China envía ayuda y aconseja a Europa por el coronavirus: ser más proactivos y endurecer las cuarentenas

Un trabajador con máscara en una factoría de Honda en Wuhan, provincia de Hubei, donde poco a poco se reinicia la producción. [EFE/EPA/SHEPHERD ZHOU]

Pekín/Bruselas (EuroEFE).- El jefe del equipo médico de expertos designado por China para combatir el coronavirus, Zhong Nanshan, ha instado a Europa a adoptar medidas más proactivas contra el coronavirus, identificar los contagios más rápido y ser más eficaz a la hora de poner en marcha restricciones y cuarentenas. China enviará 2 millones de mascarillas y 50.000 test de pruebas a la UE.

“Creo que Europa está afrontando ahora la primera ronda de la epidemia y debería tomar medidas más proactivas. No esperen a que sea demasiado tarde y duela”, afirmó Zhong en una rueda de prensa en la ciudad meridional de Cantón. Dio otros dos consejos: hay que realizar más test de detección y proteger a  los profesionales sanitarios.

“Hay países europeos que están llevando a cabo confinamientos en las ciudades. Pero la gente sale a por un café, se reúnen… Así no es como funcionan este tipo de cuarentenas“, dijo el prestigioso neumólogo chino, de 83 años, que jugó un papel destacado en la lucha contra la epidemia del SARS en el país asiático en 2003.

Zhong añadió que son necesarios otros esfuerzos como aislar a todos los contactos cercanos de los contagiados por la COVID-19, aunque no presenten síntomas.

Según el doctor, en Wuhan, capital provincial de Hubei, la ciudad donde se originó el brote, la concienciación sobre el virus y las medidas para protegerse eran muy bajas al principio, lo que provocó su rápida expansión y el contagio de muchos profesionales sanitarios.

“Lo primero es protegerse a uno mismo y después a los otros”

Lo más importante, dijo Zhong, es “primero protegerse a uno mismo y después a los otros”, para lo cual se deben evitar aglomeraciones, llevar mascarilla y sobre todo “hacer test, test y más test” para detectar nuevos casos, dijo, puesto que es la forma en que China consiguió ralentizar la epidemia.

“Muchos médicos que estaban en primera línea se contagiaron. Si ellos se infectan, se mina la confianza para ganar la batalla. Nosotros enviamos a Wuhan a cerca de 40.000 médicos de otras ciudades que estaban equipados y tenían la capacidad necesaria. Ellos no se infectaron. La protección es clave”, recalcó

El neumólogo también aseguró que no se debe dejar que el virus se propague y apelar a la inmunidad de las personas: “No hay datos que avalen que una persona curada lo esté para toda la vida”. Debemos cooperar más, trabajar juntos en todo el mundo para encontrar soluciones”, dijo.

“Diferentes países tienen un entendimiento diferente sobre cómo combatir el virus, pero deberíamos compartir experiencias. Luchamos con el mismo objetivo. Esto es una epidemia y ningún país está a salvo”, advirtió.

China, que el pasado día 12 declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin, debe “seguir alerta”, especialmente por los casos importados de otros países, según Zhong.

“En China tenemos ahora que trabajar en la prevención mientras tratamos de volver al trabajo y a la producción. Conseguimos dar la vuelta al pico de la epidemia gracias a lo que hicimos en Hubei. De no haberlo hecho, la situación ahora sería muy diferente”, indicó el experto chino.

También señaló que, según los datos que maneja, la tasa de mortalidad media del virus se sitúa entre el 1 % y el 2 % de los contagiados.

La Comisión Nacional de Sanidad de China informó de que, hasta la pasada madrugada local (16.00 hora GMT del martes), hasta el momento suman en total 3.237 fallecidos entre los 80.894 contagios detectados desde el inicio del brote.

Tanto el número de nuevos contagios como el de decesos ha permanecido por debajo de los 21 diarios desde el pasado 11 de marzo, según las estadísticas oficiales.

Un día después, el 12 de marzo, el Gobierno chino declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin en el país asiático

OMS: Europa debe duplicar o triplicar el esfuerzo para contener coronavirus

Ginebra (EuroEFE).- Europa debe duplicar o triplicar el nivel de esfuerzo que está haciendo para contener el coronavirus mediante “un paquete” de medidas que incluyen una búsqueda agresiva de casos no detectados, diagnósticos, cuarentenas, aumento de la capacidad hospitalaria y …

China enviará 2 millones de mascarillas y 50.000 test de pruebas a la UE

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, anunció este miércoles que China proporcionará a la Unión Europea más de dos millones de mascarillas, 200.000 de ellas del modelo N95, el más demandado por su seguridad por los servicios sanitarios, así como 50.000 kits de test de pruebas para detectar el coronavirus.

