EEUU suspende los viajes desde Europa por el coronavirus, medida que la UE califica de “unilateral”

a6b044cc440e9bd8e8a143016be701be70486ce5w [EFE/EPA/DOUG MILLS / POOL]

Washington (EuroEFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles la suspensión de todos los viajes desde los países de Europa a Estados Unidos, con la excepción del Reino Unido y los países no incluidos en el Espacio Schengen, para prevenir la propagación del coronavirus. La UE ya ha deplorado la medida y la ha calificado de “unilateral”.

La suspensión entrará en efecto la medianoche de este viernes y durará al menos 30 días, detalló Trump en un mensaje televisado a la nación desde el Despacho Oval.

 

“He decidido tomar varias medidas, fuertes pero necesarias, para proteger la salud y el bienestar de todos los estadounidenses. Para evitar que nuevos casos ingresen a nuestras fronteras, suspenderemos todos los viajes desde Europa a Estados Unidos”, dijo Trump

El mandatario estadounidense explicó que la prohibición anunciada busca cerrar la entrada a “cualquier cosa” que venga de Europa, incluidas las mercancías y el comercio.

En un tuit posterior, sin embargo, Trump dijo que la prohibición “detiene personas, no bienes”. También en una comunicación posterior, Trump precisó que se refiere a los 26 países europeos del Espacio Schengen, por lo que tampoco estaría incluido Irlanda.

“Estas restricciones se irán ajustando según las condiciones sobre el terreno”, afirmó el presidente durante su discurso, al explicar que se harán excepciones para los estadounidenses que quieran regresar de Europa y se sometan a rigurosos análisis de detección del virus.

 

Trump tildó al COVID-19 de “virus extranjero” y culpó a los países europeos de parte de su propagación en Estados Unidos.

“La Unión Europea no tomó las mismas precauciones (que EE.UU.) y no restringió los viajes desde China y otros focos (del virus). Como consecuencia, una gran cantidad de nuevos casos en EE.UU. fueron provocados por viajeros venidos de Europa”, dijo.

El presidente estadounidense también anunció durante su alocución que por el descenso de nuevos casos en China y Corea del Sur su Gobierno “reevaluará” las restricciones de viaje impuestas a esos países.

“Estamos en un momento crítico en la lucha contra el virus. Dimos un paso que salvó vidas con una acción anticipada en China, ahora debemos tomar la misma acción con Europa”, afirmó Trump.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó tras el discurso de Trump una orden que prohíbe la entrada a Estados Unidos de todas las personas extranjeras que hayan estado en el espacio Schengen durante los 14 días previos al viaje.

Además de la suspensión de los viajes desde Europa, el mandatario también anunció una serie de medidas económicas para contrarrestar los efectos del coronavirus.

Trump anunció con efecto inmediato un programa gubernamental de préstamos a bajo interés para las compañías afectadas por el coronavirus y dijo que pedirá al Congreso la aprobación de 50.000 millones de dólares adicionales para financiarlo.

También anunció una prórroga fiscal sin intereses para personas y empresas afectadas por el COVID-19, que según dijo aportará una liquidez de 200.000 millones de dólares a la economía estadounidense.

Asimismo, insistió en su petición al Congreso de aprobar una reducción del impuesto federal sobre la nómina.

Finalmente, anunció que aprobará “una medida de emergencia sin precedentes” para que las personas que no puedan trabajar como consecuencia del coronavirus, ya sea por enfermedad, cuarentena o por cuidar de terceros, no pierdan sus salarios.

Trump defendió la solidez de la economía estadounidense tras las drásticas caídas bursátiles de los últimos días y dijo que los bancos e instituciones financieras “están totalmente capitalizados e increíblemente fuertes”.

“Esto no es una crisis financiera, es solo un momento en el tiempo que juntos venceremos como nación y como mundo”, concluyó.

Estados Unidos suma más de 1.200 casos de coronavirus y al menos 36 fallecidos.

Europa advierte contra cualquier tipo de ruptura económica

Los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, deploraron este jueves la decisión “unilateral” del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender todos los viajes desde gran parte de Europa a EEUU como prevención ante el coronavirus.

