España dice adiós a un símbolo de la dictadura

Los restos de Franco se trasladan hoy del Valle de los Caídos a Mingorrubio

Familiares de Francisco Franco portan el féretro con los restos mortales del dictador tras su exhumación en la basílica del Valle de los Caídos, antes de su trasladado al cementerio de El Pardo-Mingorrubio para su reinhumación. EFE/J.J. Guillén

Valle de los Caídos (Madrid) (EuroEFE).- España vivió este jueves un acontecimiento histórico con la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco de su actual lugar de enterramiento, el monumento del Valle de los Caídos, donde estuvieron 44 años,  para llevarlos a un cementerio municipal de Madrid.

El procedimiento buscaba cerrar un capítulo en la historia de este país y corregir la anomalía democrática que supone que un dictador tenga una tumba de Estado, donde ha estado durante casi 44 años tras su fallecimiento en noviembre de 1975.

Sánchez: la exhumación de Franco pone fin a una “afrenta moral”

El presidente del Gobierno español en funciones, el socialista Pedro Sánchez, aseguró  que la exhumación de Franco, donde estaba enterrado desde hace 44 años, pone fin a la “afrenta moral” que constituía el enaltecimiento del dictador en un lugar público.

En una declaración institucional tras el traslado de Franco hasta su nueva ubicación, el panteón familiar en el cementerio de El Pardo, en las afueras de Madrid, Sánchez destacó además que con la exhumación “España cumple consigo misma”.

“Se da un paso más en la reconciliación que solo puede descansar en la democracia y la libertad que compartimos. Y nuestra democracia se prestigia a los ojos del mundo, atendiendo a una recomendación respaldada entre otros organismos por Naciones Unidas”, dijo.

“Nos costó mucho tiempo deshacernos de un régimen represor. Y casi nos ha llevado el mismo tiempo apartar los restos de su artífice del homenaje público”, remarcó el presidente del Gobierno en funciones.

Después de más de un año desde que el Ejecutivo socialista español anunciara su intención de sacar a Franco del Valle de los Caídos, los restos del dictador fueron llevados ese jueves al cementerio de El Pardo, donde reposan también los de su mujer Carmen Polo.

El traslado se realizó sin incidentes y en los tiempos estimados

Solo un grupo de 22 familiares y un reducido número de funcionarios y operarios, el mínimo imprescindible, estuvieron presentes en la operación, que tuvo lugar en la intimidad, ya que se vetó la presencia de público y de medios de comunicación.

Solo ha habido una señal de televisión por parte de la cadena estatal y un “pool” gráfico a cargo de la Agencia EFE, y únicamente en la zona al aire libre del Valle de los Caídos, fuera de la basílica excavada en la roca.

Medios

Trabajadores de los medios de comunicación esperan a la entrada del Valle de los Caídos EFE/Fernando Villar

El proceso comenzó a las 08.30 GMT, cuando se procedió a levantar la losa de granito de 1,5 toneladas bajo la cual se encuentra el ataúd con los restos del dictador.

Solo estuvieron presentes los familiares de Franco, sus siete nietos y algunos de sus bisnietos, así como de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en su calidad de notaria mayor del Reino, y otros funcionarios.

El féretro, según fuentes del Gobierno, ha sido extraído de la fosa y pasadas las 12.30 horas el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, quien se opuso hasta el último momento a la exhumación, ofició un breve responso.

Tras la exhumación, el féretro fue llevado a hombros por algunos de los descendientes del dictador hasta la explanada del monumento,  donde fue cargado en un coche fúnebre que lo acercará hasta un helicóptero.

La aeronave procede a trasladar el féretro, junto con uno de los nietos, hasta el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, un barrio de Madrid situado en un paraje natural a varios kilómetros de la capital.

En el momento en que el féretro era introducido en el coche fúnebre se pudieron  escuchar gritos de “Viva España” y “Viva Franco.

El Gobierno rechazó la petición de los familiares para enterrar a Franco con honores militares e incluso bajo una bandera española.

El resto de la comitiva se trasladará por carretera, en un trayecto de unos 60 kilómetros.

Por decisión de la familia y, a pesar de los daños que presenta, los restos han sido portados en el féretro original -tapado con una tela de color marrón- con el que fue inhumado hace casi 44 años y que cuenta con una parte interna de zinc sellada y otra externa de madera.

Los restos de Franco se trasladan hoy del Valle de los Caídos a Mingorrubio

Vista del helicóptero que traslada los restos de Francisco Franco tras su exhumación del Valle de los Caídos camino del cementerio de El Pardo-Mingorrubio para su reinhumación. EFE/J.J. Guillén POOL

Una vez en el cementerio, los restos fueron  inhumados de nuevo en el panteón en el que está enterrada desde 1988 la viuda de Franco, Carmen Polo.

A petición de la familia Franco, se ofició una misa en la que el sacerdote era un hijo de Antonio Tejero, el oficial de la Guardia Civil que encabezó el asalto al Congreso de los Diputados durante el intento de golpe de Estado de 1981 contra la incipiente democracia española.

Todo ese procedimiento se realizó en la intimidad, ya que se cerró el acceso al cementerio.

Edición: Catalina Guerrero