Coronavirus: reunión del G20 a propuesta de España y apoyo del G7, a falta de acuerdo en el Eurogrupo

Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la videoconferencia de presidentes autonómicos, el 15 de marzo de 2020. [EFE-EPA]

Madrid/Bruselas/Washington (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha propuesto este lunes la celebración de un G20 extraordinario en la que los principales líderes mundiales analicen la crisis del coronavirus y busquen una hoja de ruta conjunta. Mientras tanto, los socios del G7 acordaron “cooperar estrechamente” para superar la pandemia, a falta de un acuerdo, de momento, en el Eurogrupo para adoptar nuevas medidas de choque económico.

Mientras tanto, para mañana está prevista una cumbre europea, por videoconferencia, para la cual, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso este lunes que se restrinja el acceso a los países de la Unión Europea desde el exterior durante treinta días para contener la expansión del coronavirus.

Sánchez ha hecho esta petición al príncipe heredero de Arabia Saudi, Mohammad Bin Salman, en su condición de Presidente de turno del G20, y éste ha aceptado la propuesta y le ha asegurado que convocará en los próximos días dicha cumbre, que sería “virtual”, según fuentes oficiales.

El presidente del Ejecutivo español ha mantenido una conversación con el príncipe saudí en la que le ha transmitido que la gravedad de la crisis sanitaria y económica internacional provocada por el coronavirus demanda que el G20 asuma un papel de liderazgo global.

“Es justamente en este tipo de crisis repentinas y globales donde el G20 puede ser más efectivo”, señala el Ejecutivo.

Sánchez ha considerado que por eso es necesario enviar un mensaje “claro y fuerte a la comunidad internacional de que los líderes mundiales están listos para afrontar juntos la amenaza del coronavirus”, según informa la Moncloa.

El mandatario le ha propuesto la convocatoria de una Cumbre urgente y extraordinaria, “en forma virtual”, de líderes del G20, para evaluar la situación y elaborar una hoja de ruta.

El líder saudí le ha manifestado su acuerdo con esta propuesta y convocará una cumbre del G20 en los próximos días, según subrayan las mismas fuentes.

Falta de acuerdo en el Eurogrupo para medidas de choque

Mientras tanto, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) no acordaron este lunes medidas adicionales para paliar el golpe económico del brote de coronavirus, aunque cifraron el impacto de las acciones fiscales ya adoptadas en el 1 % del PIB y se comprometieron a tomar más si fuera necesario.

El Eurogrupo hará "lo que sea necesario" para paliar el golpe económico del coronavirus

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) se comprometieron este lunes a hacer “lo que sea necesario” para paliar el golpe económico del coronavirus, aunque no acordaron, de momento, medidas adicionales a las que …

“Tomaremos cualquier acción política coordinada y decisiva que sea necesaria, incluyendo medidas fiscales, para apoyar el crecimiento y el empleo”, dice la declaración aprobada por el Eurogrupo tras una reunión por videoconferencia, cuyo contenido pasa revista a las medidas ya anunciadas a nivel nacional y comunitario.

En la misma señalan que las medidas fiscales adoptadas hasta ahora por los Veintisiete representan de media el 1 % del PIB para apoyar a la economía en 2020, al tiempo que se ha aprobado proporcionar liquidez por al menos el 10 % del PIB, a través de esquemas de avales públicos y aplazamiento del pago de impuestos.

El Eurogrupo acordó mantener contactos telemáticos al menos una vez a la semana de ahora en adelante para seguir la situación.

“Este es el primer paso y el Eurogrupo continuará siguiendo la situación de cerca y seguirá listo para actuar rápidamente”, subrayó el presidente de este foro, Mário Centeno, en una rueda de prensa también telemática tras la reunión.

El encuentro se saldó con una puesta en común de las acciones nacionales y comunitarias que se han tomado hasta ahora, aunque tanto la Comisión Europea como el Banco Central Europeo habían llamado a los Gobiernos a dar una ambiciosa respuesta fiscal coordinada.

Preguntado sobre si los países han mostrado la suficiente ambición, el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, afirmó que “se ha dado un buen paso fijando el tono adecuado para una respuesta política coordinada”, si bien incidió en que “la situación evoluciona día a día”, por lo que “por supuesto reforzaremos nuestras medidas”.

La declaración señala que las autoridades nacionales harán uso de sus estabilizadores automáticos e implementarán medidas temporales como el aumento del gasto para contener y tratar la enfermedad, proporcionar liquidez a las empresas en los sectores más perjudicados, en particular las pymes, y dar apoyo a los trabajadores afectados.

A las medidas que adopta cada país en función de sus circunstancias, se unen las aprobadas a nivel comunitario.

