España, en estado de alarma por coronavirus, restringe la circulación de personas y cierra comercios

Un socorrista camina con máscara por la playa de levante de Benidorm (Alicante), cerrada al público. EFE/Manuel Lorenzo

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español ha restringido el movimiento de personas por todo el país, excepto por motivos excepcionales, dentro del estado de alarma que aprobó este sábado para combatir la expansión del coronavirus.

Las medidas, las más drásticas aprobadas por un Ejecutivo español en décadas, establecen desde este sábado el cierre de centros educativos a nivel nacional, igual que de los comercios no esenciales, los espectáculos deportivos y culturales y los locales de ocio, anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

“Las medidas son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias”, reconoció Sánchez en una rueda de prensa al término de una reunión extraordinaria del Ejecutivo.

 

Todas las fuerzas policiales de regiones y locales estarán bajo el mando del Ministerio del Interior, y las Fuerzas Armadas están listas para ser utilizadas si fuera necesario.

Además, el Ministerio de Sanidad tendrá el control de todos los recursos sanitarios del país, y se establece la posibilidad de requisas temporales y de ocupación de fábricas y centros productivos.

El Gobierno de España será “la autoridad competente” en todo el territorio nacional para afrontar la crisis del coronavirus, recalcó Sánchez.

Garantizado el abastecimiento de alimentos y los servicios esenciales

También se establecen medidas para garantizar el abastecimiento de alimentos y productos esenciales, el suministro de electricidad y energía, así como el transporte de mercancías, especialmente las más necesarias para el suministro de la población.

Todas las medidas entran en vigor desde este mismo sábado. “Entramos en una nueva fase” en la lucha contra el Covid-19 y “no nos va a temblar la mano”, recalcó el jefe del Gobierno español, quien también reconoció que el impacto económico de la pandemia “va a ser grande”.

Sánchez avanzó que en la reunión del Gobierno del próximo martes se aprobarán nuevas medidas para apoyar a empresas y trabajadores, a fin de “amortiguar” en lo posible el choque económico en el tejido productivo.

Al igual que en comparecencias anteriores, el jefe del Gobierno pronosticó “semanas muy difíciles” de “esfuerzos y sacrificios” que “empezarán a dar fruto” cuando se logre “el primer objetivo”.

Ese objetivo será “doblegar la curva de propagación, cuando veamos que la curva no sube en forma de flecha, sino más lenta”, afirmó antes de sentenciar: “Cuando el número de altas médicas sea superior a los nuevos infectados”.

Medidas del estado de alarma en España

Madrid (EuroEFE).- El Consejo de Ministros ha aprobado un Real decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, cuyas principales medidas, de aplicación en toda …

 

El estado de alarma, aprobado durante dos semanas que podrían prolongarse por otras dos con el visto bueno del Congreso de los Diputados, llega después del fuerte incremento de casos de coronavirus de la última semana.

Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, en la mañana del sábado España había registrado 5.753 positivos (con un aumento de en torno a un 33 % en los últimos días) y 136 fallecidos por este virus.

Un virus que no distingue de territorios ni ideologías

Sánchez aseguró que “a partir de mañana”, en la relación con los presidentes autonómicos, “no hay colores políticos, no hay ideología, no hay territorio; nuestros ciudadanos son lo primero”.

Así, este domingo celebrará una reunión con todos los presidentes autonómicos “para garantizar la coordinación al más alto nivel”.

“Todos deberán dejar de lado sus diferencias y situarse detrás del presidente del Gobierno; aprendamos de la Constitución”, en un momento en que los verdaderamente importante son los ciudadanos, subrayó.

Por su parte, el gobierno regional de Cataluña, acusa al Ejecutivo de Sánchez de haber reaccionado “tarde y mal” para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus y le ha avisado de que no permitirá que “invada” competencias autonómicas en las medidas aprobadas para controlar la pandemia.

Suspendidas las procesiones de Semana Santa

El avance acelerado del coronavirus en el país también ha obligado a suspender numerosas procesiones de Semana Santa, como las famosas de Sevilla, una tradición religiosa de siglos, pero también de gran valor cultural y fuerte impacto económico por los cientos de miles de fieles y turistas que asisten.

Ya fueron aplazadas las conocidas Fallas de Valencia, fiestas de interés turístico internacional que congregan también a multitud de personas en las calles, y que podrían celebrarse en julio.

Y la situación hace peligrar la Feria de Abril de Sevilla y sus corridas de toros, lo que supondría pérdidas millonarias aún mayores para esta ciudad, capital regional de Andalucía.

