Choque en el PE por la gestión española del estado de alarma

La UCI de un hospital español durante la pandemia de coronavirus. EFE/ Jesús Diges

Bruselas (EuroEFE).- Varios diputados españoles chocaron este martes en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo a raíz de una solicitud de un ciudadano español sobre la gestión del estado de alarma en España, que ha dado lugar a una discusión sobre si se han vulnerado derechos fundamentales como la libertad de circulación.

El peticionario, el abogado y excabeza de lista del Partido Popular (PP) por Girona a las elecciones de 2019, Sergio Santamaría, planteó que las limitaciones en la libertad de movimiento o la transparencia de la información que ofrecía el Ejecutivo español han dado lugar a una “cierta deriva antidemocrática por parte del Gobierno”.

Para Santamaría, se ha dado en toda Europa una “situación que ha motivado en algunos gobiernos la tentación de controlar muchos resortes del poder para no verse criticados por su gestión”, un caso en el que incluye al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

“Los principios de la Unión se han visto severamente comprometidos”, advirtió el peticionario, quien señaló también “una limitación severa del control parlamentario” y “censura” a las preguntas de los periodistas a Sánchez.

Sectores de la sociedad española, fundamentalmente en Madrid, protestaron por lo que consideraron un largo confinamiento. EFE/Kiko Huesca

La presidenta de la Comisión de Peticiones, Dolors Montserrat (PP), optó por mantener la petición abierta y remitirla a la Comisión de Libertades Civiles para un nuevo debate en ese organismo, para el que aún no hay una fecha prevista y será presidido por otro diputado español, el socialista Juan Fernando López Aguilar.

Durante el debate posterior a la presentación, miembros como Sira Rego (Izquierda Unida) tildaron de “poco elegante” que se siga debatiendo este asunto en el Parlamento Europeo y se utilicen las instituciones europeas “como un espacio de confrontación y oposición al Gobierno” en lugar de hacerlo en el Congreso de los Diputados.

Rego incidió en que las medidas aplicadas en España han sido de carácter extraordinario y “dentro del marco jurídico de la Constitución” en un momento en el que “estaba en juego la vida de muchísima gente”.

“Traer a esta comisión este tipo de planteamientos (…) para nada ayuda a vencer la pandemia ni a defender la imagen de nuestro país en el mundo”, añadió la diputada del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Cristina Maestre.

Por el contrario, el diputado del PP Javier Zarzalejos recalcó que “en España se ha vivido el confinamiento más largo y más estricto y, por tanto, con mayor afectación a los derechos fundamentales de toda la Unión” y afirmó que el Gobierno ha introducido “reformas legales que nada tenían que ver con la pandemia”.

El eurodiputado popular precisó que, sin querer “poner en cuestión la importancia del confinamiento”, sí que “hay suficiente materia” como para que esta petición se siga debatiendo en el Parlamento Europeo.

La más dura de los eurodiputados españoles fue Mazaly Aguilar (Vox), que se refirió a las declaraciones del general de la Guardia Civil José Manuel Santiago sobre el trabajo de este cuerpo para “minimizar (…) el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”.

“Es un ejemplo revelador de lo que ha estado ocurriendo en España durante el estado de excepción encubierto decretado por el Gobierno mientras aquí se señalaba a Polonia o a Hungría”, dijo la diputada de Vox.

Por su parte, Maite Pagazaurtundúa (Ciudadanos) puntualizó que en su opinión las restricciones a la libertad de movimiento que denunciaba el peticionario estaban “justificadas” por una cuestión de salud pública, aunque se mostró de acuerdo con él sobre la “mala práctica” que supuso el cierre del Portal de Transparencia y la “debilidad” del control parlamentario durante la pandemia.

“Cuando un Ejecutivo está reforzado, necesita un control también reforzado”, subrayó la diputada.