Roberto Viola, director en DG Connect: “Europa necesita dar prioridad a las inversiones en la nube”

129cc_avioleta2019_01_16_roberto20viola_bucharest_ro_03_800x450.jpg

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE).- En comparación con otros actores clave en la escena digital, la Unión Europea (UE) necesitaría apretar el acelerador y aumentar sus inversiones en el sector, asegura Roberto Viola, director de Redes de Comunicaciones, Contenido y Tecnología en la Dirección General (DG) Connect en Bruselas. El objetivo final es lograr una mayor independencia y potenciar los servicios en la nube, asegura.

Viola es el máximo responsable en la Dirección General de la Comisión Europea para Redes de Comunicación, Contenido y Tecnología (DG Connect), y fue entrevistado esta semana por el portal EURACTIV.com, socio de EFE.

Se suele decir que los datos en nuestra sociedad son más valiosos que el petróleo. ¿Cómo hemos llegado a esta situación ?

Durante los últimos dos años, el 90 % de los datos en el mundo fueron generados por el desarrollo de las tecnologías digitales y el internet de las cosas. Cada día se crean cerca de 2.5 quintillones de bytes de datos.

Los datos se han convertido en un recurso de infraestructura mediante la cual los mismos datos pueden ser usados y reutilizados, para abrir muchas nuevas oportunidades, o para, en definitiva, generar beneficios para toda la sociedad en maneras que no se habían imaginado en el momento en el que se crearon. Hacemos el máximo esfuerzo para impulsar la innovación impulsada por los datos y para desarrollar soluciones de Inteligencia Artificial en la UE que beneficien a nuestras economías y sociedades.

En el terreno de la economía europea generada por los datos, ¿Qué se podría hacer para garantizar que la UE aprovecha al máximo las oportunidades, al tiempo que se mantiene la protección de la intimidad personal ?

La UE cuenta con un amplio mercado para contenido “online” y para servicios basados en los datos. La nube puede proporcionar una casi ilimitada capacidad ampliable de computación y almacenamiento que apuntala toda la actividad digital de pequeñas y medianas empresas (Pymes), además de las administraciones públicas. Es esencial amplicar las normas existentes de (protección) de los consumidores y de protección de datos para garantizar que los avances en materia digital son compatibles con los valores europeos y con el interés estratégico.

Esas normas y estándares tienen que ser aplicables y legalmente vinculantes en todo el territorio de la Unión, y sobre todos los actores que acceden a nuestro mercado con el objetivo de garantizar condiciones igualitarias para todos y una competencia libre y justa, y para una industria fuerte, que cumpla con la GDPR (la nueva norma europea de protección de datos).

Además, estamos debatiendo con los Estados miembros, la industria y otros actores clave, la creación de ‘espacios de datos europeos comunes’, en determinados sectores. Si logramos aumentar el conjunto de datos existentes en la actualidad en determinados socios hasta el nivel de la UE podríamos competir a escala global. Nuestra propuesta para un Programa Digital Europeo ayudará a financiar esas actividades.

¿Podría darnos algunos ejemplos concretos de cómo está ya ayudando la iniciativa europea en la nube a la investogación y el desarrollo en algunos sectores europeos ?

La “European Open Science Cloud” permite que los investigadores combinen múltiples bases de datos y servicios, desarrollados por diferentes organizaciones en Europa, para predecir la propagación de especies peligrosas e invasoras en el Mar Mediterráneo y para destacar las zonas de alto riesgo para los bancos de pesca y la seguridad sanitaria en esa zona.

Otro ejemplo es el uso de recursos de la nube junto con computación de alto rendimiento y de métodos de la Inteligencia Artificial para prever y gestionar amenazas de catástrofes naturales y eventos (climáticos) extremos que han conducido a más de un millón de víctimas y tres billones de euros de pérdidas económicas en los últimos 20 años. Hay ejemplos similares en otros sectores, como la observación del ciclo del carbono, el (análisis) de imágenes moleculares con fotos y neutrones, o el legado cultural digital. Además, la UE ha invertido cerca de 200 millones de euros en investigación e innovación en tecnologías de computación en la nube desde 2014.

Algunos proyectos de investigación interesantes como el ‘proyecto SUNFISH’ se ha traducido en el desarrollo de “federaciones de nubes” del sector público, utilizando ‘blockchain’ (cadenas de bloques) para compartir datos sensibles entre ellos registros penales, detalles de contribuyentes y datos sobre salud entre las administraciones públicas.

Hay numerosos riesgos vinculados con la concentración de ‘big data’. En cuestión de ciberseguridad, ¿qué medidas se están tomando para garantizar que la iniciativa europea en la nube tiene las salvaguardas adecuadas para evitar que los datos se utilicen con fines no deseados?

Las infraestructuras y servicios seguros en la nube son esenciales para suministrar cualquier análisis de ‘big data’, inteligencia artificial, y servicios de cadenas de bloques. Desde diciembre de 2017, la Comisión ha estado facilitando un trabajo de autoregulación del Grupo Europeo de Trabajo sobre Servicios en la Nube, el cual está compuesto por varios sectores involucrados, entre ellos las autoridades nacionales de ciberseguridad, los suministradores de servicios en la nube, entidades privadas de certificación, universidad y usuarios finales.

En junio de 2019, el grupo logró su objetivo : presentar sus recomendaciones finales para un programa europeo de certificación en la nube. El 27 de junio de 2019 entró en vigor la Ley sobre Ciberseguridad, sobre cuyas bases, la Comisión Europea, con apoyo de la agencia europea para la ciberseguridad (ENISA) puede fijar un sistema europeo de certificación de ciberseguridad para la nube.

Para saber más:

 Europe must ‘prioritise investments’ in cloud, EU digital chief says (entrevista completa en inglés)

Por Samuel Stolton (EA.com)/ F. Heller (EuroEFE.EURACTIV.es)