¿Te saltas el desayuno?: una pésima idea

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE) .- ¿Por qué si el desayuno está considerado la principal -y más importante- comida del día, millones de europeos todavía se lo saltan o desayunan mal? La Unión Europea (UE) hace hincapié en la necesidad de que los europeos sigan una dieta equilibrada, entre otros objetivos para luchar contra la “epidemia” de obesidad en Europa, y en ese contexto,  el desayuno podría ser un vital aliado, según se explica en esta infografía de EURACTIV, socio de EFE.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que más del 60% de los niños que tienen sobrepeso antes de llegar a la adolescencia también lo padecerán de adultos. Y ahora que se acercan las festividades navideñas, y con ella los excesos calóricos, el dato pone en evidencia con mayor claridad todavía la necesidad de una alimentación equilibrada.

Sin embargo, a pesar de que existe un consenso casi general sobre la importancia del desayuno,  muchos adultos todavía se lo saltan, alegando las “prisas” y el estrés de las mañanas, presionados por el reloj.

Por otro lado, las costumbres  de los adolescentes de entre 11 y 15 años en la Unión Europea  respecto a la primera comida del día es muy variable, y en muchos casos preocupante: desayunos poco nutritivos, en los cuales predomina la bollería industrial, y muchas veces ningún desayuno sólido.

Conseguir que los europeos opten por una dieta sana y equilibrada es uno de los elementos fundamentales en la agenda de la UE de cara a reducir los elevados niveles de obesidad en el bloque comunitario, incluido el aumento progresivo de la obesidad infantil.

El desperdicio de alimentos en el desayuno

Por otro lado, según un estudio publicado esta semana, el 28% de la población en España desperdicia alimentos. Según el análisis “Kellogg Breakfast Food Waste 2018”, en nuestro país la preparación del desayuno y el tiempo que dedicamos a esa tarea no ayudan a reducir ese preocupante guarismo. De acuerdo con los expertos, las principales causas del desperdicio alimentario en los desayunos son el exceso de las raciones (35%), las prisas (27%) y los gustos particulares (27%).

El 97% de la población española manifiesta que intenta reducir el desperdicio de comida, pero todavía un 28% reconoce que desperdicia alimentos de desayuno.

Por otro lado, el estudio revela que el 22% de los hogares españoles que consumen cereales de desayuno acaba tirando una parte a la basura. El 21% de estos hogares dice tirar una caja llena de cereales cada mes. Y es que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se desperdicia, lo que equivale a cerca de 1.300 millones de toneladas al año y gran parte de ellos se produce en el desayuno, según apunta el estudio.

Los datos del estudio fueron extraídos de la encuesta online realizada por YouGov Plc entre el 19 y el 25 de julio de 2018, sobre una muestra de 1.018 adultos. Las cifras han sido ponderadas y son representativas de todos los adultos de España (mayores de 18 años).

De hecho, la UE reconoce los beneficios de adoptar una dieta equilibrada sumada al ejercicio físico regular para, entre otros objetivos, prevenir enfermedades crónicas, como la obesidad, la diabetes y las patologías cardiovasculares.

La sostenibilidad de los sistemas sanitarios y las enfermedades crónicas en la UE: el informe de Bruselas

Y es que las enfermedades crónicas, asociadas a una mayor expectativa de vida de los europeos, son un pesado lastre financiero que pone en riesgo la sostenibilidad futura de los sistemas de seguridad social del bloque comunitario, lo cual hace necesario reformas a corto y medio plazo, según el informe publicado por la Comisión Europea en noviembre de 2017, en el cual se detallaba la situación en cada uno de los 28 socios del bloque, entre ellos España.  

Numerosos estudios demuestran que aplicar pequeños cambios en las rutinas diarias, entre ellos el ejercicio frecuente, una dieta equilibrada y no saltarse el desayuno en las mañanas, pueden contribuir -a la larga- a mejorar el estado de salud general del individuo.

Por ello, sería necesario aumentar los esfuerzos en todos los socios de la UE  para promover estilos de vida saludables mediante una dieta adecuada y la práctica regular de deporte, sin olvidar la importancia del desayuno.

Las actividades desarrolladas hasta la fecha por la plataforma de la UE en pro de la dieta, el deporte y la salud, y el grupo de alto nivel en nutrición y actividad física, son buena muestra de la voluntad de los socios comunitarios europeos de abordar el asunto.

En ese sentido, el diciembre de 2017, EURACTIV organizó en Bruselas un taller con la participación de especialistas de alto nivel para debatir sobre todos estos retos, tanto a escala de la UE como a nivel nacional, en relación con las conclusiones del informe “The Importance of Breakfast in Europe Report”.

No obstante, a pesar de los esfuerzos e iniciativas para promover una dieta saludable en la UE y un peso adecuado, aún queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar los niveles óptimos, según ha quedado patente en las últimas estadísticas al respecto, divulgadas por Eurostat en abril de 2017, referidas a 2014.  

Para saber más: 

Colegios de la UE, ¿libres de bebidas azucaradas en 2018?

► España, entre los países de la UE con más tasas de tabaquismo y obesidad

Por Aymone Lamborelle (EA.com) y FH (EuroEFE.EA.es)