apurarse a proclamar vencedores. La OEA, que también tuvo observadores en el país, llegó a demandar que se repitieran los comicios.

El candidato a la Presidencia de la opositora Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, nunca ha aceptado la victoria de Juan Orlando Hernández, que repite como presidente después de conseguir presentarse para la reelección gracias a un polémico fallo de la Corte Suprema.

En rueda de prensa en Tegucigalpa el 5 de marzo de 2018, Matías presentó el informe final de la MOE-UE en Honduras que también entregó oficialmente a la canciller del país, María Dolores Agüero, y pidió diálogo para solucionar la crisis postelectoral:

 

 

 

 

“Reiteramos que, dado el clima de polarización política que vive el país, el diálogo politico es más importante que nunca y que cualquier reforma (electoral) debería basarse en amplios consensos”, dijo. Puntualizó que el diálogo debe “incluir a todos los actores políticos”. 

Condena de las víctimas en protestas postelectorales

Nasralla insiste en que el TSE hizo fraude para favorecer a Hernández, reelegido bajo la bandera del Partido Nacional, y ha promovido protestas callejeras, algunas de ellas con actos de vandalismo, que han dejado más de treinta muertos. 

La jefa de la misión de la UE lamentó y condenó las muertes durante las protestas postelectorales y reiteró “su llamado a las autoridades hondureñas a respetar el derecho a la manifestación pacífica”. 

 

Sobre la reelección de Hernández, dijo que la MOE-UE  “no puede entrar a valorar” la decisión de la Corte Suprema que le permitió concurrir como candidato, pero consideró que “sería conveniente abrir un debate que pueda conducir a un amplio acuerdo entre las fuerzas políticas para regular, en el ámbito político, una cuestión tan importante y sensible”. 

El asesor de la Alianza de Oposición Arístides Mejía, quien asistió a la presentación del informe de la misión europea, criticó el documento: “Se ha quedado muy corto”. 

El informe es “bastante deficiente en cuanto a las propuestas porque todos sabemos que el principal problema que tuvimos, aparte del fraude, es la falta de una segunda vuelta y ni siquiera se mencionó”, protestó Mejía en declaraciones a Efe. 

Polarización, desigualdad de recursos y “muchas malas prácticas”

Los comicios transcurrieron en “un contexto de fuerte polarización exacerbada” por la reelección que buscó el gobernante, admite el informe de los europeos. Y también que la campaña electoral estuvo “marcada por la desigualdad de recursos y de cobertura en los medios a favor del partido oficialista”, aunque la jornada de votación estuvo “bien organizada, transcurrió de manera pacífica y el escrutinio discurrió en condiciones de respeto a la voluntad de los votantes”. 

La UE considera necesario  “colmatar las lagunas” de la Ley Electoral en la regulación de los plazos que da el Tribunal Electoral para resolver impugnaciones, lo mismo que “agilizar” la resolución de los recursos presentados en la Corte Suprema de Justicia.

Durante la campaña electoral se registró el asesinato de seis activistas políticos, recoge también el reporte de la MOE-UE, junto como “muchas malas prácticas” como “la compra de votos”. 

La misión resalta que la adopción en 2016 de la Ley de Política Limpia representa “un avance indudable”, pues refuerza “las exigencias de transparencia” sobre la financiación y uso de los gastos de campaña y fija techos a los políticos. 

Entre las recomendaciones para futuros comicios en Honduras, destaca la necesidad de realizar “una depuración” del censo electoral, debido a que la presencia de fallecidos y emigrantes en el mismo “ha alimentado tradicionalmente suspicacias sobre el riesgo de suplantación de voto”. 

La MOE-UE expresa también la importancia de establecer la “obligación” de aportar pruebas que acrediten que los cambios de domicilio solicitados por los ciudadanos “son reales” para que sean reflejados en el censo electoral.

Asimismo, recomienda “eliminar” las competencias de los Tribunales Electorales Departamentales y Municipales en materia de consolidación de resultados electorales por “estar caídas en desuso” y  “dotar” a la Unidad de Política Limpia de “un presupuesto suficiente e independiente” para desarrollar sus tareas con “autonomía y eficacia”.

Por Anny Castro, con edición de Desirée García y Julia R. Arévalo

 

Aviso legal

Este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto. En cumplimiento de la legislación aplicable, los autores entrevistaron a ciudadanos, editores o medios de comunicación, quienes son los únicos responsables por sus contenidos. El Parlamento Europeo tampoco debe ser considerado responsable por los perjuicios directos o indirectos que puedan derivarse de la implementación del proyecto.