Europa implementa medidas socioeconómicas contra el coronavirus, que ya es pandemia

Un perchero en un colegio de Madrid...vacío por el cese de la actividad escolar por el coronavirus. [EFE/ Emilio Naranjo]

Madrid/Roma/Berlín/Bruselas/Ginebra/Washington (EuroEFE).- A la espera de la reunión del jueves del Banco Central Europeo y tras la videocumbre de la UE, los gobiernos europeos empiezan a implementar las medidas para luchar contra los efectos socioeconómicos del coronavirus, que ya es considerado pandemia.

Italia destinará fondos de hasta 25.000 millones de euros, mientras que Alemania, gendarme europeo del déficit cero, apuesta por relajarlo. Por lo demás, ya han tenido que salir voces en la UE, Merkel incluida, en defensa de la libre circulación de personas.

Muchas de las medidas que anuncian los gobiernos europeos tienen que ver con la realidad social provocada por el coronavirus: la de muchas familias que se tienen que quedar en casa cuidando a sus hijos porque los colegios están cerrados, o trabajadores obligados a la cuarentena para mitigar la propagación del virus.

Pero está también la vertiente puramente de frenazo económico. La Comisión Europea advierte que las consecuencias de esta pandemia serán “muy graves”.Por ejemplo, el FMI prevé frenazo en España por coronavirus y pide medidas extraordinarias.

Y la nueva realidad: La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que el coronavirus causante del COVID-19 ya puede definirse como una “pandemia”, después de que el número de casos afectados fuera de China se haya multiplicado por 13 en dos semanas y en ese periodo los países afectados se hayan triplicado.

“La OMS estima que el COVID-19 puede ser caracterizado como una pandemia”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Podemos esperar que el número de casos, de decesos y de países afectados aumente” en los próximos días y semanas, agregó.

España, con un crecimiento menor del 1,6% para 2020

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticinó hoy que la economía de España profundizará su prevista ralentización en 2020, con un crecimiento menor al 1,6% pronosticado en enero, por el impacto del COVID-19 y pidió “medidas temporales de carácter extraordinario”.

“Ante el brote de coronavirus, se entiende que el Gobierno deba dotar de recursos suficientes al sector sanitario, además de destinar un apoyo específico a los más afectados, y que estas medidas temporales de carácter extraordinario deberían intensificarse según sea necesario, para prevenir y contener el virus y mitigar el impacto económico”, indicó el Fondo en su revisión anual de España.

No obstante, matizó que “cualquier retraso temporal en la consolidación fiscal debería ir acompañado de un compromiso creíble de ajuste futuro”, dado el alto nivel de endeudamiento de la economía española.

En sus perspectivas de enero, el Fondo situó las previsiones para España en el 1,6% este año, por debajo del 2% de 2019 y del 2,4% de 2018.

“Claramente, ya hay una implicación en la economía, el alcance de este impacto depende de la duración del brote”, explicó Andrea Schaechter, la jefa de la misión del Fondo en una conferencia telefónica, aunque evitó dar una cifra ante la “elevada incertidumbre”.

En Italia, 25.000 millones para hacer frente a las consecuencias socioeconómicas

El Gobierno italiano tratará de amortiguar el impacto que tendrá el coronavirus en su débil crecimiento con ayudas de hasta 25.000 millones de euros, que suponen disparar el déficit para 2020 hasta el 3,3 % del producto interior bruto (PIB), una medida que ve necesaria ya que los contagios sigue aumentando.

La Comisión Europea dijo este miércoles a Italia que aplicará “totalmente” la flexibilidad que contemplan las normas de control fiscal al evaluar sus cuentas, después de que el Gobierno anunciase que su déficit podría elevarse hasta el 3,3 % del PIB por las ayudas para paliar la crisis del coronavirus.

El coronavirus ha causado ya 631 fallecidos y los contagios totales superan los 10.000, según el último balance oficial del martes, pero las cifras siguen creciendo y el presidente de Lombardía (norte) -la más afectada por el virus-, Attilio Fontana, ha dicho este miércoles que los contagios en esta región ya han subido en más de 1.000 en las últimas 24 horas.

Ante este panorama, el Gobierno italiano tomó el lunes la decisión de restringir los movimientos en todo el país y suspender eventos deportivos y concentraciones públicas, además de cerrar escuelas, universidades, museos, cines y teatros.

El efecto que tendrán estas medidas, que buscan contener la propagación del coronavirus, en la economía será notable y por eso Italia quiere adelantarse a las consecuencias antes de que sea demasiado tarde.

Este miércoles, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció que destinará hasta 25.000 millones de euros para hacer frente a los efectos sociales y económicos de la crisis del coronavirus.

