España se acerca a los 3.000 muertos por coronavirus, mientras arrecia el debate sobre el aislamiento

Desinfección con drones de las calles de Córdoba. [EFE/ Salas]

Madrid (EuroEFE).-  España alcanzó una nueva marca de fallecidos diarios por coronavirus, con 514 en las últimas 24 horas, hasta un total de 2.696 muertes, según anunció este martes el Ministerio de Sanidad. Mientras, arrecia el debate sobre si las medidas de confinamiento son las necesarias o deberían incrementarse.

La cifra total de contagiados asciende de 39.673 (un 19,9 % más en 24 horas), mientras que 2.636 pacientes están ingresados en cuidados intensivos y 3.794 contagiados se recuperaron ya, añadió el parte diario de datos oficiales.

La cifra de fallecidos divulgada hoy supera a los 462 muertos de este lunes, cuando también se había alcanzado el número más elevado en un solo día.

La región de Madrid continúa siendo la más afectada, 272 muertes en las últimas 24 horas y un total de 1.535, lo que supone el 56,93 % de toda España.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. EFE/MONCLOA

Además, hay 5.400 profesionales de la salud contagiados, aunque de forma muy desigual por todo el país, lo que explica la “situación complicada” que afronta el sistema sanitario español, explicó en rueda de prensa Fernando Simón, director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias.

Simón añadió que la “gran mayoría” de los nuevos casos se registraron en las regiones de Cataluña y Madrid, aunque hay otras regiones con aumentos “significativos”.

Sobre el aumento de fallecidos, que lleva dos días seguidos alcanzando nuevas marcas, recalcó que “esta es la semana dura”, y advirtió de que incluso cuando la cifra de nuevos contagios se vaya reduciendo seguirá la presión sobre los hospitales y las unidades de cuidados intensivos durante algunos días.

El responsable sanitario recalcó también que ya hay más curados que fallecidos, una tendencia que se observa desde hace algunos días.

El debate sobre si se debe hacer un confinamiento más estricto

España se adentra en una semana de confinamiento de población y paralización de gran parte de la economía que puede ser clave contra la expansión del coronavirus, cuando arrecian las voces que piden el cierre total de actividades no esenciales para limitar más el movimiento de personas.

El estado de alarma, vigente en todo el país desde el 15 de marzo y que se prolongará hasta el 11 de abril, suspendió las clases presenciales de todos los niveles educativos y el cierre de todos los establecimientos culturales, de ocio, turísticos y deportivos, entre otros no esenciales que impliquen aglomeraciones.

Entre las medidas, el Ministerio de Sanidad ordenó el 19 de marzo el cierre obligatorio de hoteles, establecimientos turísticos, campings, aparcamientos de caravanas y alojamientos de corta estancia antes de este jueves próximo, aunque las regiones podrán abrir los que crean oportuno para actividades y personal sanitario.

Ante esta situación, el gobierno regional de Cataluña, que preside el independentista Quim Torra, ha vuelto a pedir al Ejecutivo español que decrete un “confinamiento total” de la población, aún más duro que el que está en vigor, para ser más efectivos contra el contagio.

 

El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. [EFE/Pool Moncloa/JM Cuadrado]

Sin embargo, la patronal catalana Foment del Treball considera que el confinamiento total de la población “no es una medida proporcionada en la actual situación de crisis sanitaria y de colapso económico” y “puede ser contraproducente”.

También Murcia, que preside el conservador Fernando López Miras, exigió al Ejecutivo central que ratifique la orden de cierre de todas las actividades económicas “no esenciales” y el “confinamiento absoluto” en esta región porque es “fundamental” para frenar la pandemia.

El ministro de Sanidad, el socialista Salvador Illa, ha replicado que la mejor nueva medida en estos momentos es cumplir a “rajatabla” las restricciones “drásticas” ya decretas por el Gobierno nacional, que impide salir de los domicilios salvo para comprar alimentos y medicamentos, ir a trabajar o atender a personas dependientes de manera justificada.

Subrayó que es el “único camino” para llegar al pico de contagios cuanto antes, tal vez a lo largo de esta semana, y reducirlo después.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseguró que es “difícil entender” las reclamaciones de cierre total de la actividad industrial en España cuando la economía ya está “muy ralentizada” y orientada a los servicios esenciales y la lucha contra el coronavirus.

El Pleno del Congreso convalidará mañana los decretos leyes aprobados por el Gobierno que contemplan medidas económicas inéditas en la historia de la democracia para ayudar a empresas, trabajadores y ciudadanos a enfrentar la emergencia económica y social provocada por la crisis del COVID-19.

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, defenderá la movilización de recursos por valor de 200.000 millones de euros, el 20 % del PIB, la suspensión de los desahucios y moratorias en el pago de las hipotecas o la agilización de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

Un coche fúnebre sale del Palacio de Hielo, en Madrid, utilizado como funeraria. EFE/ Chema Moya

La situación en las residencias

Las residencias de mayores deben comunicar de inmediato a las consejerías de Sanidad de sus comunidades y a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno si no pueden gestionar adecuadamente la conservación y retirada de cadáveres por la acumulación o ausencia de servicios funerarios disponibles.

Así se establece en una orden del Ministerio de Sanidad publicada este martes por el Boletín Oficial del Estado (BOE), que entra en vigor hoy mismo y que permite a las comunidades autónomas intervenir los centros residenciales de mayores en función de su situación epidémica y asistencial.

La Fiscalía española investigará si en algunas residencias de mayores hay cadáveres de ancianos fallecidos por el coronavirus conviviendo con otros residentes y si existen enfermos en malas condiciones de salubridad.

En un comunicado, la Fiscalía se hace eco de informaciones periodísticas, corroboradas por el Ministerio de Defensa, según las cuales en algunas residencias de ancianos miembros el Ejército lo habrían detectado cuando participaban en las tareas de desinfección de esos centros.

Esta situación fue desvelada también por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una entrevista en televisión, en la que señaló que el Ejército había encontrado en algunas residencias “a ancianos, a mayores, absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas”.

Robles aseguró además que sobre los centros que no cumplan con sus obligaciones caerá “todo el peso de la ley”.

Según la nota de la Fiscalía, los militares habrían comprobado “la existencia de personas ancianas, algunas de ellas enfermas, residiendo en situaciones extremas y malas condiciones, así como residentes fallecidos”.

Por eso, ante esa situación “alarmante”, ha acordado abrir diligencias de investigación “a fin de determinar la gravedad de los hechos y su posible relevancia penal”.

En la entrevista, Robles afirmaba que aunque “la inmensa mayoría” de las residencias de mayores “está cumpliendo con la obligación” de atender a sus residentes, hay otras que no, como ha constatado el Ejército, aunque no precisaba a cuántos centros de mayores se refería ni dónde.

Madrid empieza a tener problemas para enterrar a los muertos por coronavirus

Madrid (EuroEFE).- Con las empresas funerarias saturadas, Madrid utilizará como morgue el Palacio de Hielo, un centro comercial con pista de patinaje, que servirá de alternativa para almacenar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus que no pueden ser enterrados …