Thierry Breton: con información “mejor” y más “fiable” de China y la OMS, nos habríamos podido preparar mejor ante la pandemia

Breton

Thierry Breton, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

La Unión Europea (UE) se habría podido preparar mucho mejor ante la crisis sanitaria del coronavirus si China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hubiesen proporcionado “antes” información “mejor y más fiable”, según ha asegurado el comisario de Mercado Interior del bloque comunitario, Thierry Breton, en entrevista con el portal paneuropeo EURACTIV.com, socio de EFE.

En España, el país que conozco mejor, al comienzo de la pandemia hubo escasez de materiales sanitarios de protección. En su opinión, ¿cómo ha gestionado España la crisis del coronavirus?

No quiero opinar sobre países concretos. Pero todos lo hicieron lo mejor que pudieron. Es cierto que, al principio, pocos países cerraron sus fronteras (para las mercancías). No fue una buena reacción. Se reabrieron rápidamente. No quiero culpar a nadie, porque nadie estaba preparado para esta situación. En unas pocas semanas, nos organizamos.

Cuando estalló la crisis, había en la UE diez fábricas que producían mascarillas, ahora hay quinientas, porque pudieron transformar parte de su línea de producción. Si hubiésemos tenido antes información mejor y más fiable, probablemente nos habríamos podido preparar mejor. Pero nos faltaba información fiable. Y es cierto que a todos -la pandemia- nos ha pillado por sorpresa.

Cuando dice “información mejor y más fiable, antes”, ¿se refiere a la información proporcionada por China?

Sí, y tal vez también a la información de la OMS. No echo la culpa a nadie. Pero cuando tienes información, estás mejor preparado. Es obvio.

El fondo de recuperación anunciado por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, debería estar en funcionamiento el 1 de enero. ¿Qué sucederá si los parlamentos nacionales no ratifican el paquete para entonces?

En primer lugar, tengo que decir que este es, probablemente, uno de los momentos más importantes para la construcción de Europa. Por primera vez, si se aprueba el plan, la Comisión emitiría deuda en los mercados a una escala sin precedentes, para ofrecer 500.000 millones de euros en subvenciones y 250.000 millones de euros en créditos.

En segundo lugar, es un buen momento para debatir en los próximos años cómo proporcionar nuevos recursos propios a la Comisión. Por ejemplo, ampliando el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS), aplicando un mecanismo de ajuste de carbono o un impuesto digital. La Comisión emitirá deuda y la reembolsará, con vencimientos muy largos, de hasta 30 años, con recursos propios. Por lo tanto, sería injusto decir que algunos Estados miembros pagarán por los demás.

Entonces, ¿ve posible aprobar el paquete para esa fecha?

La aprobación de los 27 parlamentos nacionales podría hacerse rápidamente si contamos con el apoyo del Consejo Europeo y el Parlamento Europeo.

El turismo es otra de las industrias europeas más castigadas por la pandemia. Una docena de Estados miembros solicitaron un fondo de recuperación específico para el sector. ¿Hay algo concreto en el nuevo plan de recuperación para ellos?

Cada Estado miembro en el cual el turismo sea importante debe preparar un plan específico para el sector, con tres objetivos. En primer lugar, para ayudar a la industria en su conjunto, incluidos hoteles, bares, etc., para superar esta situación. El fondo de recuperación podría ser parte de la solución para los Estados miembros. En segundo lugar, los planes deben garantizar que podamos reabrir de manera segura.

La Comisión ofreció una “caja de herramientas” a los Estados miembros para armonizar algunos protocolos. En tercer lugar, deberíamos salvar la temporada. Sabemos que será difícil. Pero respetando las condiciones de las autoridades sanitarias, podremos abrir de nuevo. Hay mucho espíritu emprendedor en la industria, así que confiemos en comenzar a reabrir en las próximas semanas.

Algunos países recomiendan a sus ciudadanos hacer turismo nacional este verano. Otros están negociando para establecer “corredores turísticos seguros” (como España). ¿Cuál sería su recomendación?

Nuestra recomendación es respetar al máximo la situación epidemiológica en base a zonas. Por ejemplo, en Francia hay una “zona roja” y una “zona verde”. Es mejor actuar progresivamente en base a “zonas” que en función de “fronteras”. Esa es nuestra recomendación.