España, en alerta por la COVID-19,  con la primera ciudad confinada por rebrote

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat de Cataluña ha instalado este viernes un hospital de campaña, formado por tres módulos independientes , junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, ante los nuevos brotes de coronavirus surgidos en los últimos días en esta demarcación. EFE/ Ramón Gabriel

Barcelona (España) (EuroEFE).- España comienza este fin de semana las vacaciones de verano con el sistema sanitario en alerta ante los brotes de coronavirus, una cincuentena en todo el país, con el foco puesto en la provincia catalana de Lleida, cuya capital y sus alrededores estará confinada desde este sábado.

El Gobierno catalán, que tiene las competencias de sanidad, decretó este sábado el confinamiento de la zona, con unos 210.000 habitantes, ante el aumento de casos de coronavirus, con lo que estarán restringidas las entradas y salidas en el territorio afectado, se prohíben las reuniones de más de diez personas, en espacios privados y públicos y las visitas a residencias de ancianos.

Esta provincia del norte de España fue de las primeras en registrar brotes de COVID-19 vinculados, la mayoría de ellos, a trabajadores temporeros del campo, en una época en la que en esa zona se recoge la fruta de verano.

La comarca ha registrado ocho brotes, con más de 4.000 positivos, 356 nuevos contagios en la última semana, y las personas con coronavirus ingresadas en el hospital de Lleida se triplicaron en los últimos diez días.

Según dijo el presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, decidieron el confinamiento debido a un “crecimiento demasiado importante de casos de contagio”.

Las restricciones de movilidad afectan a las salidas y entradas de trabajadores de la comarca y al transporte de las actividades empresariales y económicas, aunque se permitirán los desplazamientos por autovías y autopistas que atraviesan la zona, siempre que no sean con origen o destino en Lleida y sus alrededores.

Además de en esta provincia catalana, también hay numerosos brotes en Andalucía (13), la mayoría en la provincia de Granada, aunque hay focos en casi todas las regiones españolas.
Este viernes la atención se centró en la Comunidad de Madrid, la región más afectada por la pandemia, al anunciar su primer rebrote, con cinco positivos.

Desde que España puso fin a las medidas de restricciones a la movilidad el pasado 21 de junio, tras más de tres meses de limitaciones, la aparición de botes de coronavirus fue la principal preocupación de las autoridades sanitarias, que insisten en la necesidad usar marcarillas, mantener la distancia social y seguir una higiene de manos.

España ha registrado desde el inicio de la pandemia 28.385 fallecimientos, con 250.545.contagios, según las cifras oficiales.

Madrid da por controlado el brote de coronavirus en una empresa

La Comunidad de Madrid da por controlado el brote de coronavirus detectado en una empresa de la capital, donde hay 5 casos positivos con síntomas leves, y se da seguimiento a 13 personas más, por ser contacto de los contagiados.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha señalado este sábado desde el embalse de Valmayor que “el brote está controlado” y ha hecho una llamada a la “tranquilidad”, además de reclamar responsabilidad a la ciudadanía para mantener la distancia social, la higiene de manos y el uso de mascarillas como solución para evitar contagios de covid-19.

“El brote está controlado, hay 18 personas controladas. Se ha realizado un estudio a través de los rastreadores de todas las personas que han mantenido contacto con todas las personas que han resultado positivas en el brote”, ha afirmado.

El consejero madrileño ha señalado que como la zona “con la mayor densidad poblacional” de España, la Comunidad de Madrid tiene “un factor de riesgo que no tienen otras zonas con una menor densidad”.

En este sentido, ha vuelto a expresar la preocupación por el aeropuerto de Barajas “desde la lealtad y la responsabilidad, sin que signifique ningún tipo de enfrentamiento”, ha dicho sobre la petición al Gobierno de España de más controles para evitar casos importados del coronavirus, sobre todo de países en peor situación epidemiológica.

 

Edición: Catalina Guerrero