Europa atenta a los rebrotes de coronavirus

Un manifestante frente a la empresa cárnica Tonnies, en Gutersloh, Alemania, donde se produjo un rebrote de coronvirus. [EFE/ Friedemann Vogel]

Berlín/Madrid/Roma/París (EuroEFE).- Europa está muy atenta a los rebrotes que puedan producirse de coronavirus. El primer día laborable con libre circulación en la práctica totalidad de fronteras internas coincide, los temores a los contagios importados coinciden con los esfuerzos para poner en marcha la esencial industria turística.

El factor de reproducción del coronavirus (R) sigue subiendo en Alemania debido a una serie de brotes locales y se ha disparado en unos pocos días desde valores por debajo de 1 a 2,03, según las últimas cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Si se toma como referencia el factor R menos estable, basado en una comparativa de las infecciones en un intervalo de cuatro días respecto a los cuatro días anteriores, el valor se sitúa incluso en 2,88.

El valor de 2,03 se refiere a la comparativa que tiene en cuenta las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que por lo tanto es considerado más estable al permitir un mayor balance de las oscilaciones derivadas de brotes localizados.

Primer concierto en Alemania con los espectadores distribuidos en sillas y espacioos de plexiglas. EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

Los cifras de reproducción estimadas en el caso de ambos modelos de cálculo se sitúan así entre 2 y 3, es decir, una persona con coronavirus contagia a otras dos o tres personas, cuando la meta es mantener este valor por debajo de 1, lo que implica que un individuo no necesariamente contagia a otro.

El RKI subraya en su informe más reciente la relación de este aumento del factor de reproducción con los brotes localizados, en particular el que se ha registrado en un matadero en Gütersloh, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, donde la cifra de positivos ascendía ayer a 1.331.

El instituto recuerda que dado que la cifra de casos activos en Alemania es relativamente baja, los brotes localizados tienen una fuerte repercusión en los cálculos de factor de reproducción.

Necesidad de observar la evolución en los próximos días

No obstante, subraya la necesidad de observar la evolución en los próximos días, “en particular en lo que respecta a la pregunta de si se produce un aumento de los casos positivos más allá de los brotes descritos”.

Además del brote en el matadero de la empresa Tönnies en Gütersloh, el informe alude a otros tres distritos en los que se ha observado una “incidencia elevada” del factor R calculado por intervalos de siete días.

Así ha habido otros brotes en complejos de edificios en Gotinga (norte) y en el barrio berlinés de Neukölln.

El número total de contagiados en Alemania después de darse a conocer el primer caso el pasado 27 de enero asciende a 190.359, lo que supone 537 más en las últimas 24 horas, mientras que la cifra de muertos se sitúa en 8.885, tres más respecto al día anterior.

En tanto, 175.300 personas se consideran recuperadas tras contagiarse con el coronavirus, unas 400 más en un día, según datos del RKI actualizados la pasada medianoche.

España, primer día laborable de normalidad vigilando los rebrotes

España vive este lunes el primer día laborable con el período de “nueva normalidad” tras 98 días de estado de alarma por la pandemia de coronavirus, que supuso importantes restricciones de la movilidad, y ahora se enfrenta al reto de controlar los rebrotes.

Las estaciones de trenes y autobuses amanecen estelunes con más movimiento y se han reforzado las ofertas de transporte respecto a lo que había la semana pasada, cuando ya las limitaciones se habían aliviado, pero aún no alcanzan los niveles previos a la pandemia.

Apertura de una guardería en Pamplona.EFE/ Jesús Diges

Todas las actividades están ya en funcionamiento, con la intención de dinamizar la economía y la vista puesta especialmente en el turismo, sobre todo ahora que comienza el verano boreal y es la temporada alta de un sector que es uno de los motores de la economía española, que aporta el 12,3 % del PIB nacional.

Este domingo se abrieron también las fronteras con los países de la zona europea Schengen, excepto con Portugal y eso supone que comienzan a llegar miles de visitantes desde el extranjero; solo ayer llegaron a España un centenar de vuelos desde el exterior.

La “nueva normalidad” también supone retomar la libertad de movimientos para viajar entre provincias dentro de España, lo que impulsará también el turismo interior.

No obstante, las autoridades insisten en la importancia de mantener las medidas de precaución, como el uso de mascarillas, que sigue siendo obligatorias en los transportes públicos y en lugares donde no sea posible mantener una distancia mínima de metro y medio.

“Hay que tener muy presente que el virus está todavía con nosotros, lo hemos controlado pero no lo hemos derrotado”, dijo hoy el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista radiofónica en la cadena SER, por lo que insistió que “toda prudencia es poca”.

La pandemia, que después de más de tres meses está controlada, ha causado en España 28.323 fallecimientos y se han registrado 246.272 casos confirmados con pruebas PCR, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad.

Italia pide que no se baje la guardia

El Gobierno italiano agradeció hoy oficialmente a los médicos y trabajadores sanitarios su lucha contra la pandemia del Covid-19, que ha causado más de 34.600 fallecidos en el país, y pidió una vez más que en estos momentos de vuelta a la normalidad no se baje la guardia.

“Las concentraciones de personas son una bofetada para todos ustedes y para los 34.000 italianos que se han ido”, advirtió el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, en su discurso de agradecimiento a los sanitarios durante una ceremonia celebrada hoy en la sede de Protección Civil en Roma.