“La Unión Europea desaprueba el hecho de que la decisión de Estados Unidos de imponer una prohibición de viaje fuese tomada de forma unilateral y sin consultas”, señalan los dos dirigentes en un comunicado conjunto.

“El coronavirus es una crisis global, no limitada a ningún continente, y requiere cooperación y no acciones unilaterales”, añaden.

En el comunicado, Michel y Von der Leyen aseguran que la UE está “llevando a cabo acciones fuertes para limitar la expansión del virus”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ya anunció en un mensaje en la red social tuiter que, tras la prohibición decretada esta madrugada por el presidente Trump, la UE “evaluará la situación hoy” y resaltó que “debe evitarse cualquier ruptura económica”.

“Europa está tomando todas las medidas necesarias para contener la propagación del Covid19, para limitar el número de personas afectadas y apoyar la investigación”, dice Michel en su tuiter.

No confundir Espacio Schengen con Unión Europea

No hay que confundir el Espacio Schengen con la Unón Europea. El Espacio Schengen es un grupo de 26 países que abolieron los controles inmigratorios en sus fronteras comunes, funcionando en términos de fronteras exteriores como un solo país.

Este espacio fue creado en 1995 por el Acuerdo de Schengen. Los países que aplican íntegramente el acervo Schengen expiden visados uniformes de modo que, una vez cruzada la frontera de cualquiera de los países incluidos en el espacio Schengen, podrán circular libremente por dicho espacio y permanecer en el mismo hasta la fecha límite de sus visados.

El Reino Unido no está en el Espacio Schengen. Ya tampoco es de la UE. Pero hay otros países de la UE que tampoco lo están: Irlanda, Rumanía, Bulgaria y Chipre.

Hay países que no están en la UE y sí están en el Espacio Schengen: Noruega, Islandia y Liechenstein (que están en el Espacio Económico Europeo) y Suiza.

Lee más detalles de qué es el Espacio Schengen

Las aerolíneas piden acciones inmediatas 

La asociación Airlines for Europe (A4E), que agrupa a las grandes aerolíneas de la Unión Europea (UE), pidió este jueves a la UE y sus Estados miembros que acuerden “acciones inmediatas” para aliviar los efectos de la crisis del coronavirus en el sector de la aviación.

En un comunicado publicado un día después de la prohibición de Estados Unidos a viajeros que provengan de gran parte de Europa, las aerolíneas reclaman a la Comisión Europea y a las capitales que se revisen las normas que rigen las franjas horarias de vuelo (slots) hasta el final del verano, medida en la que está trabajando ya la CE.

Reclaman también un “aplazamiento o exención de cualquier nuevo impuesto de aviación a nivel nacional o de la UE” que afecte al sector debido a que “a las aerolíneas europeas les llevará tiempo y trabajo duro recuperarse del daño causado por el brote de COVID-19”, indicó A4E en un comunicado.

La asociación que representa a compañías aéreas como Ryannair, Lufthansa, Iberia o Air France-KLM, que la crisis del coronavirus se considere una “circunstancia excepcional” y se le otorgue flexibilidad al sector en los cambios de ruta de vuelos, de forma que se contemple “un marco de tiempo más largo para el cambio de ruta sin dar lugar a los pagos de compensación, siempre que exista una justificación adecuada”.

“Nos enfrentamos a otra situación en la que no hay reglas formales para limitar la responsabilidad financiera de nuestras aerolíneas en caso de circunstancias extraordinarias, ya sea la erupción de un volcán islandés o el brote actual de COVID-19 “, dijo el director gerente de A4E Thomas Reynaert.

Según esa asociación, la crisis subraya la “necesidad urgente de adoptar la propuesta de la Comisión de 2013 para revisar la regulación de los derechos de los pasajeros aéreos de Europa”.

El pasado 3 de marzo, en la reunión anual de A4E celebrada en Bruselas con los presidentes de las principales aerolíneas a las que representa, las compañías aseguraron que la crisis del coronavirus “no sería otro 11-S” para el sector.

“No creo que sea un 11-S (…). Si sigue el patrón que ha seguido en Asia, esperamos que (la demanda) se estabilice en un par de semanas. En Asia se ha estabilizado, en un nivel menor, pero es estable”, dijo entonces el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, grupo al que pertenecen British Airways, Iberia, Vueling y Air Europa.