En este sentido, el Eurogrupo valoró la iniciativa de la Comisión para movilizar 37.000 millones de euros en inversiones, así como otros 28.000 millones de euros con cargo a los fondos estructurales para paliar la epidemia.

También que el Banco Europeo de Inversiones vaya a movilizar 8.000 millones de euros en financiación para las empresas.

Asimismo, destacaron que usarán la flexibilidad que contemplan las normas fiscales europeas para poder adoptar “las medidas de largo alcance” necesarias.

Además alabaron las decisiones adoptadas por el BCE y la Autoridad Bancaria Europea para dar liquidez y flexibilidad a la banca, que deberá desempeñar “un papel clave” para evitar una crisis mayor.

Por último, encargaron a la Comisión y el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo de rescate europeo, que estudien cómo podía participar esta institución, cuya capacidad de préstamo asciende a 410.000 millones de euros, en la respuesta a la crisis.

Cooperación estrecha en el G7

Y ante la creciente expansión global del brote del coronavirus, los dirigentes del G7, los países más industrializados y ricos del mundo, acordaron este lunes “cooperar estrechamente” para “hacer todo lo necesario” a través de “una estrecha cooperación” para frenar la crisis económica y sanitaria.

“Estamos comprometidos a hacer todo lo necesario para asegurar una fuerte respuesta global a través de una estrecha cooperación y una acentuada coordinación en nuestros esfuerzos”, dijo el G7 en un comunicado al término de una reunión virtual.

En una nota de inusual rotundidad, los líderes del grupo prometieron trabajar de manera conjunta para afrontar la pandemia del COVID-19, que calificaron de “tragedia humana y una crisis global de salud”.

Ante los “enormes riesgos para la economía mundial”, el G7 subrayó que va “a movilizar todos los instrumentos disponibles, incluidas las medidas fiscales y monetarias, así como acciones específicas, para apoyar de manera inmediata y tanto como sea necesario a los trabajadores, empresas, y sectores más afectados”.

Los ministros de Finanzas del grupo, agregó el texto, “coordinarán de manera semanal la implementación de estas medidas y el desarrollo de acciones adicionales, oportunas y efectivas”.

El comunicado del grupo se emite después de que la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. lanzase este domingo todo su arsenal monetario, con un recorte de tipos de interés de un punto hasta el 0 % y una inyección de liquidez de 700.000 millones en activos, para tratar de contener las caídas en los mercados financieros y el miedo ante el frenazo de la economía global.

Pese a la magnitud de la medida de la Fed, que fue coordinada con otros grandes bancos centrales del mundo como el de Japón, el de Inglaterra o el Europeo, los mercados profundizaban este lunes aún más su derrumbe, con descensos superiores al 9% en Wall Street.

Para los analistas, la decisión de la Fed y otros bancos centrales es la adecuada, pero necesita del complemento de un agresivo paquete de estímulo fiscal.

Paliar los efectos de la crisis sanitaria mundial

“No hay nada más que hacer desde el lado monetario. Nadie debería esperar que el estímulo monetario arreglará las cosas. Ayudará algo, y puede poner un suelo bajo a la inflación y los tipos de interés. Pero un estímulo fiscal y ayuda directa para los sectores afectados son necesarios para la recuperación”, explicó en un comunicado Adam Posen, director del centro de estudios Peterson Institute for International Economics (PIIE).

Entre los más afectados se encuentran las aerolíneas, que ya están negociando con el Gobierno federal líneas de ayuda de hasta 50.000 millones de dólares para paliar los efectos derivados de la crisis del coronavirus y la suspensión de la mayoría de sus vuelos.

En el Congreso de EE.UU., los republicanos y demócratas se encuentran inmersos en negociaciones para lanzar un agresivo programa fiscal de apoyo a hogares y empresas.

Entre las medidas discutidas, figuran la baja pagada por enfermedad para trabajadores (cobertura que no está garantizada a nivel federal en EE.UU.), fondos adicionales para reforzar el sistema de salud, el aplazamiento del pago de impuestos, así como medidas de liquidez para pequeñas y medianas empresas.

También se han dado a conocer propuestas más aventuradas, como la lanzada por el senador y exaspirante republicano a la Casa Blanca Mitt Romney, quien ha apuntado la posibilidad de ofrecer entregas directas de efectivo por un importe de 1.000 dólares al mes a los ciudadanos, mientras dure el brote del coronavirus,

El G7 está formado por Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y Estados Unidos, que ocupa la Presidencia de turno este año.

Los casos de coronavirus fuera de China son ya más de 83.000, una cifra que por primera vez supera los registrados en el país donde se originó la pandemia (actualmente unos 81.000), según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la gráfica actualizada de la web oficial de la OMS, el total de casos globales asciende a cerca de 165.000, y tras China los países más afectados son Italia (24.700 casos), Irán (13.900), Corea del Sur y España, con más de 8.000, respectivamente.