El BCE saca su artillería pesada contra el coronavirus

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. [EFE/ Armando Babani]

Francfort (EuroEFE).- El Banco Central Europeo (BCE) anunció la noche de este miércoles y por sorpresa un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros para contrarrestar los “serios riesgos” que supone la crisis del coronavirus para su política monetaria. Las instituciones de la UE y los estados miembros han acogido con satisfacción la medida. Por lo demás. las medidas económicas anunciadas en todo el mundo contra el coronavirus ya ascienden a los 6 billones de euros.

“El Consejo de Gobierno del BCE está comprometido a ejercer su papel en apoyo de todos los ciudadanos de la zona euro a través de estos tiempos extraordinariamente difíciles” y a hacer “todo lo necesario dentro de su mandato”, asegura la entidad en un comunicado.

En concreto, el nuevo Programa de Compra de Emergencia por Pandemia (PEPP) realizará adquisiciones de “todas las categorías de activos elegibles” según el actual Programa de Compra de Activos (PPA) hasta finales de año.

No obstante, el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria se reserva el derecho de prolongar el programa si considera que la “fase de crisis” del COVID-19 aún no ha concluido.

Además, señaló que las adquisiciones serán “flexibles” y no se distribuirán de forma regular a lo largo del tiempo y el espacio. “Esto permite fluctuaciones en las distribuciones del flujo de compras en el tiempo, en los tipos de activos y entre jurisdicciones”.

En lo relativo a los bonos soberanos, el BCE mantendrá en el PEPP las cuotas por países dependiendo de su porcentaje de capital en la entidad, tal y como hace en otros programa de compra de bonos.

En las compras de bonos privados, ampliará el espectro de activos que puede adquirir con respecto al Programa de Compra del Sector Corporativo (CSPP) a activos no financieros aunque mantendrá los criterios de calidad crediticia de este programa.

Asimismo se comprometió a rebajar los estándares que fija para la garantía con el objetivo de que las contrapartes puedan hacer uso completo de las operaciones de refinanciamiento del Eurosistema.

“Todo lo necesario” dentro de su mandato

Por eso, prosigue el comunicado, la autoridad monetaria “se asegurará de que todos los sectores de la economía”, de familias a empresas, pasando por bancos y gobiernos, “se puedan beneficiar de condiciones de financiación beneficiosas que les permitan absorber este impacto”.

El Consejo de Gobierno del BCE agregó que hará “todo lo necesario dentro de su mandato” y que está “plenamente preparado para incrementar el volumen de sus programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y por el tiempo que sea preciso”.

El BCE afirmó que “explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar a la economía en este choque” y que está dispuesto a revisar algunos de sus criterios si estos le impiden actuar con la contundencia precisa para cumplir con su mandato.

“El BCE no tolerará ningún riesgo a la transmisión eficaz de su política monetaria en todas la jurisdicciones de la eurozona”, concluye la nota.

Las instituciones de la UE y los Estados miembros respaldan la medida

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, encuadró la medida del BCE como parte de la “potente respuesta económica” europea  esfuerzo en la lucha contra el coronavirus. “No deben ahorrarse esfuerzos para contener el coronavirus y proteger a la economía europea de mayores daños”. Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha destacado el efecto que tendrá en las familias y empresas,

El presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno, alabó el programa de compra de bonos públicos y privados y avanzó que se están explorando “vías para intensificar la respuesta política conjunta en la Unión Europea” frente al coronavirus.

“La UE está a la altura de la ocasión en la lucha contra esta pandemia con acción coordinada. Los países están tomando duras decisiones y estamos explorando vías para intensificar la respuesta política conjunta en la UE”, escribió Centeno en su cuenta de Tuiter.

Las bolsas europeas subieron en la apertura y se relajan las primas de riesgo

Las bolsas europeas abrían este jueves con ganancias después de la medida del Banco Central Europeo (BCE). Pero posteriormente empezaron a desinflarse y algunas incluso incurrían en pérdidas. Influía la situación en el mercado de divisas, con una fuerte depreciación del euro, y la apertura de los futuros estadounidenses.

Al comienzo de la jornada se produjeron compras en el mercado de deuda, con lo que bajaron las rentabilidades de los bonos y se relajaron las primas de riesgo.

