El Parlamento español valida las medidas económicas contra el coronavirus y prorroga el estado de alarma

Un congreso vacío por las medidas de seguridad aprobó las medidas económicas del Gobierno español y la prórroga del estado de alarma. [EFE/Mariscal/Pool]

Madrid (EuroEFE).- El Congreso español  ha validado las de medidas económicas con ayudas a empresas, trabajadores y familias que pretenden paliar el impacto negativo de la crisis sanitaria provocada por el conavirus en la economía, aunque la mayoría de los partidos las ven insuficientes. Además, ha prorrogado el estado de alarma hasta el próximo 11 de abril.

La mayoría de los partidos políticos, entre ellos PSOE, Partido Popular (PP), Unidas Podemos (UP), Ciudadanos (Cs), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Juntos por Catalunya (JxCAT), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Compromís, Más País o Foro Asturias, han apoyado los tres decretos leyes que ha defendido la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Economía Digital, Nadia Calviño, para que se adopten medidas “urgentes de estabilización” y para que una vez superado el COVID-19 la recuperación de la economía sea rápida.

Sin embargo el último decreto ley sobre medidas económicas y sociales será tramitado como proyecto de Ley por el procedimiento de urgencia y recibirá enmiendas, pese a que ya está en vigor.

La vicepresidenta de ASuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE/Mariscal/Pool

A este último decreto VOX (ultraconservador) ha votado en contra toda vez que incluye una disposición que garantiza al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, su presencia en la comisión de seguimiento del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En la votación para que este decreto se tramite como proyecto de Ley ha recibido 179 votos a favor y 164 votos en contra con lo que se tramitará con enmiendas aunque por la vía de urgencia y el procedimiento será más corto de los tres meses habituales.

Por otra parte, los dos primeros decretos económicos han sido convalidados definitivamente por 342 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones, así como por 341 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones, respectivamente.

“Se tratar de minimizar el riesgo de que la ralentización económica tenga un impacto estructural, sobre todo en términos de empleo y suponga un lastre para la recuperación”, ha dicho Calviño que ha insistido en que esta crisis es “excepcional y transitoria”.

Sin embargo casi todos los partidos políticos han urgido más medidas para los autónomos, para las empleadas del hogar que se han quedado sin ingresos o para los que no pueden pagar el alquiler, además de que el PP y VOX (que ha votado a favor de dos decretos y se ha abstenido en el último) han pedido rebajas de impuestos y no acometer la reforma fiscal que se contemplaba en los próximos Presupuestos Generales.

Casi todos han reclamado ir más allá y así, desde Unidas Podemos que ha pedido medidas de alquiler y profundizar en el apoyo a los autónomos o ERC que ha pedido una renta de confinamiento, una modificación de la regla de gasto o de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Más País que ha solicitado un Plan Marshall de inversión hasta la CUP, EH Bildu o BNG, que han coincidido en reclamar “nuevos impuestos de emergencia” a las grandes fortunas.

El PNV ha considerado que se han dado “pasos en la buena dirección” y Ciudadanos ha reclamado más apoyo a los autónomos.

En este sentido, Calviño ha reiterado que en las próximas semanas se aprobarán medidas económicas complementarias y ha citado expresamente una ayuda para las personas que no puedan hacer frente al alquiler.

“El Ejecutivo está trabajado para dar una solución a quienes se encuentran con dificultades para pagar su alquiler, teniendo en cuenta las especificidades de un mercado en el que operan entidades públicas, grandes tenedores de vivienda, otros profesionales y también personas que dependen de esta renta para poder abordar sus gastos mensuales”, ha dicho sin mencionar si se tratará de una exoneración temporal del pago.

