Abogado del TJUE advierte contra la prohibición de importar aceite de cannabidiol a la UE

Promoted content

plantas

Un joven posa entre plantas en el llamado laberinto de Cáñamo al sur de Berlín, el 1 de septiembre de 2009. La plantación, de 20.000 metros cuadrados, se estableció en el verano de ese año para lograr la renaturación de un vivero de árboles que existió en la zona. La plantación está compuesta por plantas de Cáñamo "Fedora 17", que no poseen TetraHidroCannabinol (THC), el principio que constituye la substancia activa principal de la Marihuana. [EFE/SOERN STACHE]

Prohibir las importaciones de aceite de cannabidiol (CBD) de otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) podría ser contrario al derecho comunitario, ya que no hay evidencia científica que demuestre que los productos en base al cáñamo tengan efectos psicotrópicos, según una opinión no vinculante del Abogado General del Tribunal de Justicia del bloque comunitario (TJUE), ha informado EURACTIV.com, socio de EFE.

El pasado 14 de mayo un asesor del TJUE comentó, en una opinión legal, que la importación de CBD a la UE no se puede prohibir, en el marco de la libre circulación de mercancías dentro del bloque comunitario europeo.

El CBD es un compuesto químico más ligero extraído de plantas de cáñamo pero que contiene menos del 0,2% del principio activo tetrahidrocannabinol (THC).

El caso sobre el cual se ha pronunciado el abogado general del Alto Tribunal de la UE se refiere a la comercialización en Francia de Kanavape, un cigarrillo electrónico que utiliza aceite de CBD importado de la República Checa, donde se procesaron plantas de cáñamo orgánico.
Los fabricantes de cartuchos de Kanavape fueron sentenciados a 18 meses de cárcel por cargos relacionados, entre otros, con la posesión de drogas, y se les impuso una multa de 10.000 euros.

Dudas del Abogado General del TJUE sobre el marco legal específico en Francia

Como reacción a una investigación del tribunal francés de apelaciones, el Abogado General del TJUE Evgeni Tanchev cuestionó el actual marco regulatorio galo, que prohíbe la comercialización de productos derivados de toda la planta del cáñamo, incluidos aquellos que contienen el compuesto químico más suave, el CBD.

En opinión de Tanchev, esa prohibición general de importaciones a la UE de cannabidiol derivado del cáñamo no respeta el principio de precaución del derecho comunitario, ya que –asegura el letrado- el gobierno francés no ha identificado con claridad los supuestos efectos nocivos, en particular psicotrópicos, derivados del uso de aceite de CBD en los cigarrillos electrónicos.

Tanchev también señaló que el CBD, a diferencia del THC, no debe considerarse un narcótico según la legislación gala. Una opinión avalada por la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961 que no considera al CBD como tal.

Aunque la opinión de los abogados generales no es directamente vinculante, el TJUE suele guiarse por ese tipo de consejos legales antes de emitir sus fallos judiciales.

En ese sentido, está previsto que la máxima instancia judicial de la UE, con sede en Luxemburgo, emita su fallo en este caso en septiembre de este año.

No obstante, la opinión del Abogado General ya supone una “victoria simbólica” para la industria de CBD, ya que se prevé que el mercado para esos productos en la UE se incremente en un 400% para 2023, según un informe de Brightfield Group, una empresa de análisis de mercado.

En ese sentido, el subdirector de Kanavape, Antonin Cohen, aseguró que la duración del proceso, que se prolongó durante más de 5 años, y el hecho de que este tema haya llegado hasta la máxima instancia judicial comunitaria, demuestra el, a su juicio, vacío normativo que existe en la actualidad en relación con ese tipo de productos, y, en consecuencia, pone de manifiesto –asegura- la necesidad de que la UE ofrezca un marco legal claro para la producción y el uso del CBD no sólo en Francia, sino en todo el bloque comunitario europeo.

¿Una posible adecuación normativa en toda la UE tras el fallo?

Según los representantes legales de la empresa, si el TJUE confirma finalmente la opinión del Abogado General del Alto Tribunal, ello tendrá un impacto muy importante en la industria del CDB en toda la UE, ya que no solo requeriría que Francia adaptara su legislación, sino que también podría obligar a otros reguladores nacionales a volver a analizar las restricciones existentes relacionadas con productos derivados del cáñamo, en el marco de la libre circulación de mercancías dentro del espacio comunitario, una de las libertades fundamentales en el bloque .

La mención de que el CBD no debe considerarse un producto narcótico marca otro hito importante, según ACTIVE, la asociación comercial paneuropea para las empresas de cannabinoides y terpenos.

Esfuerzos para seguir profesionalizando el sector en Europa

“En los últimos cinco años, los consumidores y empresarios del sector del CBD han sido tratados como unos delincuentes por parte del Estado francés”, lamentó la directora ejecutiva de ACTIVE, Laurène Tran, en declaraciones a EURACTIV.com.

En palabras de Tran, la opinión del TJUE es una oportunidad para que la industria francesa y de la UE continúen con sus esfuerzos de cara a una mayor profesionalización del sector. “Esto es apenas el comienzo”, aseguró.

Sin embargo, la opinión del TJUE podría ir más allá de los cigarrillos electrónicos, según Sita Schubert, Secretaria General de la Asociación Europea de Cannabis Medicinal (EUMCA) porque, en su opinión, permite aventurar que habrá una opinión favorable para introducir en el mercado de la UE los productos CDB.

Por ejemplo, se podrían establecer determinados umbrales para definir si un producto es considerado un bien de consumo o debe estar destinado específicamente a determinados pacientes, un sistema utilizado en la actualidad para otros productos como las vitaminas, que pasan a ser considerados productos farmacéuticos más allá de cierto límite.

“En cuanto al cannabis medicinal, el acceso al medicamento se debe facilitar mediante una legislación uniforme y un enfoque normativo europeo y nacional”, concluyó.