España autoriza su primer ensayo en humanos de una vacuna anticovid

Illa

Salvador Illa en la rueda de prensa en Moncloa, el 28 de agosto de 2020. [EFE-EPA]

Madrid (EuroEFE).- España autorizó el primer ensayo clínico en humanos para una vacuna anticovid, en el que participarán 190 voluntarios, mientras el avance de la pandemia sigue alcanzando récord de contagios, con 3.829 nuevos casos en las últimas 24 horas, y los fallecidos superan ya los 29.000.

El Ministerio español de Sanidad registró el viernes (28/8/2020) otros 9.779 positivos, el mayor incremento de esta segunda ola de coronavirus, y suma 33.850 casos en esta semana, 439.286 desde el inicio de la enfermedad.

La presión asistencial subió un punto porcentual en todo el territorio, pasando del 5 al 6 por ciento, después de haberse producido 188 nuevos ingresos, y las camas ocupadas por pacientes con covid-19 son 6.224, de las que 751 son de UCI, de acuerdo al balance oficial.

Madrid sigue acaparando la mayor parte de los nuevos contagios, un 30 por ciento de los notificados en las últimas 24 horas, y la presión hospitalaria en la capital española aumenta un punto, hasta el 14 por ciento.

En toda la región, las restricciones al ocio nocturno y a fumar en la calle serán de aplicación inmediata después de que el Tribunal Superior de Justicia ratificara hoy la orden del gobierno autonómico que había sido suspendida por un magistrado hace una semana, al considerar que no requieren autorización judicial.

PRIMER ENSAYO EN HUMANOS

Hoy el ministro español de Sanidad, el socialista Salvador Illa, anunció que España ha autorizado el primer ensayo clínico en humanos en el país para una vacuna contra el coronavirus.

La vacuna es de la compañía farmacéutica Janssen y en el ensayo participarán 190 voluntarios sanos.

Además de España, participarán en este ensayo otros dos países europeos, Bélgica y Alemania. El ensayo en fase 1 se ha hecho en Estados Unidos y Bélgica.

En total participarán 550 voluntarios sanos de los tres países europeos para evaluar el rango de dosis y diferentes pautas de administración.

La investigación se realizará en adultos e incluye dos grupos de voluntarios, uno de 18 a 55 años y otro de 65 y más.

En España, el reclutamiento empezará “de forma inmediata” en los Hospitales La Paz y La Princesa, ambos de Madrid, y en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander (Cantabria, norte), indicó Illa.

El ensayo clínico durará varios meses e irá seguido de uno en fase 3, la última antes de tener una autorización del producto. “Y vamos a ir viendo las próximas semanas y meses cómo evoluciona esto”, señaló el ministro español en rueda de prensa.

Esta vacuna, denominada Ad26.COV2.S, usa una tecnología basada en un adenovirus recombinante no replicativo para generar una respuesta inmunológica frente a una de las proteínas del coronavirus.

Los ensayos son imprescindibles para garantizar la calidad, seguridad y eficacia de las vacunas, informó hoy el Ministerio español de Sanidad en un comunicado.

Solo con resultados positivos, una vez evaluados por las autoridades regulatorias competentes -en el caso de España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) se autorizaría la comercialización en territorio europeo, explicó Illa.

LOS RESULTADOS, EN UNOS MESES

Sobre la duración del ensayo, el ministro español dijo que a veces se solapan las fases y puede ser que en meses o, incluso en un mes, haya resultados buenos de fase 2 y se pase a la 3, desarrollándose las dos al mismo tiempo.

De hecho, la compañía tiene previsto iniciar ensayos clínicos fase 3 en breve, añadió.

Tras la autorización del ensayo, los investigadores iniciarán el reclutamiento de voluntarios que cumplan con los criterios de inclusión en los diferentes centros incluidos en el protocolo.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios mantiene contacto con diferentes compañías para llevar a cabo más ensayos clínicos de este tipo en España.

Illa confía en tener los tres millones de dosis de la vacuna de la Universidad de Oxford a finales de diciembre.

El ministro español de Sanidad rechazó que haya un blindaje con las farmacéuticas y subrayó que se respeta “escrupulosamente” a nivel europeo la legislación en materia de vacunas, por lo que en Europa solo podrán suministrarse aquellas que sean seguras y eficaces.

Editado por Miriam Burgués