Italia incrementa así notablemente las ayudas que preveía dar el pasado 5 de marzo, cuando anunció que serían de 7.500 millones de euros.

Este aumento del gasto público supondrá para el país dilatar su déficit hasta el 3,3 % del PIB, superior al que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo, y muy por encima también al 2,2 % calculado por el Gobierno italiano el pasado septiembre.

 

Así se va por los mercados en Italia. En la imagen, uno en Nápoles. [EFE/EPA/CIRO FUSCO]

Alemania propone relajar las reglas del déficit

La canciller alemana Angela Merkel mostró este miércoles su disposición a flexibilizar el respeto del principio de “déficit cero” para poder atajar la “extraordinaria situación” de la epidemia de coronavirus, no saturar el sistema sanitario y mantener en la medida de lo posible la actividad económica.

Merkel realizó estas declaraciones sobre la disciplina presupuestaria en su país en su primera comparecencia monotemática sobre la epidemia del nuevo coronavirus. Alemania es el séptimo país más afectado del mundo, con unos 1.300 infectados y tres muertes ligadas al COVID-19.

“Haremos lo necesario para superar esta situación”, indicó la canciller, que agregó: “y luego veremos qué significa esto para nuestro presupuesto”.

La canciller indicó que la Comisión de Presupuestos del Bundestag (cámara baja) va a aprobar una partida extraordinaria de hasta 1.000 millones de euros para las contingencias derivadas de la epidemia de coronavirus.

Explicó además que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea contiene cierta “flexibilidad” para situaciones “extraordinarias” como la actual y que también el freno al endeudamiento incluido en la Constitución alemana prevé excepciones.

Las situaciones extraordinarias, indicó, se confrontan con “medios extraordinarios”.

Frente a la valoración de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, de que la actual situación es comparable con la crisis financiera global de 2008-2009, la canciller abogó por la cautela, trabajar en la contención y ver las consecuencias sobre la economía.

Merkel apunta que puede contagiarse hasta el 70% de la población

Aludió este miércoles a que los expertos consideran que entre el 60 y el 70 % de la población podría contagiarse del nuevo coronavirus.

Siguiendo la lógica de los expertos, a los que pidió escuchar, lo esencial en la actualidad es tratar de ralentizar el avance de la enfermedad, para no saturar el sistema sanitario y “ganar tiempo” para el desarrollo de medios terapéuticos contra el COVID-19.

A nivel europeo abogó por acordar “estrechamente” las medidas y evitar las actuaciones en solitario o cerrar fronteras.

Merkel sigue así la opinión de seis de los profesores de Economía más prestigiosos de Alemania -y de escuelas de pensamiento bien distintas- quienes consideraron que el Gobierno federal debe hacer más y no responder con las fórmulas clásicas de paquetes de impulso, que en una crisis como la actual no resultan efectivos.

La epidemia tiene ya efectos notables en sectores como el turístico, el logístico, el hostelero y el transportista, pero puede llegar a afectar a la industria, el consumo y a los bancos (por un repunte de la morosidad).

La primera medida sería dejar de lado la limitación presupuestaria de un déficit anual inferior al 0,35 % del producto interior bruto (PIB) anclada en la Constitución alemana como el “freno de la deuda”, aprovechando que el texto contempla excepciones para momentos extraordinarios como el actual.

Además, argumentaron que la actual tasa de deuda de Alemania está por debajo del 60 % del PIB, por lo que un posible aumento no supone un riesgo presupuestario para la mayor economía europea.

Los expertos indicaron que también se podría actuar desde el punto de vista fiscal, eliminando este 1 de julio en lugar de en 2021 el impuesto de solidaridad (con el este del país) para elevar de forma rápida y general la renta disponible de las familias.

Asimismo, propusieron el retraso en el pago de varias categorías de impuestos para empresas con dificultades de liquidez, principalmente las pequeñas y de tamaño medio.

La CE advierte: las consecuencias económicas del coronavirus serán “muy graves”

La Comisión Europea (CE) advirtió este miércoles de que las consecuencias económicas del coronavirus serán “muy graves” y anunció que esta semana concretará sus propuestas para flexibilizar las normas fiscales y de ayudas de Estado, así como para usar fondos estructurales para paliar la crisis.

“Las consecuencias económicas del coronavirus serán muy graves. En la Unión Europea (UE) debe hacerse todo lo necesario y posible. Si no ahora, ¿cuándo?”, escribió el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en su perfil de la red social Twitter.

