Sentsov: “Detener la importación europea de gas sería un golpe duro a Rusia”

El director de cine ucraniano Oleg Sentsov, premio Sajarov a la libertad de conciencia, durante su discurso en el PE. [EFE/EPA/PATRICK SEEGER]

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El cineasta ucraniano Oleg Sentsov, premio Sájarov a la libertad de conciencia de 2018, explica en una entrevista con Efe que la Unión Europea debería centrar sus sanciones en la industria gasística rusa para hacer daño al Gobierno de Vladimir Putin, pero aún no está preparada para ello.

Sentsov, presente en Estrasburgo para recoger el premio en mano, ya que estaba en la cárcel cuando le fue concedido, había sido condenado a 20 años de prisión en Rusia tras ser declarado culpable de perpetrar dos ataques terroristas en Crimea, anexionada por Rusia en 2014, si bien fue liberado en un intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania en septiembre tras cinco años cautivo.

P: Han pasado más de dos meses desde que salió de la cárcel. ¿Cómo está? Ha estado viajando mucho.
R: Estoy bien. He estado viajando mucho pero no por placer sino por una causa. Me estoy dando cuenta de que estoy en el punto de mira y estoy intentando enviar un mensaje, que es importante para mi país y mis conciudadanos.

P: Sabiendo que le llevaría a la cárcel, ¿se arrepiente de haber formado parte de la resistencia contra la anexión rusa de Crimea?
R: No, en absoluto, no me arrepiento. Si tuviera la oportunidad lo haría exactamente igual de nuevo. Creo que me libré bastante fácilmente, no me quedé en la cárcel y mi cadáver no está enterrado en alguna parte de un bosque. Es un final feliz.

Activistas rusos muestran carteles con el eslogan “#Save Oleg Sentsovv” (lit. Salvemos a Oleg Sentsov) durante una marcha para pedir la libertad del director de cine ucraniano Oleg Sentsov, en Kiev, Ucrania. EFE/ Stepan Franko

P: Con la perspectiva del tiempo que ha pasado, ¿cree usted que el intercambio de prisioneros significará algo en el largo plazo para la normalización o resolución de las relaciones entre Rusia y Ucrania?
R: Esto no debería verse como la voluntad de (el presidente ruso, Vladimir) Putin de alcanzar la paz. Fue el queso en una trampa para ratones, está intentando pillar a (el presidente ucraniano, Volodomir) Zelensky desprevenido, no lo hizo por su bondad. Es un hombre malvado que está haciendo todo para lograr sus ambiciones, para controlar todos sus países vecinos, no solo Ucrania también Georgia, Moldavia y Bielorrusia. Y a aquellos que se pronuncian en su contra les castiga, no se puede confiar en él, es un asesino cruel y dictador.

P: Ha venido a Estrasburgo a recoger el premio Sájarov del Parlamento Europeo. ¿Cree que la UE hace suficiente en materia de sanciones y en presión a Rusia por los derechos humanos o los presos políticos?
R: La UE hace mucho y estamos muy agradecidos por ese apoyo, pero por supuesto se puede hacer más. La UE no tiene las herramientas para hacer una presión real, no está preparada para aplicar sanciones a la industria gasística rusa, para detener la importación de gas e hidrocarburos en Europa. Eso funcionaría, sería un golpe durísimo a Rusia, pero la UE no está preparada para hacerlo. Se aplican algunas sanciones pero no tienen efecto en Putin. Su reputación puede haber sufrido un poco. Quiere ser alguien que inspire respeto en todo el mundo y hoy todo el mundo intenta darle la espalda, algo desagradable para él. Pero esto no disminuye sus ambiciones, esto es lo que le empuja a seguir.

P: ¿Cree que la UE entiende la figura de Vladimir Putin y lo que significa para Rusia?
R: La gente con la que he hablado lo entiende, especialmente los políticos de los países bálticos y de Polonia, porque tienen el recuerdo de ser invadidos por Rusia en los años 40. Otros no entienden lo que está pasando y se creen las historias que narra Rusia y no se dan cuenta de que Rusia es un país horrible, comparable al Tercer Reich. Tal vez no sea una comparación históricamente precisa, pero es cierta. Es lo mismo, alguien llega al poder y lleva al país al abismo. Tal vez no han muerto millones, pero sí miles, porque Putin ha intentado cumplir sus ambiciones. A la gente le han lavado el cerebro con propaganda, la gente está preparada para sacrificar su bienestar económico porque (Putin) dice que Crimea ahora es rusa, que el mundo respeta a Rusia. Putin juega con esos sentimientos y la gente le quiere, pero pagará por ello algún día porque esto no durará para siempre, es un país falso y va a colapsar tarde o temprano.

P: Si pudiera reunirse con los futuros presidentes de la Comisión o del Consejo, ¿qué les recomendaría hacer para lidiar con Rusia?
R: He tenido la oportunidad de hablar con algunos políticos de alto nivel y les pregunto: ¿entendéis lo que Putin es realmente? Le he preguntado a Macron si entiende cuál es la estrategia y las ambiciones reales de Putin. Si lo entiendes, puedes ajustar tu estrategia, pero si no la entiendes estás siendo naif y es fácil engañarte. Puede que los Estados miembros individuales no tengan mucho poder que usar contra Rusia, pero si todos nos unimos y creemos en los valores europeos y la integridad territorial lograremos algo. Si seguimos hablando de paz y reconciliación no lograremos nada. Esta reconciliación solo será posible cuando Rusia nos devuelva los territorios que ha ocupado, pague su contribución a la recuperación y se arrepienta de lo que ha hecho en nuestro país. Sin eso, no habrá reconciliación.