La presidencia finlandesa de la UE quiere una “economía del bienestar” para Europa

42b05_apekonenf9d7bec0_190b_cd48_918d_16519feb67b6_1_800x450.jpg

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE).- Avanzar de cara a un crecimiento más incluyente en Europa es una de las prioridades de la presidencia semestral finlandesa de la Unión Europea (UE). Sse trata, según explica la ministra finlandesa de Asuntos Sociales, Aino-Kaisa Pekonen, de promover una “economía del bienestar” para todos los europeos.

En entrevista con el portal europeo multilingüe EURACTIV, socio de EFE, Aino-Kaisa Pekonen, ministra de Asuntos Sociales y Sanidad del país escandinavo, asegura que es necesario conjugar crecimiento y bienestar social.

Aplicar una « economía del bienestar » suena más a buscar un cambio de paradigma más que a un simple objetivo de la presidencia semestral rotatoria de la UE, ¿Realmente el objetivo final es promover ese cambio más radical  en Europa?

La economía del bienestar pone el acento en la interrelación entre crecimiento económico y bienestar de la población. Se necesitan ambos, y uno refierza al otro. La verdad es que sí, necesitamos un cambio de modelo. No obstante, varios actores internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya lo han reconocido. Ahora le toca a la UE el ponerse al día en el mismo nivel del debate.

La presidencia finlandesa de la UE sólo tiene seis meses para poner las cosas en marcha. ¿Cómo se puede traducir en la práctica a escala de la UE esa visión del crecimiento incluyente y equilibrado ?

Finlandia asume la presidencia semestral rotatoria de la UE en un muy interesante período de transición, con un nuevo Parlamento, y una nueva Comisión que comienzan su tarea. Este es el mejor momento para comenzar a aplicar un nuevo enfoque.

Somos la primera presidencia (rotatoria de la UE) en aplicar una agenda estratégica para el Consejo. La nueva Comisión preparará su trabajo y confiamos en que la UE pueda llegar a un acuerdo sobre su futuro presupuesto durante nuestra presidencia.

De todas maneras, sabemos que apenas estamos promoviendo el debate sobre la « economía del bienestar », y esperamos que las próximas presidencias del Consejo de la UE : Croacia y Alemania, sigan trabajando a partir de esa base.

Uno de los mayores retos para la UE es la revolución digital, y su impacto tanto en el mercado de trabajo como en los sistemas de seguridad social. ¿Es la digitalización una amenaza o una oportunidad para la economía del bienestar ?

Nos gustaría pensar en la digitalización como en una oportunidad, a pesar de que tenemos que garantizar que esas oportunidades son igualmente accesibles para todos.

La educación desempeña un papel clave en garantizar que no se crean brechas digitales. Comenzamos nuestra presidencia con un evento importante, el “Silver Economy Forum” en Helsinki, en julio pasado, en el cual se debatieron asuntos como ¿cómo pueden las soluciones digitales ayudar a la gente mayor a vivir de manera más saludable y durante más tiempo?

Las soluciones digitales, en especial la inteligencia artificial, crearán nuevas oportunidades en las tareas de cuidados (a las personas mayores), por ejemplo. Tendremos más tiempo libre, lejos de la rutina y de los trabajos que requieren esfuerzo físico, para adoptar otras formas de trabajar. Tenemos que aprender a encauzar políticamente esos cambios, que se producirán en breve.

Parece difícil dejar de lado los temas de medioambiente cuando se habla de crecimiento sostenible. ¿Podemos garantizar una « economía del bienestar » sin una ambiciosa política climática ?

Un elemento clave de la economía del bienestar es que va, mano a mano, con la aplicación de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, y con los objetivos de desarrollo sostenible. Un enfoque horizontal es una prerrogativa.

La presidencia (semestral rotatoria) promoverá una ambiciosa política climática para la UE. Pero quiero subrayar que eso tiene que hacerse de una manera que sea socialmente sostenible. El deterioro medioambiental es la causa de muchos problemas sociales y sanitarios que a menudo afectan a los más vulnerables.

Por eso, yo diría que nuestro enfoque es muy coherente respecto a los objetivos climáticos y a otros objetivos medioambientales. En nuestro programa de gobierno, Finlandia tiene como objetivo convertirse en el primer país del mundo libre de (combustibles) fósiles, y una de esas metas es que Finlandia logre ser neutra en carbono para 2035. Todas las medidas tendrían que llevarse a cabo de una manera justa desde el punto de vista social, y que aglutine a todos los sectores de la sociedad.

Algunas de las iniciativas para construir una UE más social en el pasado se han enfrentado a la resistencia de algunos Estados miembros. ¿Le preocupan esas dificultades en su agenda para este semestre de presidencia ?

Como sabe, la agenda legislativa para el sector social es muy escasa en estos momentos. Acabamos de nombrar -la nueva composición- del Parlamento Europeo, y he tenido el privilegio de entrevistarme con muchos eurodiputados el pasado julio. Estoy seguro que la Eurocámara comenzará su trabajo muy pronto, para que así podamos avanzar con la Reglamento 883 (sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social), por ejemplo.