Así, el interés del bono alemán a diez años pasaba del -0,23 al -0,35 %, en tanto que los títulos españoles reducían su rendimiento 43 puntos básicos, hasta el 0,8 % (la prima de riesgo española se situaba en 115 puntos básicos), y la deuda italiana bajaba su rentabilidad 78 centésimas, hasta el 1,53 % (su diferencial con la deuda alemana bajaba a 187 puntos básicos.

La cotización del euro bajaba el 0,5 % y se situaba en 1,085 dólares, mientras que el precio del barril de Brent, referencia en Europa, aumentaba el 6 %, hasta 26,4 dólares. Los futuros sobre los índices estadounidenses oscilaban sobre el precio de cierre de la víspera.

Las medidas contra el coronavirus en todo el mundo ya suman los 6 billones de euros

Instituciones, bancos centrales y gobiernos de todo el mundo han lanzado una batería de medidas para paliar los efectos económicos de la epidemia de coronavirus, que suman ya más de seis billones de euros.

Estas son algunas de las medidas puestas en marcha:

FED. La Reserva Federal y el Tesoro de EEUU han lanzado medidas excepcionales para aumentar la liquidez de los mercados financieros por valor de más de 1,2 billones de dólares (1,1 billones de euros).

FMI. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asegurado que está “preparado para movilizar” toda su capacidad de préstamo, un billón de dólares (925.336 millones de euros), para ayudar a los países a afrontar esta crisis.

BCE. El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros denominado Programa de Compra de Emergencia por Pandemia (PEPP).

BOJ. El Banco de Japón (BoJ) ha puesto en marcha distintas medidas para afrontar la crisis, entre ellas un aumento de 80 billones de yenes (674.044 millones de euros) en el programa de compra de bonos soberanos o duplicar la compra de fondos de inversión cotizados, hasta los 12 billones de yenes (101.268 millones de euros)

BM. El Banco Mundial (BM) prevé movilizar 12.000 millones de dólares (11.100 millones de euros) para ayudar a los países a paliar el impacto económico y sanitario del coronavirus.

EEUU. El Gobierno estadounidense ha presentado un paquete de estímulo fiscal de casi un billón de dólares (925.336 millones de euros) que incluye aplazamientos del pago de impuestos, asistencia a sectores especialmente afectados como las aerolíneas u hoteles y la entrega de dinero en efectivo a los ciudadanos.

UE. La Comisión Europea ha propuesto movilizar inversiones por 37.000 millones de euros para paliar la epidemia y permitir a los países utilizar los 8.000 millones recibidos por fondos estructurales que no han usado y que ahora tendrían que devolver.

ESPAÑA. El Gobierno español prevé movilizar 200.000 millones de euros a través de diversas iniciativas, entre ellas una línea de avales para garantizar que la liquidez llega a las empresas.

ALEMANIA. El Gobierno alemán ha prometido un programa de créditos “sin límites” para evitar problemas de liquidez en su tejido empresarial, que estarán garantizados con más de medio billón de euros y que se articularán a través de su banco público.

FRANCIA. El plan del gobierno francés para mantener a flote la economía incluye medidas valoradas en 45.000 millones de euros, desde aplazamientos en el pago de impuestos a abono de los sueldos de los empleados de empresas que hayan parado su producción, y garantías de préstamos por 300.000 millones de euros.

REINO UNIDO. El gobierno británico ha anunciado un plan de garantías de préstamos respaldados por el Gobierno de 330.000 millones de libras (360.000 millones de euros), ampliables tanto “como haga falta”, y un paquete de ayudas directas a las empresas de 20.000 millones de libras (22.000 millones de euros).

ITALIA. Italia ha puesto en marcha un paquete de ayudas de hasta 25.000 millones de euros, que incluye ayudas a familias, empresas y autónomos, líneas de acceso al crédito y un plan para nacionalizar la aerolínea Alitalia.

CHINA. El Banco Central de China inyectó 200.000 millones de yuanes (25.860 millones de euros) de liquidez mediante servicios de préstamos a medio plazo.

BRASIL. El Ejecutivo de Brasil ha puesto en marcha un plan con un montante total de 26.000 millones de euros que combina medidas de apoyo a los grupos de población más vulnerables y a determinados sectores económicos.