Coronavirus: Italia cierra escuelas y universidades, mientras la UE estudia medidas fiscales

Un hombre disfrazado de Charles Chaplin observa a los transeúntes con máscaras faciales sanitarias, este miércoles en Roma (Italia), país en el que el coronavirus se sigue expandiendo y ya hay 107 fallecidos de un total de 3.089 contagiados, mientras 276 personas ya se han curado. EFE/ Massimo Percossi

Bruselas/Roma/Lisboa/Madrid (EuroEFE).- El Gobierno italiano ha aprobado el cierre desde mañana y hasta la mitad de marzo de todos los colegios y universidades como medida de precaución ante la difusión del coronavirus, que ya ha costado la vida a 107 personas en el país, informó este miércoles la ministra de Educación, Lucia Azzolina.

Mientras tanto, España,  según aseguró la ministra de Economía, Nadia Calviño,  prevé que el impacto de la crisis por el COVID-19 sea poco significativo”, aunque agregó que hay que ser cautelosos con las estimaciones puesto que es difícil de anticipar.

Azzolina, que compareció con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en conferencia de prensa, dijo que se amplía a todo el país el cierre de los colegios y universidades que ya estaba en vigor desde hace trece días en las regiones de Emilia Romaña, Lombardía y Véneto.

Esta era una de las medidas que había recomendado el comité científico creado por el Gobierno italiano para detener la expansión del coronavirus.

“Es una decisión de impacto, espero que los alumnos regresen lo antes posible y estoy comprometida a proporcionar este servicio público esencial, aunque sea a distancia, a nuestros estudiantes “, afirmó la ministra.

Según declaró Conte, “esta mañana nos hemos reunido todos los ministros para evaluar una actualización sobre la emergencia sanitaria y también solicité la presencia del presidente del Servicio Nacional de Salud, el profesor (Silvio) Brusaferro, quien nos ayudó a evaluar cuál es la situación epidemiológica actual”.

“Una gran parte del intercambio de información se dedicó a las escuelas y universidades. Hicimos una evaluación amplia y la orientación fue organizar el cierre, por prudencia”, añadió el jefe de Gobierno.

Explicó que se había pedido a Brusaferro y al comité científico que asesora al Ejecutivo un estudio más en profundidad antes de tomar una decisión.

Conte señaló a los periodistas que comparecían para anunciar esta importante medida, pero que más tarde informarán sobre el decreto que ultima el Gobierno con nuevas decisiones para frenar la crisis del coronavirus.

“Volveremos para informar pronto, estamos trabajando duro en el decreto, ya tenemos el borrador listo”, agregó o Conte.

Dos fallecidos en España y cuatro nuevos casos

La situación en España se sigue complicando: un hombre de 82 años con enfermedades crónicas ha fallecido este miércoles en Bizkaia con coronavirus, la primera muerte que se registra en Euskadi por esta epidemia y la segunda en el conjunto de España.

El Departamento vasco de Salud ha dado a conocer el fallecimiento de este hombre que tenía neumonía y cuyo positivo en coronavirus se ha confirmado este mismo miércoles por la mañana.

Euskadi ha registrado en las últimas horas 4 casos nuevos de COVID-19 con lo que se elevan ya a 21 los positivos en esta comunidad; concretamente hay 16 en Álava -3 más que los contabilizados esta mañana-, 2 en Gipuzkoa y 3 en Bizkaia -1 más que los anunciados a mediodía por la consejera vasca de Salud, Nekane Murga.

De los 21 positivos, 7 personas están hospitalizadas y una mujer está en la Unidad de Cuidados Intensivos. Los otros 14 permanecen en seguimiento domiciliario.

Esta es la segunda muerte por esta enfermedad que se registra en España tras la confirmación este martes de que un paciente que falleció el pasado 13 de febrero en Valencia y que también sufría una neumonía grave de origen desconocido tras haber viajado a Nepal murió con coronavirus, según se confirmó con una investigación retrospectiva.

El Eurogrupo, preparado para tomar medidas, incluso fiscales

Mientras tanto, Las economías del euro están listas para actuar, incluso con “medidas fiscales”, para aliviar la crisis por el coronavirus, aseguró este miércoles el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, que recordó que existen medidas que prevén desvíos temporales ante gastos imprevistos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

“Nuestras reglas fiscales otorgan una flexibilidad ante eventos inusuales fuera del control del Gobierno”, ha subrayado Centeno, que ha comparecido en Lisboa al término de una videoconferencia con los ministros de Finanzas del euro y otros de países de la Unión Europea (UE) que no comparten la divisa.

El portugués ha explicado que la reunión ha sido “una primera oportunidad para intercambiar información”.

“El brote (de coronavirus) está teniendo un impacto negativo en la economía global, pero la duración y extensión del problema es aún incierta”, ha manifestado el portugués, quien aseguró que se vigila “muy de cerca la situación” y “no se ahorrarán esfuerzos para contener la enfermedad”.

Por el momento, el acuerdo entre los ministros ha sido coordinar las respuestas al brote, hasta ahora “diferenciadas” y recurrir “a todas las herramientas políticas apropiadas para conseguir un crecimiento fuerte y sostenible” y protegerse de eventuales riesgos.

Una de esas herramientas son las medidas fiscales “donde sean apropiadas, ya que pueden necesitarse para sostener el crecimiento”.

España se prepara ante cualquier escenario

Por su parte, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha señalado durante la videoconferencia del Eurogrupo que es necesario hacer un “seguimiento puntual” de la situación y que España se está preparando “para reaccionar ante cualquier escenario si hubiera que tomar medidas”.

El mensaje es el mismo que viene repitiendo en los últimos días la titular de Economía, que considera que el impacto del brote en la economía española se prevé “poco significativo”, pero que hay que ser cautelosos con las estimaciones puesto que es difícil de anticipar.

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado además que el Ejecutivo estudiará implementar ayudas fiscales o deducciones a las empresas si el coronavirus se prolonga en el tiempo, en sintonía con las medidas adoptadas por Italia.

La agencia S&P, por su parte, rebajó este miércoles cuatro décimas su previsión de crecimiento para España, al 1,3 % para este año.