Durante una videoconferencia ayer, martes, en la que participaron los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ya pidió a los mandatarios no ser complacientes ante la epidemia del coronavirus, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

Lagarde afirmó además que Europa corre el riesgo de vivir una crisis económica similar a la de 2008 si los líderes de los países no actúan con urgencia y de forma coordinada frente a la crisis del COVID-19, según publica hoy la agencia Bloomberg,

Tras la videoconferencia de los líderes este martes, la UE ha anunciado que su respuesta al impacto socioeconómico de la epidemia pasará por aplicar con “flexibilidad” las normas de disciplina fiscal y de ayudas de Estado, así como por garantizar la liquidez de las empresas y tomar medidas para las pymes, los sectores más afectados y sus empleados.

En este sentido, la Comisión Europea anunció que pondrá en marcha una iniciativa con la que pretende movilizar hasta 25.000 millones de euros en inversiones para ayudar a cubrir las necesidades de los sistemas sanitarios, apoyar a las pymes y los sectores más afectados -hasta ahora el turismo y el transporte- y al mercado laboral.

Este miércoles, el portavoz del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, precisó en rueda de prensa que esta iniciativa permitirá que los Estados miembros utilicen 7.500 millones de euros en fondos estructurales que les habían sido atribuidos pero, al no haberlos utilizado, habrían tenido que devolver al presupuesto comunitario.

Los Gobiernos podrán usar este dinero para cofinanciar proyectos, siempre y cuando sea para paliar los citados efectos de la epidemia. El uso de fondos adicionales de distintas fuentes elevaría la inversión total a 25.000 millones, según la Comisión.

El Ejecutivo comunitario presentará una propuesta detallada antes del fin de esta semana. Se trata de una medida para dar “liquidez” de forma “rápida”, que no resolverá todos los problemas económicos, sino que busca “complementar” las medidas “fundamentales” desde Bruselas, que serán la flexibilización de sus normas fiscales y de ayudas de Estado.

Europa usará "todas las herramientas" para afrontar la "tormenta" del coronavirus

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea empleará “todas las herramientas necesarias” para superar la crisis del coronavirus, anunciaron este martes los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con …

Reino Unido destina 35.000 millones de euros a paliar efecto del coronavirus

El Gobierno del Reino Unido anunció este miércoles un plan de estímulo de 30.000 millones de libras (casi 35.000 millones de euros) para mitigar el impacto económico de la epidemia del coronavirus.

Al presentar el primer presupuesto del Estado después del Brexit, ejecutado el pasado 31 de enero, el ministro de Economía, Rishi Sunak, dijo que es “la mayor respuesta económica del mundo” para respaldar a los hogares y las empresas frente a una posible crisis de liquidez, demanda y suministro.

Estas iniciativas incluyen 7.000 millones de libras (7.900 millones de euros) para facilitar el crédito y las subvenciones a los negocios y los ciudadanos, y 6.000 millones de libras (o 6.800 millones de euros) en recursos como enfermeras o equipamiento para el servicio nacional de salud (NHS, acrónimo en inglés).

Londres admite que negociación tras el Brexit puede retrasarse por COVID-19

El ministro portavoz del Gobierno británico, Michael Gove, admitió este miércoles que la próxima ronda de negociación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE), sobre su futura relación una vez consumado el Brexit, podría ser retrasada debido al impacto de la epidemia del COVID-19.

Ambas partes deben definir antes de que termine 2020 -durante el actual periodo de transición- cuál será su futuro vínculo comercial, después de que el Reino Unido se retirase de la UE el pasado 31 de enero.

“Esperábamos la reunión del comité conjunto en el Reino Unido”, señaló, para agregar que han “recibido indicaciones hoy de Bélgica de que puede haber una específica preocupación sanitaria”, declaró hoy Gove ante el llamado Comité sobre la Futura Relación con la UE de la Cámara de los Comunes (baja).

La primera ronda de negociaciones empezó la semana pasada en Bruselas y la próxima está prevista otra en el Reino Unido, del 18 al 20 de marzo.

El banco de Inglaterra baja los tipos de forma sorpresiva

El Banco de Inglaterra anunció este miércoles un recorte de emergencia de medio punto de los tipos de interés, del 0,75 % al 0,25 %, mínimo histórico, a fin de apuntalar la economía británica debido a la crisis generada por el coronavirus COVID-19.

En un comunicado, el banco emisor inglés señaló que en una reunión especial celebrada ayer, el Comité de Política Monetaria decidió votar de forma unánime el recorte del precio del dinero.

La entidad reconoce que, si bien el impacto económico del coronavirus es incierto, es probable que la actividad económica se debilite en los próximos meses en el Reino Unido.

En su nota, el banco subraya que su misión es la de ayudar a las empresas y los hogares en el Reino Unido a afrontar el efecto  económico de la epidemia del coronavirus chino, que puede resultar “aguda” pero que “debería ser temporal”.

