Empuje hacia un ambicioso plan de recuperación para Europa mientras la pandemia repunta

EFE/Kiko Huesca

Redacción Internacional (EuroEFE).- La pandemia de coronavirus ha experimentado un repunte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras los países del sur de Europa y la Eurocámara presionan para lograr un ambicioso plan de recuperación para el continente.

Según la OMS, los contagios ascendieron este viernes a 2,07 millones, 84.000 más que en la jornada anterior, lo que confirma el repunte de la pandemia en el planeta, tras cuatro jornadas en las que se bajó a unos 70.000 casos diarios.

La misma tendencia al alza se observa en el número de fallecimientos, ya que el total mundial asciende a 139.378, casi 8.500 más que en la jornada anterior, siendo la primera vez según las estadísticas de la OMS que se superan las 8.000 muertes diarias.

El repunte se observa asimismo en las gráficas de nuevas infecciones en las dos regiones más afectadas, Europa (1,05 millones de contagios) y América (743.000).

Ambas se mantienen en una media de más de 30.000 nuevos casos diarios en las últimas jornadas, concentrando casi el 80 % de las infecciones confirmadas en todo el planeta.

EEUU, España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, por este orden, se mantienen como los países más afectados por la pandemia en cuanto a número de contagios confirmados y son los únicos donde se ha superado la barrera de los 100.000 casos.

Unidad en el sur de Europa

Mientras, España, Francia y Portugal expresaron su apoyo a la puesta en marcha de un ambicioso plan de recuperación europeo, financiado conjuntamente y coherente con las prioridades de la región, para responder a la crisis del coronavirus.

Los tres países están trabajando conjuntamente en la coordinación de sus estrategias para levantar el confinamiento, la respuesta económica o las medias de recuperación tras la pandemia, para lo que coinciden en solicitar una respuesta europea.

Estas cuestiones fueron tratadas este viernes en una videconferencia en la que participaron los representantes para la Unión Europea (UE) de los gobiernos de España, Juan González-Barba; Francia, Amélie de Montchalin, y Portugal, Ana Paula Zacarías.

En esa reunión virtual, los tres estuvieron de acuerdo en que tras la crisis actual se deberá construir “una verdadera autonomía estratégica europea” en materia de salud, agricultura e industria, así como una Europa más soberana y más unida y solidaria, informó en un comunicado el ministerio español del Exteriores.

En el encuentro se puso de manifiesto también la voluntad de los tres países de trabajar en estrecha colaboración para una Europa más fuerte, unida y soberana, señala la nota.

Además coincidieron en que la respuesta a la crisis también es europea y, en este sentido, apoyaron las medidas ya decididas a nivel europeo para coordinar la acción de los Estados miembros, proteger a los europeos y ayudar a las empresas y los trabajadores.

“Solo la solidaridad europea permitirá superar la epidemia y revitalizar nuestras economías. Ningún país podrá recuperarse solo”, indica el comunicado.

La Eurocámara, a favor de bonos de recuperación

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, afirmó este viernes que acudirá a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) con el mensaje de “una amplia mayoría del Parlamento” en favor de un plan de recuperación que incluya la emisión de bonos de recuperación.

Así lo recoge la resolución adoptada por la Eurocámara en el pleno celebrado este viernes en Bruselas que, según resumió Sassoli, aboga entre otros aspectos por “la posibilidad de financiar en los mercados internacionales los fondos para la reconstrucción”.

“Estoy muy satisfecho porque ahora podré acudir a la reunión del próximo Consejo Europeo del 23 de abril con una clara señal de la voluntad del Parlamento en cuanto a la forma de organizar la salida de esta emergencia y la reconstrucción de nuestras economías”, afirmó el presidente del Parlamento en una rueda de prensa.

El Parlamento Europeo desbloquea 3.000 millones de euros para sanidad y pide "bonos de recuperación"

Bruselas (EuroEFE).- El Parlamento Europeo dio este viernes luz verde a una batería de propuestas para movilizar presupuesto comunitario en respuesta a la pandemia de coronavirus, entre ellas una que prevé más de 3.000 millones de euros en apoyo al …

 

El concepto de la mutualización de la deuda ha estado en el centro de la división entre los países de la UE en el debate sobre cómo abordar el reinicio de la economía una vez superada la emergencia sanitaria por el coronavirus, con parte de los Estados miembros, como España o Italia, abogando por la emisión de los llamados “coronabonos”.

Otros, como Holanda o Alemania, se oponen frontalmente a una iniciativa que supondría también responder conjuntamente por el riesgo de impago.

