Lo que hay que saber para no perderse en la crisis del “brexit”

cbb73_1111boris.jpg

Londres/Bruselas (EuroEFE).- El complicado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) entra en momentos críticos por la suspensión del Parlamento la próxima semana y la cada vez más cercana fecha del “brexit” el 31 de octubre, de momento sin acuerdo.

¿Cómo está el proceso?

A la espera de posibles acontecimientos en los próximos días o semanas, el Reino Unido sigue teniendo fijada la fecha de su retirada de la UE el 31 de octubre, sin pacto alguno.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, que asumió el poder el pasado julio, se ha comprometido a cumplir con ese calendario, incluso si no hay acuerdo, y dejó claro que no está dispuesto a solicitar a Bruselas una tercer prórroga del “brexit”, después de las de los pasados meses de marzo y abril.

Ante el temor por la consecuencias económicas de una falta de pacto, por escasez de alimentos o medicinas y un encarecimiento de las mercancías que vienen de la UE, los partidos de la oposición se han movilizado para impedir que Johnson cumpla su promesa.

Así, la oposición consiguió en la noche del miércoles aprobar en la Cámara de los Comunes (baja) un proyecto de ley destinado a vetar un “brexit” duro y solicitar una prórroga de la retirada de tres meses -hasta el 31 de enero de 2020- si no hay acuerdo para el 19 de octubre.

¿Cómo está el veto de la oposición a un “brexit” duro?

El proyecto aprobado en los Comunes está ahora en manos de la Cámara de los Lores (alta), que se ha comprometido a terminar su tramitación parlamentaria este viernes, a la espera de que el lunes -día 9- reciba la sanción de la jefa de Estado, la reina Isabel II.

¿Por qué la urgencia a tramitar la ley que veta un “brexit” duro?

La tramitación fue impulsada por los partidos de la oposición británica y más de 20 diputados conservadores “rebeldes” temerosos de las consecuencias para el país de una falta de acuerdo ya que Johnson ha dispuesto la suspensión del Parlamento a partir de mediados de la próxima semana y hasta el 14 de octubre.

La oposición ha interpretado esta medida como un intento por impedir que los Comunes pudieran impedir su determinación a cumplir, como sea, con la retirada del país de la UE el 31 de octubre.

¿Qué quiere hacer Jhonson ante el veto de los comunes?

Después de que prosperase la legislación sobre el veto a un “brexit” duro, el primer ministro conservador ha optado por la convocatoria anticipada de elecciones generales.

Sin embargo, su propuesta de llamar a las urnas el 15 de octubre no ha prosperado ya que necesitaba el apoyo de dos tercios de los Comunes para la convocatoria, algo que no consiguió.

Esa exigencia está contenida en la ley electoral británica que fija cada cinco años la llamada a las urnas.

¿Por qué la oposición se opone a un adelanto electoral?

Si bien los partidos de la oposición apoyan unas elecciones, temen que esa convocatoria sea una maniobra de Johnson para -una vez obtenido luz verde de los comunes a los comicios- cambiar a último momento la fecha de la cita electoral y retrasarla para después del 31 de octubre, cuando el país ya habrá salido sin acuerdo.

Es por ello que los laboristas de Jeremy Corbyn exigen que el proyecto que veta el “brexit” duro se convierta primero en ley antes de apoyar una convocatoria de elecciones anticipadas.

¿Qué otra opción tiene Johnson para adelantar elecciones?

Otra alternativa es, una vez que esa ley del veto al “brexit” duro reciba la sanción real, presentar una moción en la que se indique que, “a pesar de la ley electoral”, el Gobierno quiere adelantar los comicios a una fecha determinada, para lo que entonces Johnson solo necesitaría una mayoría simple.

En caso de que haya elecciones, Johnson confía en que su carisma y popularidad entre una parte del electorado pueda ganar con mayoría absoluta.

¿Qué dice Bruselas?

La Comisión Europea (CE) reiteró este jueves que una nueva prórroga a las negociaciones del “brexit” debe ser “por una buena razón”, por lo que, en el caso de que el Reino Unido solicitara esa extensión, esperan información del Gobierno británico sobre cuáles son sus planes para ese periodo adicional.

“Cualquier extensión es una situación hipotética. Si la recibiéramos, correspondería a los Estados miembros acordar de forma unánime una solicitud así. Cualquier solicitud de prórroga debe ser por una buena razón”, explicó la portavoz comunitaria Mina Andreeva.

En cualquier caso, instó a esperar a que la solicitud se produzca de forma oficial antes de hablar sobre el razonamiento que plantee el Gobierno británico, así como el análisis que hará Bruselas al respecto. En este sentido, rechazó especular sobre si unas potenciales elecciones a mediados de octubre en el Reino Unido serían una motivación suficiente.

De producirse, se trataría de la tercera extensión que pide el Gobierno británico a las negociaciones de salida de la UE, que originalmente deberían haber acabado el pasado 29 de marzo, dos años después de la solicitud formal de la marcha.

La UE coincidió inicialmente una prórroga breve desde el 29 de marzo al 12 de abril para dar tiempo a la entonces primera ministra, Theresa May, a que se votara por tercera vez el acuerdo que su Gobierno había cerrado con la UE.

El acuerdo no superó el trámite parlamentario y la UE otorgó una nueva extensión, en esta ocasión hasta el 31 de octubre.

Respecto a las reuniones entre los equipos técnicos europeo y británico, que se están celebrando dos veces a la semana desde el inicio de este curso a petición del lado británico, la portavoz dijo que siguen “esperando a recibir propuestas concretas para poder debatirlas”. Además, recordó que la Comisión está “dispuesta y disponible” a trabajar de forma constructiva con Johnson y examinar a “cualquier propuesta concretas que pueda tener mientras sea compatibles con el acuerdo de salida”.

“Para que haya progreso en las negociaciones, es crucial que la UE reciba propuestas concretas sobre todos los cambios que el Reino Unido quiera ver”, puntualizó Andreeva. 

Por Virginia García y Laura Zornoza (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► Crisis en el Reino Unido: ¿Qué va a pasar?