Subrayamos que el Pilar Europeo de Derechos Sociales tiene que aplicarse de manera eficaz, y en ese sentido esperamos que la nueva Comisión Von der Leyen presente pronto una propuesta en ese sentido. Por nuestra parte apoyaremos a las próximas presidencias (semestrales del bloque) cuando traten esas propuestas.

Uno de los focos centrales de la economía del bienestar es la igualdad de género. La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, parece comprometida a eso también. ¿Qué puede hacer la UE en ese sentido, que no se haya hecho ya ?

En general, y en cuestión de economía del bienestar, el género es un asunto muy importante. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) vaticina que diferentes medidas para mejorar la igualdad de género en la UE supondrían un aumento del PIB en casi un 10 % para 2050.

Comparado con el sector social y sanitario, donde las competencias de la UE son bastante limitadas, el tema de género proporciona grandes oportunidades para que la UE tome medidas. Por ello, instamos a la nueva Comisión a adoptar una estrategia de alto nivel de Igualdad de Género, la cual debería tener como objetivo, por ejemplo, reforzar el presupuesto para (fomentar) la igualdad de derechos de género.

¿Cómo encaja la propuesta de Von der Leyen de garantizar un salario mínimo europeo en el enfoque de la « economia del bienestar » ?

Hasta donde yo sé, no hay propuestas formales para ello, de momento, pero, por supuesto, sabemos que es un asunto importante para algunos Estados miembros, sindicatos y sociedad civil. Algunos documentos interesantes sobre ese asunto se han preparado en el marco del Comité de Protección Social.

Nuestro programa de gobierno indica que es clave (contar) con una reglamentación básica actualizada de derechos sociales y de vida laboral, junto con una aplicación más eficaz (de esas normas) . Todo eso es vital para reforzar la dimensión social de la UE.

Por eso no tenemos miedo a tratar ese asunto. Estoy de acuerdo con la presidenta electa de la Comisión, quien aseguró que se debería implementar un salario mínimo europeo, ajustado a cada contexto nacional, a través de acuerdos colectivos o disposiciones legales.

Finlandia, igual que otras presidencias anteriores, propone reforzar la dimensión social del Semestre Europeo. ¿Qué propondría que otros no hayan propuesto antes ?

En primer lugar, nuestra presidencia se produce en un momento crucial, y tenemos una gran oportunidad de influir decisiones estratégicas a largo plazo. La dimensión social ha existido en Europa desde el principio, y el bienestar de la población es uno de los objetivos clave de la UE y de sus Estados miembros, según los Tratados y la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

No obstante, admitimos que es necesario un mayor equilibrio entre progreso económico y cohesión social. El mundo esta cambiando rápidamente y eso es un reto tanto para la economía de Europa como para el bienestar de sus ciudadanos. Esos retos se asumen mejor cuando no trabajamos aislados, sino reconociendo el nexo entre bienestar y economía.

En su programa, usted aboga por un enfoque horizontal a la hora de hacer política por parte de quienes toman las decisiciones en la UE y por los Estados miembros. ¿Tenía la presidencia finlandesa eso en mente cuando preparó su programa ? ¿Es operativa la estructura de la UE en ese sentido ?

Nuestro programa está muy enfocado a lograr objetivos. Está claro que asuntos como el cambio climático – y también la política social- toca a todos los sectores. Durante nuestra presidencia previa, en 2006, Finlanda lanzó el concepto de « (chequeo de) salud en todas las políticas ». La economía del bienestar tiene mucho de ese enfoque.

Eso significa que no necesitamos por fuerza nuevas competencias, tampoco necesitamos per se nuevas estructuras. No obstante, para dar un ejemplo, tendríamos que convocar reuniones conjuntas entre ministros de economía y asuntos sociales en el futuro.

Durante su primer discurso ante el Parlamento Europeo, von der Leyen dijo que « no es la gente quien sirve a la economía. Es la economía la que está al servicio de nuestra gente ». ¿Tiene confianza en contar con ella como aliada en este punto ? ¿Cuál es su visión de una Europa más social, que (Von der Leyen) ha presentado ?

Como he dicho anteriormente, elogio las primeras intervenciones de la señora Von der Leyen, y cómo da prioridad a la dimensión social. Algunas partes de su programa podrían haber sido tomados de nuestra agenda de la presidencia. Nuestro programa de gobierno especifica que en un Estado del bienestar nórdico, la economía es gestionada para la gente, no al revés.

No obstante, tenemos que esperar a ver el programa de trabajo de la nueva Comisión. Haremos el máximo esfuerzo para intentar influir en ese documento.

Por Beatriz Ríos (EA.com) / F.Heller (EuroEFE.EA.es)

Para saber más:

Página de la presidencia semestral finlandesa del Consejo de la UE