Manifestación de médicos en Milán. EFE/EPA/MATTEO CORNER

“La COVID-19 aún está entre nosotros, no debemos bajar la guardia”, agregó.

“Todavía estamos librando esta batalla ¡y cuidado con pensar que ya está ganado”, señaló, por su parte, el titular de Salud, Roberto Speranza, quien pidió “no olvidar” rápidamente todo lo que ha sucedido en los últimos meses.

El primer ministro, Giuseppe Conte, aseguró que “Italia ha dado una gran demostración de sí misma”, al entregar los certificados de agradecimiento a los médicos y enfermeros de las unidades de Protección Civil.

Dijo que el país se vio obligado a afrontar “una prueba muy difícil, exigente e inesperada” y defendió las decisiones adoptadas de confinar primero una zona del norte y después todo el territorio nacional.

También el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, mostró su agradecimiento a los trabajadores sanitarios que estuvieron “en la primera línea” del frente.

“Ustedes han demostrado que la emergencia se supera con los esfuerzos de todos”, dijo Borrelli, y explicó que “más de 8.000 médicos y 9.000 enfermeras respondieron a la llamada” para sumarse a la lucha contra la pandemia y viajar a las zonas más afectadas.

Desde que se detectó el primer caso local el 21 de febrero, Italia ha registrado 34.634 fallecidos por coronavirus y más de 238.000 casos totales.

En Francia, los alumnos vuelven a sus clases

Los alumnos de primaria y secundaria de Francia vuelven este lunes a clase de forma obligatoria hasta las vacaciones de verano, dentro de dos semanas, con el objetivo de restablecer el contacto con todos los niños, especialmente con el 4 % que se ha quedado descolgado durante el confinamiento.

“No se puede dejar a los alumnos sin clase de marzo a septiembre”, explicó en una entrevista a la emisora “France Inter” el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, que se ha marcado el objetivo de que en las dos próximas semanas los 6,7 millones de estudiantes de primaria y los 3,3 millones de secundaria asistan presencialmente.

Para que eso sea posible, se ha flexibilizado mucho el estricto protocolo sanitario establecido al comienzo de la desescalada en mayo, de forma que en preescolar ya no se exige ninguna regla de distanciamiento entre niños de la misma clase.

En el resto de cursos desaparece la regla que preveía un espacio de 4 metros cuadrados por cada uno y un máximo de 15 estudiantes por clase. A partir de ahora basta con una distancia lateral de un metro en las aulas. Sí se mantiene la obligatoriedad de mascarilla para los estudiantes de más de 11 años (y de los profesores).

Según un sondeo del instituto demoscópico Odoxa-Dentsu Consulting, al menos el 61 % de los padres tenían intención de llevar a sus hijos a la escuela esta semana.

Aquellos que no lo hagan, serán contactados por los centros escolares para saber qué ocurre y se aplicarán las reglas habituales en esos casos porque, como recordó el titular de Educación, “la instrucción es obligatoria en Francia”.

Francia deplora las concentraciones por las fiestas de la música

El ministro francés de Cultura, Franck Riester, deploró este lunes las concentraciones masivas de personas que se produjeron este domingo en algunas ciudades del país con motivo de la Fiesta de la Música, e hizo un llamamiento a la responsabilidad.

“Permitimos que se hiciera esa fiesta, pero con un llamamiento a la responsabilidad, individual y colectiva. Globalmente, se respetaron las consignas de seguridad, pero hubo ciertas personas que no lo hicieron. Lo lamentamos y lo deploramos”, señaló el ministro ante la prensa.

Su reacción de produce ante la polémica que han generado las imágenes de cientos o miles de personas reunidas en algunos lugares, sobre todo en París, participando en conciertos al aire libre en parques y plazas.

Fiesta de la Música en París. Muchos si respetaron las normas. EFE/EPA/YOAN VALAT

En algunos de esos conciertos se produjeron roces con las fuerzas del orden que trataron de dispersar al público, y que se saldaron con siete arrestos por lanzamiento de objetos a la policía y un agente herido leve.

El Ejecutivo había mantenido la Fiesta de la Música, que desde 1982 coincide con la llegada del verano el 21 de junio, pero había alertado de la necesidad de respetar ciertas consignas.

En concreto, había prohibido los conciertos espontáneos que suelen producirse durante esa celebración y había recordado que siguen vetadas las reuniones de más de diez personas salvo autorización expresa de la delegación del Gobierno.

Pese a las advertencias, en varias ciudades del país se produjeron conciertos callejeros que atrajeron a miles de espectadores.

Por las redes sociales y los medios de comunicación han circulado imágenes en los que se ve que no se respetaba la distancia de seguridad entre personas y que la inmensa mayoría no portaba mascarillas.

Riester recordó que cumplir estas consignas es actualmente la principal forma de evitar la circulación del virus.

Francia tiene contabilizados en la actualidad 81 focos del virus, todos bajo control, según las autoridades sanitarias.

Algunos especialistas consideraron que habrá que esperar dos o tres semanas para saber si las reuniones masivas de este domingo provocarán un repunte del coronavirus en la región de París, aunque la capital no fue la única ciudad donde hubo conciertos callejeros.