Ante el coronavirus y posibles controles fronterizos, la CE pide medidas coordinadas

La policía italiana informa, a las puertas de la localidad de Casalpusterlengo, el sureste de Milán, de las medidas sobre desplazamientos adoptadas para frenar la propagación del coronavirus. [EFE/EPA/ANDREA FASANI]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) pidió este lunes a los países de la Unión Europea que cualquier medida que tomen para contener el coronavirus, incluidos posibles controles fronterizos, sea coordinada con sus socios y proporcional al riesgo y a la evidencia científica.

“Cuando hablamos de medidas, incluyendo controles fronterizos, estas deberían basarse en una evaluación del riesgo creíble y pruebas científicas, deberían ser proporcionadas y ser tomadas en coordinación con otros”, dijo en una rueda de prensa esta mañana, el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Lenarcic recordó que las normas de Schengen permiten reintroducir temporalmente controles fronterizos, pero subrayó que esta decisión depende de las autoridades nacionales.

¿Suspensión de Schengen?

Bruselas, por el momento, no está considerando una suspensión coordinada de la libre circulación en Schengen, aunque sí está trabajando con “varios escenarios” para elaborar planes de contingencia, dijo el comisario.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, subrayó además que la OMS no ha recomendado imponer restricciones a los viajes y que el control en los puntos de entrada a los diferentes países “es solo una pequeña parte de las acciones” para controlar la expansión del virus, puesto que “no podemos detectar a todo el mundo en riesgo de desarrollar el virus”, dijo.

“Por el momento tenemos que estar vigilantes, ver cómo evalúan la situación la OMS y el ECDC en Italia el martes y, si necesitamos volver a evaluar y cambiar alguna de las acciones que se están tomando, no dudaremos en hacerlo”, añadió.

El Ejecutivo comunitario indicó además que este martes se trasladará a Italia una misión conjunta del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) de la UE y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evaluar la situación en el país, dónde el COVID-19 ya ha causado cuatro muertos y más de 150 contagios.

La expansión del COVID-19 en Italia ha generado el temor a un cierre de fronteras dentro del espacio de libre circulación Schengen, después de que Austria interrumpiese ayer la circulación ferroviaria desde Italia ante la posibilidad de que hubiese dos infectados en un tren procedente del país.

Coordinación ante el coronavirus

El Ejecutivo comunitario insistió en que lleva semanas coordinando con los países su preparación ante el virus y en que, si bien existe “preocupación”, hay que mantener la calma.

“Tenemos que tomarnos esta situación en serio, pero no tenemos que caer en el pánico y, más importante, en la desinformación. Tenemos que estar unidos, coherentes y coordinados en nuestra respuesta”, insistió Kyriakides.

La comisaria alabó que las autoridades italianas hayan actuado frente al virus “rápido, de forma eficiente y con gran transparencia”.

La CE anunció que dará 232 millones de euros más para la lucha global contra el virus, incluidos 114 millones para acciones de preparación, 100 millones para investigación o vacunas, 15 millones en apoyo a países socios de la UE y tres millones para la repatriación de europeos desde China y material de protección.

El rápido avance del virus en Italia ha llevado a las autoridades a aislar once localidades en las regiones de Lombardía y Veneto, al norte del país. La histeria ha hecho que se vacíen los supermercados de estas zonas, pese a que no hay restricciones a la apertura de los comercios, ni problemas en el aprovisionamiento.

Aumentan las víctimas por el coronavirus en Italia

Un hombre de 84 años, ingresado en el hospital Juan XXIII de Bérgamo, en Lombardía, norte de Italia, es la cuarta víctima mortal por el coronavirus, anunciaron este lunes las autoridades locales. Posteriormente, se dio a conocer que otra persona había muerto en Lombardía.

Los otros tres fallecidos son una mujer que murió en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de Vo’ Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.

A la espera de que se actualice la cifra de contagiados, ya son 185 los infectados en las cuatro regiones del norte de Italia afectadas por el coronavirus.

Una ambulancia entra en un hospital de Brescia. [EFE/EPA/FILIPPO VENEZIA]

El número de contagios en la región de Lombardía, en el norte de Italia, alcanza los 150 frente a los 112 comunicados anoche, informó el presidente de la región, Attilio Fontana, en una entrevista radiofónica.

Los últimos datos proporcionados por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, confirmaban 21 casos en Véneto, dos de ellos están en el hospital de Venecia, 9 en la región de Emilia Romagna, mientras que ascienden a seis los positivos en Piamonte.

El temor a que la difusión sea mayor ha llevado a las regiones de Piamonte, Lombardía, Véneto a tomar medidas extraordinarias durante al menos esta semana, por lo que se han suspendido todas las fiestas, eventos, como el carnaval de Venecia, manifestaciones culturales y deportivas y cerrado museos, escuelas y universidades.

El tráfico ferroviario entre Austria e Italia se ha normalizado tras unas cuatro horas de suspensión debido al temor de que dos personas con síntomas de fiebre y tos que viajaban en un tren procedente de Venecia y con destino a Múnich (Alemania) pudieran estar contagiadas con el coronavirus, algo que finalmente no se confirmó, informó el Ministerio austríaco del Interior.