La complejidad del “brexit” tensa la cuerda entre Bruselas y Londres

El negociador jefe de la Comisión Europea (CE) para el “brexit”, Michel Barnier, insistía este lunes (4 de septiembre de 2017) en la necesidad de llevar a cabo “un trabajo mucho más sustancial” sobre Irlanda en la negociación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Mientras tanto, Londres se mostraba dispuesto a “intensificar” el diálogo con Bruselas en varios puntos sustanciales ante la falta de avances, de lo cual se queja el ejecutivo de la Unión Europea (UE).

“La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea tiene potencialmente un extraordinario impacto negativo en Irlanda y en la isla de Irlanda y, por eso, en la primera fase de la negociación sobre el ‘brexit’ Irlanda es una de las tres grandes cuestiones en las que se necesita un progreso suficiente antes de avanzar a las cuestiones más amplias de comercio, transición y relaciones futuras”, explicaba Barnier.

“Estamos listos para intensificar las negociaciones. No hay nada acordado formalmente, pero es algo que podemos hablar. Lo habitual en una negociación es que, a medida que pasa el tiempo, el ritmo aumente”, argumentaba una portavoz oficial de la primera ministra británica, Theresa May.

Mientras una y otra parte se cruzan críticas, derivadas de la complejidad de las negociaciones, ¿en qué punto está el proceso de “divorcio” de Reino Unido de la UE, previsto para 2019? Esta infografía de EURACTIV, socio de EFE, aporta algunas claves.

Acceda a la versión en PDF de la infografía (en inglés)