Alemania destinará 4.000 millones de euros a fortalecer la sanidad pública: nuevo “aplauso” de Merkel a los sanitarios

Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa en Berlín, el 3 de septiembre de 2020. [EFE-EPA]

Berlín (EuroEFE).- El Gobierno alemán destinará 4.000 millones de euros hasta 2026 a fortalecer la sanidad pública, que los estados federados deberán invertir en la contratación de más personal, en aumentar el atractivo del empleo público, en digitalización y en el desarrollo de estructuras sostenibles. Por otro lado, la canciller alemana, Angela Merkel, reiteró el sábado su profundo reconocimiento a la labor de los sanitarios germanos durante la fase crítica de la pandemia, y en la actualidad.

En una rueda de prensa para presentar el acuerdo alcanzado en la noche del viernes entre los gobiernos federal y de los estados federados, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, precisó que este “Pacto para los servicios de salud pública” permitirá crear al menos 1.500 nuevos puestos de trabajo hasta finales de 2021.

El objetivo es poder contar hasta finales de 2022 con al menos 5.000 nuevos empleos para médicos, personal cualificado y administrativo en la sanidad publica, es decir, otros 3.500 adicionales, para lo cual se destinarán más de 3.000 millones de euros, agregó.

Otros 800 millones del paquete se invertirán en digitalización, con el fin de contar con “un sistema interconectado de modernos departamentos de sanidad a todos los niveles”.

Spahn destacó asimismo la inversión de 50 millones de euros en los aeropuertos y puertos internacionales dotados de equipos especiales según las normativas sanitarias internacionales, como los de Fráncfort, Múnich, Berlín, Hamburgo y Düsseldorf en el primer caso, y Hamburgo y Bremen en el segundo, y que calificó de “importante en un mundo interconectado”.

Las ayudas se pondrán a disposición de los estados federados en seis tramos hasta 2026, precisó.

Crear un sistema de salud más operativo ante futuros retos como la COVID-19

“Si lo hacemos bien, esta pandemia es una oportunidad de aprendizaje para crear en los años 20, en el futuro, un sistema de salud más operativo, más robusto y más fuerte de cara a todo lo que nos puedan deparar los próximos años”, dijo en su comparecencia junto a la presidenta de los ministros de Sanidad de los “Länder”, Dilek Kalayici, responsable del ramo en Berlín.

La canciller alemana ya había subrayado en su videomensaje de los sábados la importancia de seguir fortaleciendo la sanidad pública a largo plazo, con más puestos de trabajo y una mejor dotación técnica.

“Si nuestro país ha sobrellevado proporcionalmente bien la pandemia del coronavirus, si la cifra de contagios no ha alcanzado las dimensiones que hemos observado en otros países, tiene que ver, y no en última instancia, con lo que diariamente llevan a cabo los servicios de salud pública”, subrayó.

El martes que viene, la canciller mantendrá una reunión virtual con empleados de los servicios de sanidad pública, alcaldes y jefes de distrito de toda Alemania, para informase sobre su trabajo y los desafíos ante la pandemia y para conocer dónde puede hacer su contribución la política.

Merkel subraya la importancia de fortalecer la sanidad pública a largo plazo

Mientras tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, agradeció el sábado a las autoridades sanitarias su “excepcional compromiso y dedicación”, y su “grandiosa contribución” para contener la pandemia del coronavirus, y subrayó la importancia de seguir fortaleciendo la sanidad pública.

“Ahora se trata de fortalecer la sanidad pública también a largo plazo. Nuestro programa coyuntural incluye para ello un ‘Plan para los servicios de salud públicos’. Queremos crear notablemente más puestos de trabajo en la sanidad y seguir mejorando la dotación técnica”, dijo Merkel en su videomensaje de los sábados.

La canciller subrayó que “unas ágiles vías de comunicación digitales son condición indispensable” para mantener un sistema de salud pública operativo y “para que todas las informaciones lleguen a tiempo a aquellos que deben tomar las decisiones necesarias en esta pandemia”.

“Si nuestro país ha sobrellevado proporcionalmente bien la pandemia del coronavirus, si la cifra de contagios no ha alcanzado las dimensiones que hemos observado en otros países, tiene que ver, y no en última instancia, con lo que diariamente llevan a cabo los servicios de salud pública”, subrayó.

Merkel recordó que los empleados en la sanidad pública contribuyen a detectar y romper cadenas de infección, realizan test, ordenen y controlan cuarentenas e intentan, en parte con encuestas laboriosas, determinar con qué personas estuvieron en contacto los infectados.

Agregó que en los últimos meses el gobierno ya ha puesto en marcha varias iniciativas para prestar ayuda inmediata a las autoridades sanitarias, como las 500 personas formadas por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología para el rastreo de cadenas de contagio o los soldados puestos a disposición por el ejército para apoyar en los testeos.

Y también las apps de rastreo de posibles casos de infección, según informó el RKI.

El martes (8/9/2020), la canciller mantendrá una reunión virtual con empleados de los servicios de sanidad pública, alcaldes y jefes de distrito de toda Alemania, para informase sobre su trabajo y los desafíos ante la pandemia y para conocer dónde puede hacer su contribución la política.

Para saber más:

Instituto Robert Koch

Editado por Wolf Heller