España supera ya a China en muertes por COVID-19

Madrid (EuroEFE).- La pandemia de COVID-19 se agravó este miércoles en España, que superó a China en el número de muertes, con un total de 3.434, mientras las autoridades nacionales y regionales luchan por controlar la extensión del virus y …

La ministra ha repasado todas las medidas aprobadas en poco más de una semana por el Gobierno, tanto a empresas, como a los sectores más afectados o a los autónomos y ha destacado que son “iniciativas muy relevantes y muy potentes, que se podrán ver complementadas por nuevas medidas en función de las necesidades que vayamos detectando en nuestro seguimiento continuo de la situación”.

No obstante, Calviño ha pedido remar “unidos” y “lealtad y responsabilidad” de todas las administraciones ya que “todos debemos estar a la altura de estas circunstancias históricas”.

“De las decisiones que tomemos ahora, de la responsabilidad con la que seamos capaces de actuar dependerá en gran medida que la recuperación tras este duro periodo sea rápida y eficaz”, ha incidido tras insistir en que “seguiremos actuando cuando sea necesario, donde sea necesario y haciendo lo que sea necesario para atajar la crisis sanitaria, proteger a los ciudadanos y garantizar que la economía mantiene una base sólida”.

Ha avisado de que “la perturbación conjunta de demanda y oferta para la economía española afectará a los ingresos de las empresas y autónomos y “podrían derivar en una pérdida de empleo significativa”.

El Parlamento autoriza la prórroga del estado de alarma

El Parlamento español ha autorizado, entrada la madrugada de este jueves, la prórroga del estado de alarma que ha defendido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como una dura medida para la sociedad, pero “indispensable” frente al coronavirus, por lo que ha pedido unidad y lealtad políticas.

El respaldo del Parlamento ha sido abrumador a través del excepcional recurso al voto telemático, ya que al hemiciclo, para evitar contagios, sólo han acudido poco más de 40 diputados y algo menos de una decena de ministros, liderados por Sánchez.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. EFE/Mariscal/POOL

No ha habido ni un voto de rechazo y sólo se han abstenido las formaciones independentistas y soberanistas de ERC, JxCat, EH Bildu, la CUP y el BNG.

Fueron computados 321 votos a favor, 28 abstenciones y ningún voto en contra.

Para los partidos soberanistas, las críticas son las mismas: el confinamiento de los ciudadanos como gran medida de contención de contagios por COVID-19 debe ser más exigente, y además, ha de detenerse la producción en todos los sectores menos los que sean esenciales en la actual coyuntura.

El apoyo ha provenido de siglas de izquierda, como Unidas Podemos o Más País, pero también de las de derecha, casos del Partido Popular (PP), Vox y Ciudadanos ( Cs). Sin embargo, ello no ha evitado reproches y advertencias.

Salvo el PSOE y su socio en el Gobierno, Unidas Podemos, todos los grupos presentes en un Congreso nuevamente semivacío por las obligatorias medidas de seguridad establecidas por la propia Cámara han cuestionado aspectos de la gestión de Sánchez.

Y el presidente, pese a todo, ha hecho hincapié en la relevancia de que ante la siguiente fase que se abrirá con la prórroga del estado de alarma la unidad y la lealtad sean las prioridades.

Ha destacado que dicha prórroga resulta la “única opción eficaz” para frenar la propagación del coronavirus, que este miércoles arrojó datos desalentadores: más de 47.600 contagios y más de 3.400 fallecimientos, lo que sitúa a España con un número de muertes más alto que el que ha reportado China hasta la fecha.

La inmensa mayoría de ciudadanos, por tanto, estarán confinados en sus casas, de momento, desde el 14 de marzo al 11 de abril, casi un mes. Es “indispensable” la medida, ha afirmado Sánchez.

Con la ampliación del estado de alarma, que será en las mismas condiciones que el vigente, el país intenta ganar tiempo y facilitar que el sistema nacional de salud resista a pesar de la saturación y tensión a las que se está sometido.

En opinión de Pedro Sánchez, el tiempo, si se consigue, se convertirá en un factor clave para, primero, aplanar la curva de contagios y luego bajarla. Y hay, a su juicio, “otro bien igual de precioso” en este momento: la unidad y la lealtad.