Dudas sobre la propagación del coronavirus en España, el segundo país con más casos en la UE

Unos operarios colocan una mascarilla a la figura principal de la plaza del Ayuntamiento, tras el aplazamiento "sine die" de las Fallas a causa de la epidemia del coronavirus, con la incógnita principal de quién asumirá los enormes costes que acarreará el desmontaje de los monumentos ya plantados y la suspensión de cientos de actos festivo. EFE/Kai Försterling

Madrid (EuroEFE).- La propagación del coronavirus en España, donde ha contagiado ya a más de 2.000 personas y ha provocado la muerte de casi medio centenar, casi la mitad en la Comunidad de Madrid, ha acrecentado el interés de los ciudadanos por despejar sus dudas sobre el comportamiento de la nueva enfermedad.

España es el segundo país europeo con más casos de coronavirus notificados hasta el momento (2.128, según el último resumen del Ministerio de Sanidad), después de Italia (con 10.146), y por delante de Francia (1.784) y Alemania (1.296).

El último resumen epidemiológico de los casos de coronavirus confirmados que el Ministerio de Sanidad español, que publica todos los días, informa de que en Europa hay un total de 18.484 notificaciones positivas de COVID-19 y más de la mitad corresponden a Italia.

La semana pasada España era el cuarto país europeo en número de casos, pero con el incremento que se produjo a partir del domingo ya supera a Francia y Alemania.

Según la fuente, en Italia hay 10.146 casos notificados, le sigue España (2.128); Francia (1.784); Alemania (1.296); Suiza (476); Holanda (382) y Reino Unido, con 373, como los países con más diagnósticos.

Por el contrario, en los que se han notificado menos casos de coronavirus son Ucrania, Mónaco, Lituania, Liechtenstein y Armenia, con uno en cada país.

En Gibraltar y Andorra también se ha comunicado un caso en cada territorio.

Desde el inicio del brote de Covid-19, se han contabilizado un total de 118.223 casos, de los que 80.921 han sido en China y 37.302 fuera de ese país.

Estas son algunas de las dudas que muchos españoles se plantean cuando intentan hacer lo más conveniente para prevenir y frenar el COVID-19:

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza, pero el COVID-19 parece comportarse como otros coronavirus, que pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones, entre ellas el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente.

Ante la sospecha de que una superficie puede estar infectada, hay que limpiarla con un desinfectante común para matar el virus, lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón y evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Se contagia por tocar monedas y billetes?

La enfermedad puede propagarse a partir del contacto con objetos o superficies que previamente hayan recibido gotículas procedentes de la nariz o boca de una persona infectada, pero el riesgo de infectarse por el contacto con monedas, billetes y tarjetas de crédito es muy bajo, incluso cuando estos objetos pasan por tantas manos.

¿El coronavirus desaparece con altas temperaturas?

Exponer al sol la ropa de cama y las toallas no sirve para matar el virus, pero sí lavarlas a unos 60 grados, porque esas temperaturas permiten aniquilar el patógeno.

¿Es más contagioso que una gripe?

Aparentemente, el nuevo coronavirus es hasta ahora más contagioso. Según estudios científicos, cada persona infectada parece contagiar a otras 2,2 como promedio, mientras que el ratio para la gripe estacional es de 1,3.

No obstante, las cifras de diseminación del COVID-19 corresponden a la primera fase de propagación y disminuirán a medida que se controle la enfermedad y los humanos desarrollen anticuerpos contra este patógeno.

¿Un paciente ya recuperado puede volver a contagiarse?

A finales de febrero, algunos pacientes dados de alta en China volvieron a dar positivo. El Centro para el Control y la Prevención de Epidemias de Cantón informó entonces de que en torno al 14 % de quienes habían sido dados de alta volvieron a registrar un positivo por coronavirus en pruebas posteriores.

En todo caso, no hubo una conclusión clara todavía sobre por qué se habían producido los positivos y se desconocía si esos pacientes podían ser infecciosos. Expertos en este tipo de enfermedades creen que quienes han superado la enfermedad pueden desarrollar anticuerpos capaces de bloquear el virus durante meses.

¿Las mascarillas protegen del virus?

Las mascarillas no son infalibles, por sí solas, aunque algunas pueden ser muy efectivas. La OMS recomienda el uso de mascarillas autofiltrantes con un nivel de protección mínimo de FFP2, según la normativa europea (N95, según la norteamericana) para quien presente síntomas respiratorios o para quien esté sano pero atienda a alguien sospechoso de haberse infectado.

En cambio, el resto de personas sanas no necesitan usar mascarillas porque no hay pruebas de que les vaya a proteger. Además, solo son eficaces si se combinan con un lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o bien con agua y jabón.

En todo caso, debe quedar claro que las mascarillas, incluidas las mascarillas clínicas planas y las de filtro N95, no deben reutilizarse porque, cuando se está en contacto próximo con una persona infectada, la parte frontal queda contaminada. Hay que quitársela sin tocar esa parte, deshacerse de ella y lavarse las manos con el procedimiento recomendado.