La sorpresiva decisión de la entidad forma parte, explicó, de un amplio paquete de medidas para ayudar a que las compañías sigan funcionando y que la gente conserve sus trabajos y evitar que esta alteración económica “temporal” tenga un impacto económico duradero.

España busca compensar a los padres que pierdan horas de trabajo

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha avanzado que el Gobierno está ultimando una prestación extraordinaria de la Seguridad Social para compensar a los padres que tengan que perder horas de trabajo para cuidar a sus hijos mientras dure el cierre de colegios.

En una entrevista en Onda Cero, Escrivá ha señalado que se está terminando de diseñar, que espera que se apruebe mañana y que su pago correrá a cargo del Estado sin coste alguno para la empresa.

Los padres que tengan que cuidar de sus hijos y desde su empresa no puedan ofrecerle otras soluciones, como el teletrabajo, ha explicado Escrivá, podrán solicitar una reducción de jornada y la Seguridad Social, vía esa ayuda extraordinaria, abonará esa parte del salario.

“Tiene un coste significativo pero manejable”, ha añadido Escrivá.

El ministro también ha señalado que el coste de considerar como accidente laboral las bajas por contagio o cuarentena por coronavirus puede alcanzar los 50 millones y ha recordado que cada mes la Seguridad Social gasta 800 millones en prestaciones por incapacidad temporal.

También ha reiterado que se van a aprobar moratorias a las cotizaciones sociales de empresas y autónomos.

Las personas, ha subrayado, se enfrentan a situaciones sobrevenidas y los poderes públicos tienen que actuar para no generar incertidumbre.

Sanchéz anuncia medidas "contundentes" para afrontar "duras" semanas por el coronavirus en España

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español hará “lo que haga falta, donde haga falta y cuando haga falta. Y juntos, no les quepa duda, superaremos esta crisis”, afirmó el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su primera comparecencia por el …

La libre circulación en la UE resiste, pero con algunas grietas

Por ahora, el espacio Schengen y la libre circulación resisten…pero con algunas grietas. El presidente francés, Emmanuel Macron, criticó este martes la decisión de Eslovenia de cerrar su frontera terrestre con Italia por la crisis del coronavirus y las restricciones impuestas por Austria.

“Sinceramente, creo que son malas decisiones”, indicó Macron ante la prensa tras la teleconferencia que mantuvo con el resto de los líderes de la Unión Europea para coordinar las medidas contra el coronavirus.

El presidente se refirió así al anuncio de Eslovenia de que cerrará su frontera terrestre con Italia, mientras que Austria anunció una limitación drástica de la entrada en su territorio de los viajeros que procedan de Italia.

El propio ministro esloveno de Salud, Ales Sabeder, dijo en una conferencia de prensa este miércoles que Eslovenia no cerrará la frontera con Italia, pero que realizará chequeos para prevenir que se propague el coronavirus.

Macron aseguró que hay que seguir tomando medidas para frenar la difusión del virus, pero indicó que “toda iniciativa no cooperativa en el seno de la UE es contraproductiva”.

“Todos los países están afectados. Cerrar las fronteras no es una respuesta eficaz”, señaló.

El ministro alemán de Salud, Jens Spahn, cree que sellarn las fronteras de Alemania para evitar la propagación del coronavirus no funcionaría. Otro país que rechaza los llamamientos austriacos para negar la entrada a los visitantes italianos.

Entrevistado en la radio Deutschlandfunk, Spahn dijo que “El virus está en Alemania, está en Europa. Ese es el pensamiento al que tenemos que acostumbrarnos “, dijo. “Todavía se extenderá incluso si cierras todas las fronteras. Tarde o temprano tienes que dejar que la gente entre o salga y luego comienza a propagarse de nuevo “.

Pero desde España ya no se puede volar a Italia

Todos los vuelos directos entre Italia y España están prohibidos hasta durante hasta las 00:00 del 25 de marzo, como medida de prevención para limitar la propagación y el contagio por el coronavirus.

Según recoge el BOE en una edición especial de este martes, la decisión se ha tomado a propuesta de los ministerios de Sanidad y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y podrá prorrogarse por periodos adicionales de 14 días con el acuerdo de la Comisión Europea, en función de la evolución de la epidemia.

La medida se explica porque la gran mayoría de los casos importados en España han sido vinculados a viajeros procedentes de Italia.

La prohibición se aplica a todos los vuelos directos desde Italia a España, con excepción de las aeronaves de Estado, la escala con fines no comerciales -sin subidas ni bajadas de pasajeros-, y los vuelos de carga, humanitarios, médicos y de emergencia.

Edición: Luis Alonso y Catalina Guerrero