“Tenemos que asegurarnos de que el gasto a partir de ahora de cada país se comparte, y que hay mutualización de la deuda que se genere en este plan de reconstrucción”, dijo el italiano, que consideró que la Eurocámara ha actuado “rápido y a tiempo”.

Sassoli, que en la tarde del jueves se unió a los pocos eurodiputados presentes en el hemiciclo en el aplauso al personal sanitario que en muchos países se celebra a las ocho de la tarde, aprovechó su comparecencia para agradecer también su trabajo a los funcionarios del Parlamento que han hecho posible el pleno.

En la segunda sesión plenaria desde que comenzó la pandemia, una amplia mayoría de los eurodiputados ha vuelto a emitir su voto por correo electrónico y, aunque el sistema supone que el pleno se alargue más de lo habitual por el tiempo previsto para contar los votos de forma manual, Sassoli valoró positivamente el funcionamiento de esta manera de votar.

“No queremos parar los mecanismos de la democracia”, afirmó.

El Gobierno aleman ve “controlable” la epidemia

La pandemia avanza a ritmo desigual según los países y mientras Alemania la da ya por “controlable”, en el Reino Unido se dispara la cifra de muertes.

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, lanzó un mensaje esperanzador en una rueda de prensa para hacer un primer balance sobre la eficacia de las medidas adoptadas para contener el contagio. La epidemia es “controlable” y Alemania tiene “buenas posibilidades de superar bien el periodo de epidemia”, dijo.

Precisó que se ha pasado de un crecimiento dinámico de contagios a una evolución lineal y subrayó que en ningún momento el sistema sanitario alemán se ha visto colapsado. A mediados se mayo se volverá en las clínicas alemanas a una “nueva normalidad” que consistirá en mantener un equilibrio entre mantener camas libres para posibles contagiados por coronavirus y retomar las operaciones aplazadas.

La declaración se conoció después de que el Instituto Robert Koch de virología anunciara que el número de nuevos contagios por coronavirus causados por una persona infectada cayó en Alemania por debajo de 1, un valor que se persigue para poder hablar de una remisión de la epidemia.

El ministro aseguró que Alemania quiere “hallar gradualmente el equilibrio adecuado entre protección de la salud, vida pública y economía” y “paso a paso el camino hacia una nueva normalidad”.

En Alemania se han registrado casi 137.700 casos de coronavirus y 4.052 muertos por COVID-19.

En contraste, en el Reino Unido se atraviesa actualmente el pico de la pandemia. Este viernes el número de muertos por coronavirus en hospitales británicos llegó a 14.576 tras 847 fallecimientos en las últimas 24 horas, según revelaron este viernes las autoridades sanitarias del país.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, que actúa en representación del primer ministro, el conservador Boris Johnson, anunció este jueves que el Reino Unido extenderá al menos tres semanas más las medidas de confinamiento obligatorio a fin de evitar la propagación de la enfermedad.

Tras pasar varios días hospitalizado, Johnson continúa su recuperación de los efectos del coronavirus y no está desempeñando ningún “trabajo gubernamental”, informó este viernes un portavoz de Downing Street, su residencia y despacho oficial.

Polémica en España por el recuento de casos

En España la curva de expansión de la pandemia se aplana, pero crece la polémica por el recuento de datos, porque no hay homogeneidad entre los que aporta cada región.

Para unificar criterios, el Ministerio de Sanidad publicó este viernes una orden para que todas las Comunidades Autónomas (regiones), aporten unos datos armonizados sobre casos registrados, (solo los que se les haya hecho test), fallecimientos, ingresos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), entre otros baremos.

Según los últimos datos oficiales, en España hay registrados 182.816 casos de coronavirus y se han producido 19.130 fallecimientos, mientras que ya hay 74.797 personas que se han curado.

Tener unos datos claros es clave para que el Gobierno pueda adoptar las medidas de desescalada del confinamiento, que se demanda desde diversos partidos y grupos sociales, sobre todo la salida de niños a la calle y el reinicio de las clases.

La OMS) pidió que cada país afectado revise sus cifras de contagios y muertes de COVID-19 “lo antes posible” para conocer el verdadero alcance de la enfermedad, después de que el número de fallecidos en Wuhan, origen del coronavirus, fuera aumentado en un 50 % por China.

“Los números pueden cambiar con el tiempo, pero es mejor que se actualicen los datos lo antes posible porque nos ayuda a conocer mejor la situación y a dirigir los esfuerzos colectivos frente a la pandemia”, dijo en rueda de prensa el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

Ryan recomendó incluso que se publiquen cifras de casos sospechosos, no solo confirmados, y puso en ese sentido como ejemplo las estadísticas de Nueva York, una de las ciudades del mundo más golpeadas por el coronavirus.

Editado por Miriam Burgués