El Eurogrupo se reunirá el 7 de abril para presentar medidas ante la pandemia

Un bombero de Barcelona (España) desinfecta a un compañero tras salir de la residencia de religiosas del Colegio Sant Josep. EFE/Alberto Estévez

Bruselas/Berlín/Lisboa/Washington (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, se reunirán el 7 de abril para presentar nuevas propuestas para paliar el impacto económico de la pandemia de coronavirus, después de que los líderes comunitarios se diesen dos semanas de plazo para acordar medidas ante la falta de consenso.

El objetivo es cumplir ese mandato y “presentar propuestas para reforzar la respuesta política de la UE al Covid-19”, dijo el presidente de este foro, Mário Centeno, al anunciar la fecha en la red social Twitter.

El encuentro tendrá lugar por videoconferencia y se espera que hasta el 7 de abril haya muchas conversaciones a nivel bilateral entre países, según fuentes europeas.

El jueves pasado los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete decidieron dar dos semanas de plazo a sus ministros para que planteen nuevas medidas para aliviar el golpe económico de una pandemia que llevará a la UE a la recesión este año.

El encargo de los líderes fue fruto de un enconado debate sobre las medidas necesarias a nivel comunitario para responder a la crisis y, en particular, del plante de España e Italia, que obligaron a reformular un acuerdo que les parecía vago y escaso en ambición.

El debate de los líderes giró en torno a dos medidas concretas: el uso de una línea de financiación específica proporcionada por el Mecanismo Europeo de Estabilidad -el fondo de rescate europeo- para hacer frente a la pandemia y la posibilidad de emitir coronabonos, deuda respalda por el conjunto de los países de la UE.

España e Italia, junto con al menos otros siete países, abogan por la emisión de deuda mutualizada, argumentando que esta es una crisis que afecta a todos los países pero es culpa de ninguno, al tiempo que recelan de usar el MEDE por las condiciones que conlleva toda ayuda del fondo de rescate.

En el lado contrario, Holanda -que mantuvo la posición más dura- Alemania o Austria rechazan de plano la posibilidad de emitir coronabonos por la mutualización de riesgos que conllevan y preferirían hacer uso del MEDE.

El resultado de esta división fue un acuerdo que se limitó a saludar las medidas ya adoptadas, el grueso de las cuales dependen de los Gobiernos nacionales y del Banco Central Europeo, y a encargar a sus ministros que en dos semanas hagan nuevas propuestas.

En paralelo, se pidió a los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo, Charles Michel, que trabajen en un plan de recuperación tras la pandemia.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, advirtió el pasado viernes de que los países tendrán que superar sus diferencias para adoptar unas medidas que se necesitan en las próximas semanas, no meses.

“Si es cierto que estamos afrontando la crisis más grave desde la guerra deberíamos reaccionar juntos y no seguir con las divisiones de los últimos diez años (…). Si no somos capaces de hacerlo con una crisis como esta, no sé cuando seremos capaces”, dijo en una entrevista con Efe.

Portugal insiste en la urgencia de dar respuestas

En la misma línea, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, insistió este lunes en que no es posible esperar uno, dos o tres meses “como algunos piensan” para dar respuestas a la pandemia de COVID-19 en el terreno a nivel de la UE.

“Es importante afirmar la unidad europea, la solidaridad europea, lo que significa que no se puede esperar uno, dos o tres meses como algunos piensan para que haya respuestas europeas en el terreno. No en teoría, en el terreno”, declaró a la prensa en Lisboa.

Esta preocupación fue compartida por Rebelo de Sousa con su homólogo italiano, Sergio Mattarella, durante una conversación telefónica que mantuvieron este lunes sobre la situación provocada por el nuevo coronavirus.

Portugal se levanta contra la Europa insolidaria

Lisboa (EuroEFE).- Dicen sus colaboradores que António Costa, el primer ministro de Portugal, es un hábil negociador y un convencido europeísta. Condujo al país hasta la salida de su peor crisis tras la intervención de la troika. Ahora, levanta la …

 

“Hablamos de Europa, de cómo es importante que Europa tenga posiciones comunes fuertes, entendiendo la importancia de la pandemia y la necesidad de acudir a los efectos económicos y sociales”, explicó el presidente portugués, quien aseguró que es una preocupación de “muchos Estados” de la UE.