Las suspensiones de procesiones se anunciaron este sábado en varias regiones, como Andalucía, Castilla y León y Murcia y la ciudad castellano-manchega de Cuenca; ya se decidió anteriormente en otras y se esperan que continúen por el resto del país.

Así, centenares de cofradías y hermandandes religiosas, que llevan un año preparándose, no podrán salir con los pasos (estatuas de madera policromada sobre un soporte llevado a hombros) que representan la pasión y muerte de Jesucristo entre el Viernes de Dolores (3 de abril) y el Domingo de Resurrección (12 de abril), unas imágenes de gran valor histórico y artístico en muchos casos.

La medida afectará previsiblemente también a los oficios religiosos de esos días en las iglesias, ya que la Conferencia Episcopal Española (CEE) recomendó que no se acuda a los templos y las misas se sigan por radio y televisión.

Pérdidas millonarias en el turismo

Hace una semana, varias fuentes turísticas ya alertaron de que la caída de reservas para viajar dentro de España y al extranjero durante las vacaciones de Semana Santa por temor al contagio hacía peligrar en torno a un 15 % de la facturación anual, que observa también un descenso “significativo” de las prerreservas para el verano.

El sector del turismo español es fuertemente estacional, por lo que genera en torno al 70 % de sus ingresos anuales con la campaña de verano, entre junio y octubre; alrededor de un 15 % en Semana Santa y el 15 % restante, en fines de semana y puentes.

Según datos de la Confederación Española de Hoteles, las reservas han caído entre un 20 y un 30 % e incluso en determinadas zonas han llegado al 40 %, especialmente en las regiones más turísticas.

La crisis del coronavirus puede afectar a entre 320.000 y 375.000 empleos en el sector turístico y de viajes español, que a cierre de 2019 contaba con algo más de 2,7 millones de puestos de trabajo y representa algo mas del 14 % del PIB español, según una proyección divulgada hoy por el Consejo Mundial de Turismo y Viajes (WTTC por sus siglas en inglés)

Andalucía recibió 768.000 turistas durante la Semana Santa de 2019, con un aumento del 1,2 % con respecto al año anterior, según la Encuesta de Seguimiento Turístico elaborada por la Consejería regional de Turismo

En la economía de Sevilla, el impacto de la Semana Santa supone el 1,3 % de su PIB, y generaría hasta 400 millones de euros.

El gobierno regional de Castilla y León ha cifrado en unos 60 millones de euros la pérdida económica que representa la suspensión de la Semana Santa, principalmente dentro del sector turístico.

Drones en Madrid para pedir a los ciudadanos que se queden en casa

Por otro lado, la Policía Municipal de Madrid tuvo que recurrir este sábado al uso de drones equipados con altavoces para instar a los ciudadanos que estaban en la calle a recluirse en sus casas para evitar nuevos contagios de coronavirus.

La Policía Municipal de Madrid ha empleado este sábado drones equipados con altavoces para instar a los ciudadanos a recluirse en sus cosas para evitar nuevos contagios de coronavirus. EFE/POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

Las autoridades han restringido desde hace unos días el acceso a edificios y otros espacios públicos para evitar concentraciones de personas que facilitan la pandemia, con llamadas constantes a evitar viajar y permanecer en las viviendas como en la región de Madrid, la más afectada por la crisis sanitaria en España.

Sin embargo, son muchos son los que se desplazaron a zonas turísticas costeras o salieron hoy zonas de ocio al aire libre o subieron a la sierra de Madrid.

Fuentes municipales de Madrid confirmaron el uso de estos aparatos aéreos, que se emplearon, según pudo comprobar Efe, en zonas como las cercanías del Puente de Toledo, en el sur de la capital de España.

El puente de Toledo está cerca de Madrid Río, un parque fluvial a lo largo del río Manzanares que los madrileños disfrutan para su esparcimiento en días de descanso y de buen tiempo, como hoy.

Testigos presenciales indicaron que vieron las pruebas de uso de los aparatos, cuyos altavoces advertían de que, debido al estado de alarma decretado hoy por el Gobierno, los ciudadanos deben irse a sus casas.

El Ayuntamiento de Madrid decidió cerrar todos los parques de la capital ante la aglomeración de personas durante la mañana, que también fueron avisadas por megafonía de que tenían que volver a casa.

También hoy, el servicio de emergencias de la región de Madrid pidió hoy a todos los ciudadanos que abandonen las áreas recreativas de la sierra situada al norte de la capital, tras denunciar los agentes forestales que los aparcamientos de una conocida zona de turismo de montaña estaban llenos de automóviles de visitantes.

Editado por Miriam Burgués