López Aguilar, dispuesto a dar la batalla por la reforma migratoria en la UE

dea7b_11111lopez.jpg

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El nuevo presidente de la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior de la Eurocámara, el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, quiere plantar cara a los Estados miembros y desbloquear en esta legislatura la reforma del sistema de asilo europeo, para la que reclama más solidaridad. 

En un entrevista con Efe, López Aguilar afirmó que uno de los grandes retos de su presidencia de esta comisión, que encabezará durante dos años y medio, será “plantarle cara al Consejo (los países de la UE) representando al Parlamento Europeo”. 

“Plantarle cara significa exigirle al Consejo que deje de ser el eslabón disfuncional en el proceso de decisión y el proceso legislativo europeo”, explicó López Aguilar, presidente de este órgano por segunda vez tras haberlo sido ya entre 2009 y 2014. 

El socialista canario subrayó que su comisión es “la más relevante desde el punto de vista legislativo”, ya que, a su modo de ver, la dimensión política de la construcción europea se refleja en “el espacio de libertad, justicia y seguridad” que es hoy la Unión Europea. 

Sin embargo, reformas como la de las reglas internas en materia migratoria -el denominado reglamento de Dublín-, una de las muchas sobre las que se pronuncia la comisión de Libertades Civiles, llevan años en punto muerto. 

“Hace tiempo que el Consejo bloquea sistemáticamente la legislación europea en este ámbito, que es el más importante y prometedor de la construcción europea”, lamentó López Aguilar. 

Así, “en pie de igualdad”, se dirigió a los Estados miembros para pedirles que desbloqueen estas reformas en materia migratoria y aseguren la solidaridad entre países en cuanto a flujos migratorios y demandantes de asilo. 

“No es una cuestión que concierna a Malta, Italia, Grecia o España por tener una frontera vulnerable a la orilla sur del Mediterráneo, sino que concierne al conjunto de la UE”, advirtió López Aguilar. 

Además, insistió en la necesidad de abrir vías legales de acceso a la Unión Europea a través del sistema de visados humanitarios que el Parlamento Europeo reclamó a finales de 2018, una propuesta de la que fue ponente él mismo. 

López Aguilar se refirió también a la dimensión de justicia de su tarea al frente de la comisión de Libertades Civiles del PE, un ámbito en el que, reconoció, “se ha deteriorado la confianza mutua en la que se basa el reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales”. 

“Debe haber reconocimiento y confianza mutua entre Estados constitucionales de derecho. (El deterioro) se ha traducido en casos llamativos e incluso escandalosos de incumplimiento de los mandatos vinculantes de la euroorden”, señaló, en referencia a la euroorden emitida por la justicia española contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que no prosperó ni en Bélgica ni en Alemania. 

“No es entendible ni aceptable que haya órganos judiciales de un Estado miembro que denieguen la cooperación judicial directa a la que les obliga el derecho europeo en vigor. La euroorden es derecho europeo en vigor”, añadió el eurodiputado canario, que recalcó que este defecto “ha sido aprovechado torticeramente en el discurso separatista, de manera injusta y faltando a la verdad”. 

En cualquier caso, López Aguilar recalcó que “la crisis catalana no es una cuestión europea”, sino que “el secesionismo catalán pretende hacer daño a la reputación constitucional de España planteando la cuestión catalana como si fuese una cuestión de derechos fundamentales”. 

“Han fracasado estrepitosamente intentando dimensionar la cuestión con alcance europeo, intentando presentar la cuestión catalana como si fuese un caso de incumplimiento por parte de España del derecho europeo”, afirmó el eurodiputado socialista. 

El presidente de la comisión de Libertades Civiles recordó que tanto el Parlamento, como el Tribunal de Justicia de la UE, como la Comisión mantienen que la cuestión catalana solo afecta a los fundamentos del derecho europeo en tanto que todos los países de la UE están vinculados por el imperio de la ley. 

“El Estado de derecho es determinante, no se puede estar en la UE y al mismo tiempo pretender quebrantar el imperio de la ley y mucho menos unilateralmente”, subrayó López Aguilar. 

El eurodiputado criticó que iniciativas a nivel comunitario, como la promovida por el propio Puigdemont para pedirle a Bruselas que sancione a España por incumplimiento de valores fundamentales europeos, demuestran “no ya un desconocimiento, sino un desprecio por el sentido común y por el entendimiento del derecho europeo”. 

La Comisión optó por no registrar esta propuesta de Iniciativa Ciudadana Europea al considerarla “inadmisible sobre la base de su plan jurídico y manifiestamente fuera de las atribuciones de la Comisión en virtud de los tratados europeos”.

 

Por Laura Zornoza (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► Merkel apoya que Von der Leyen quiera reformar el Protocolo de Dublín

 El asilo, una reforma existencial para la UE

 Convención de Dublín sobre asilo