Rebelo de Sousa ya había criticado la semana pasada la “insuficiente” y “tímida” respuesta de la UE a la pandemia y consideró que era un error no emitir deuda conjunta a través de “eurobonos” o “coronabonos”.

Asesores del Gobierno alemán descartan los coronabonos

Mientras, en Alemania la recesión por el coronavirus es inevitable, según pronosticó este lunes el consejo asesor del Gobierno, que avanzó que la mayor economía europea podría contraerse hasta un 5,4 % si la pandemia se prolonga.

Los expertos se mostraron satisfechos con las medidas adoptadas por el Gobierno alemán en la protección de las empresas y de los trabajadores.

A nivel europeo, el consejo asesor instó a “emplear las instituciones y los instrumentos ya en funcionamiento” para atajar la crisis económica, esto es el Banco Central Europeo (BCE) y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Recordó que en ocasiones previas se había posicionado en contra de mancomunar la deuda pública en la eurozona, como lo que implica la propuesta de los coronabonos. Además señaló que este tipo de ideas son contrarias a los actuales marcos legales y que sería muy difícil lograr los “consensos políticos” necesarios para su modificación.

Recesión “inevitable” en Europa, según el FMI

Por su parte, El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este lunes de que “una profunda recesión en Europa es ya inevitable” en 2020 debido a la pandemia del coronavirus, ya que cada mes de cuarentena económica resta un 3 % del PIB anual.

“En las principales economías de Europa, los servicios no esenciales cerrados por decreto representan cerca un tercio de la producción. Esto quiere decir que cada mes que estos sectores siguen cerrados se traduce en una caída del 3% en el producto interior bruto anual (PIB)”, afirmó el director del Departamento de Europa de la institución, Poul Thomsen.

Italia y España, la tercera y la cuarta economía de la zona euro, se encuentran prácticamente paralizadas al ser los dos países más afectados por la pandemia; y otras grandes economías como Alemania y Francia han aplicado severas restricciones de movimiento y actividad.

“Esto antes de que otras alteraciones y efectos de contagio al resto de la economía se contemplan. Una profunda recesión en Europa es ya un resultado inevitable”, agregó Thomsen.

La institución había previsto en enero un crecimiento económico en la zona euro del 1,3 %.

Thomsen aplaudió las medidas tomadas por las autoridades “al poner en práctica grandes estímulos monetarios y fiscales para contener el impacto de la crisis”, como la suspensión de los límites de déficit fiscal y los masivos programas de recompra de activos del BCE.

FMI: "Una profunda recesión en Europa es ya inevitable"

Washington (EuroEFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este lunes de que “una profunda recesión en Europa es ya inevitable” en 2020 debido a la pandemia del coronavirus, ya que cada mes de cuarentena económica resta un 3 % del …

Bruselas pide al G20 la eliminación de aranceles

Por otro lado, la Comisión Europea (CE) instó este lunes a eliminar los aranceles impuestos a todos los productos relacionados con la lucha contra la pandemia de coronavirus durante una reunión telemática de ministros del G20, los países más industrializados y los emergentes.

“Urgimos a todos los miembros del G20 y a la comunidad internacional a trabajar en compromisos para eliminar todas las medidas restrictivas a las importaciones, especialmente en lo que se refiere a aranceles introducidos antes de la pandemia, y a establecer moratorias sobre nuevos aranceles unilaterales”, indicó el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, en su intervención.

Además, pidió que se vaya más allá del alivio arancelario introducido por algunos miembros del Grupo de los Veinte (G20),- Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania, Reino Unido, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Sudáfrica y Turquía, así como por la Unión Europa (UE); Arabia Saudí ocupa la Presidencia del mecanismo y España, como país invitado permanente -, y “se eliminen todos los aranceles a productos relacionados con el COVID-19”.

Igualmente, el comisario irlandés pidió a los países abstenerse de imponer restricciones a las exportaciones u otras medidas distorsionadoras en el sector agroalimentario, ya que dijo que, en este momento, no hay escasez de suministro a nivel global y tales acciones “están completamente injustificadas”.

 

Por otra parte, Hogan animó a todos los manufactureros a incrementar su capacidad para producir equipos para luchar contra el coronavirus, poniendo a disposición gratuitamente los estándares para suministros médicos para cualquier empresa que esté interesada, “tal y como hemos hecho en la UE (Unión Europea)”.

Asimismo, pidió que haya corredores abiertos para el transporte y control aduanero de bienes esenciales.

Editado por Miriam Burgués