Planas: la UE hace una “gran labor de estabilización” en el terreno comercial

ba7d4_637011174295325565.jpg

Madrid (EuroEFE).- El ministro español de Agricultura, Luis Planas, cree que “la UE está haciendo, en un contexto complicado, una gran labor de estabilización”, en el terreno comercial, según ha dicho en una entrevista con Efe, en la que se mostró, pese a las dificultades actuales, optimista repecto al futuro de los acuerdos comerciales.

“La UE está haciendo, en un contexto complicado, una gran labor de establización. No en un marco general, pero sí en la conclusión de acuerdos regionales que tienen un gran valor”, ha dicho el ministro español, que afirma que la “puesta en tela de juicio” de un comercio internacional basado en reglas y normas “no es buena” para el crecimiento económico ni para el sector agroalimentario.

Según el ministro, “el comercio basado en reglas y la estabilidad de las últimas dos décadas ha saltado por los aires, sobre todo por la guerra comercial entre Estados Unidos y China”.

Hasta ahora hemos limitado sus efectos sobre el sector agroalimentario”, señala, “pero evidentemente al Gobierno y la Unión Europea (UE) nos preocupa que se extienda al campo agroalimentario esa batalla comercial internacional”.

Las exportaciones de los sectores agroalimentario y pesquero español han crecido un 3,5 % en los primeros cinco meses del año pese al contexto “problemático” marcado por las tensiones comerciales globales, por lo que el balance es “positivo”, según el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas.

 Según el avance de Comercio Exterior, entre enero y mayo las exportaciones del sector agroalimentario ascendieron a 22.794 millones de euros, mientras que las importaciones se situaron en 15.954,5 millones, lo que supone un superávit de 6.839,5 millones.

El ministro destaca que el acuerdo comercial con Canadá ha permitido al sector español incrementar sus ventas un 90 % en dicho destino.

El acuerdo con Mercosur

Respecto al acuerdo firmado con Mercosur, Planas detalla que “se ha concluido la parte política”, pero aún no se conocen “las 1.500 páginas técnicas”.

No obstante, resalta que se ha conseguido “que se respeten las Indicaciones Geográficas Protegidas, las normas europeas en materia de medioambiente y las normas internacionales en materia de legislación laboral y en materia de productos fitosanitarios”.

Tras subrayar la importancia que supone este mercado -260 millones de personas, 55 millones de ellos hispanohablantes-, el ministro precisa que “la ratificación dura al menos 2 años, más un período transitorio de unos 8 años”.

“Estamos hablando de una perspectiva de unos 10 años”, apunta.

El Gobierno ha creado un grupo de seguimiento para hacer un análisis de los distintos sectores y, según Planas, habrá mejores ventas en vino y “sin duda en aceite de oliva se nos abren grandes mercados como el brasileño”. Sin embargo, añade, otros pueden tener “mayores dificultades”, como azúcar, cítricos o vacuno.

“Pero habrá que ver qué medidas tenemos, y existe la posibilidad de una cláusula de salvaguardia, que está ahí en el contenido y que puede activarse por parte de la Comisión Europea (CE) a solicitud de los Estados miembros”, remarca.

Los efectos de un “brexit” duro

Respecto a la posibilidad de un “brexit duro”, reconoce que se está “ante una situación inédita”, aunque prefiere ser “positivo” y trabajar para “controlar los efectos”.

Según Planas, “la obligación del Gobierno, y lo ha hecho, es adoptar con la CE todas las medidas que sean necesarias para poder responder” si se produce.

El Reino Unido es uno de los destinos principales del sector agroalimentario dentro de la Unión Europea, una razón que, a su juicio, “abona que defendamos que la salida sea de la forma mas ordenada posible y los efectos sean limitados”.