En España sigue a la baja el número de muertos y nuevos contagios de coronavirus

Sanitarios preparan la carpa de tests rápidos para detectar el COVID-19 en un centro sanitario de Menorca. [EFE/David Arquimbau Sintes]

Madrid (EuroEFE).- España alcanzó este lunes los 13.055 muertos por coronavirus, tras registrar 637 nuevos fallecimientos en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde el 24 de marzo, mientras que también baja el ritmo de nuevos contagios.

Los nuevos casos totalizan 135.032, con un incremento diario del 3,2 por ciento, el ritmo de crecimiento más bajo desde el inicio de la extensión de la pandemia en España, según los datos divulgados este lunes por el Ministerio de Sanidad.

También baja el ritmo de ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), donde hay actualmente 6.931 pacientes, lo que supone un mínimo incremento del 1 por ciento respecto a hace 24 horas.

Esta ralentización generalizada se produce justo cuando se cumple una semana desde que se paralizó la actividad económica no esencial, una medida tomada por el Gobierno para reducir la movilidad, con el objetivo de disminuir los contagios y la presión sobre las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Este ritmo menor de ingresos en UCI supone un alivio para estas unidades, que en los últimos días han estado rozando el máximo de su capacidad, sobre todo en las regiones más afectadas: Madrid y Cataluña,

Con los datos de este lunes, se observa “que la tasa de crecimiento de la pandemia está disminuyendo en todas las comunidades autónomas (regiones)”, afirmó una portavoz del Ministerio de Sanidad, doctora María José Sierra, en la rueda de prensa diaria que ofrecen las autoridades sobre la pandemia.

También crece el aumento de pacientes recuperados, que ya ascienden a 40.437, un 6,2 por ciento más que ayer y suponen ya el 30 por ciento de todos los casos notificados, según Sierra.

La doctora Sierra, jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, confirmó que las autoridades están preparando una doble estrategia de salida a las medidas de confinamiento de la población ahora que el país entra en una “nueva etapa” de la pandemia.

Por un lado se usarán los test rápidos para la detección precoz de casos, incluso los leves, y por otro se emplearán esas mismas pruebas para medir cuántas personas desarrollaron anticuerpos y conocer mejor “cómo está circulando el virus”.

Sierra detalló también que un total de casi 19.400 trabajadores del sector sanitario fueron infectados por el virus, de los que aproximadamente el 10 por ciento requirió ingreso hospitalario.

En otros países de Europa:

Reino Unido: El primer ministro británico, Boris Johnson, es sometido este lunes a pruebas médicas tras pasar la noche hospitalizado por los continuos síntomas del COVID-19. Johnson, de 55 años, llevaba diez días aislado en su residencia del 10 de Downing Street tras dar positivo en coronavirus, pero ante la falta de una mejoría, los médicos recomendaron su ingreso en el hospital como medida de precaución.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, se hará cargo de atender los asuntos del Gobierno y este lunes presidirá la reunión de emergencia del Ejecutivo sobre el COVID-19.

El ministro de Vivienda y Comunidades, Robert Jenrick, dijo hoy que Johnson “está a cargo del Gobierno” y confía en que “pronto” pueda volver a casa. No obstante, Jenrick no descartó la posibilidad de que el primer ministro tenga que permanecer más días en el hospital aunque se espera que vuelva “pronto” al “número 10” de Downing Street.

Medidas de seguridad alrededor del hospital donde es tratado el primer ministro británico, Boris Johnson.EFE/EPA/ANDY RAIN

Austria: El Gobierno austríaco presentó un plan para levantar de forma escalonada las restricciones a su economía, con la apertura la próxima semana de los pequeños comercios como primer paso, aunque con limitaciones de aforo y medidas extraordinarias para evitar contagios.

Los comercios de menos de 400 m2 serán los primeros en poder retomar su actividad a partir del 14 de abril, aunque con restricciones en el limite de clientes dentro de los establecimientos, medidas adicionales de desinfección y la obligatoriedad de llevar mascarillas en el interior.

El resto de comercios, si todo va bien, se abrirán a partir del 1 de mayo, mientras que restaurantes, hoteles y otros servicios, como peluquerías, podrán retomar la actividad como pronto a mediados de mayo, aunque esa decisión se supeditará a cómo evolucione la situación.

Desde el 16 de marzo solo establecimientos esenciales como supermercados y farmacias pueden abrir, aunque se permite con medidas extraordinarias de higiene los servicios de entrega de comida de algunos restaurantes.

Bélgica: Las autoridades de Bélgica, país que en las últimas 24 horas sumó 185 nuevos decesos por coronavirus para un total de 1.632 fallecidos durante la pandemia, dijeron este lunes que se avanza “hacia una estabilización”, pero que aún habrá que mantener las medidas de confinamiento durante “varias semanas”.

“De manera general, nos orientamos hacia una estabilización” pero “todavía habrá que mantener los esfuerzos durante varias semanas para regresar a un nivel aceptable” porque “la situación sigue siendo extremadamente intensa”, declaró en rueda de prensa el virólogo y portavoz del equipo interfederal belga contra el coronavirus, Emmanuel André.

Tras 26 días de restricciones a la movilidad, si bien más laxas que en otros países de la Unión Europea (UE) porque se puede salir a hacer deporte, por ejemplo, se ha reducido por primera vez desde el inicio de la pandemia el número de pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos.

Irlanda: El primer ministro irlandés en funciones, Leo Varadkar, ha reactivado su licencia de médico para efectuar un turno semanal en un hospital de Dublín, a fin de aliviar la escasez de personal causada por la crisis del coronoavirus. El dirigente democristiano trabajó como doctor durante siete años, pero se dio definitivamente de baja del colegio de médicos en 2013, un año antes de asumir el puesto de ministro de Sanidad.