Las mascarillas N95 tienen un nivel de filtrado de al menos el 95 %, por lo que serían eficaces frente al COVID-19, que “se transmite principalmente por las gotas respiratorias de más de cinco micras”, según el Ministerio de Sanidad español.

En un vídeo publicado en su perfil de Twitter, Von der Leyen informó de que mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro chino, Li Keqiang, con quien coincidió en que “la lucha contra el coronavirus es global y es necesario apoyarnos entre nosotros en tiempos de necesidad”.

“China no ha olvidado que en enero, cuando el país era el brote central del virus, la UE les ayudó”, señaló la presidenta de la Comisión, quien recordó que el club comunitario donó al gigante asiático “más de 50 toneladas de equipos protectores”.

Von der Leyen reconoció que la UE “es hoy el centro de la pandemia del coronavirus” y que, como tal, necesita más material protector, pese a que, según informó la presidenta de la CE, se haya incrementado su producción.

“Estamos agradecidos por el apoyo de China”, aseguró Von der Leyen, quien anunció que la ayuda será enviada a Europa “inmediatamente”.

Von der Leyen reconoce que al principio se infravaloró al coronavirus

Von der Leyen considera que al principio de la crisis se infravaloró al coronavirus por parte de los que no son expertos en la cuestión y defiende las medidas “draconianas” puestas en marcha.

En declaraciones que publica este miércoles el diario alemán “Bild”, Von der Leyen afirma: “creo que todos nosotros, los que no somos expertos, al principio infravaloramos al coronavirus. Pero entretanto se ha mostrado como un virus que nos ocupará todavía un tiempo”.

“Todas estas medidas, que a nuestros oídos podrían parecer draconianas hace dos o tres semanas, hemos comprendido que tienen que ser así. Es muy difícil, pero creo que la población lo asume”, agregó la presidenta de la CE sobre las decididas en algunos Estados.

Prefiere no utilizar la palabra “guerra” a la actual situación, pero dijo entender los motivos por los cuales utilizó esta expresión el presidente francés, Emmanuel Macron.

“El coronavirus es un rival increíble. No le vemos, no tiene color, no tiene sabor. Pero nos damos cuenta de que se propaga con una gran velocidad”, admite Von der Leyen al “Bild”.

Sobre los obstáculos fronterizos dentro de la UE, la presidenta de la CE afirma que espera “que en los próximos días se vuelva a un tráfico fluido en las fronteras, que en general ha disminuido. Quien no necesite viajar o desplazarse a largas distancias debe permanecer en casa”, agrega.

“Nuestro sistema de salud está sobrecargado. Y también vale lo contrario: la gente que ha viajado a Europa y se ha marchado quizás se ha llevado el virus y eso es un peligro para todo el mundo”, advierte Von der Leyen.

Alemania; las medidas evitarán diez millones de contagiados en dos o tres meses

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología, el centro competente en epidemiología en Alemania, advirtió este miércoles de que, de no ejecutarse las medidas adoptadas por el Gobierno y los poderes regionales frente al coronavirus, en dos o tres meses podría haber 10 millones de contagiados en el país.

“Es fundamental que nuestras recomendaciones y las medidas del Gobierno se implementen desde todos los estamentos, incluido el comportamiento privado ciudadano”, indicó el presidente del RKI, Lothar Wieler, en su comparecencia diaria ante los medios con las últimas cifras de contagios.

En las últimas 24 horas el número de contagios verificados se ha elevado a 8.198, lo que supone 1.042 más que el día anterior. El número de víctimas mortales, según los últimos datos oficiales, se mantiene en 12, una cifra relativamente baja, pero que el RKI señala que “previsiblemente subirá” en las próximas semanas y meses.

Wieler declinó concretar en cifras estos pronósticos a medio plazo, pero sí insistió en las consecuencias que tendría ignorar las recomendaciones y medidas dictadas. “La pandemia nos va a acompañar, probablemente por dos años. No de modo continuo, sino a oleadas, y los contagios seguirán”, enfatizó.