Italia pide más desinfectantes, un bien codiciado contra el coronavirus

Italia

Un grupo de personas, con mascarillas, hacen la compra en un supermercado de la localidad italiana de Casalpusterlengo, en el norte del país, el 23 de febrero de 2020. [EFE-EPA]

Roma (EuroEFE).- Un hombre se frota las manos con un gel transparente en un vagón del metro de Roma. Se trata de un simple desinfectante, ahora convertido en un bien codiciado en la Italia del coronavirus, cuya producción está al alza debido a su escasez.

El Gobierno italiano trata de acotar la emergencia del virus, que ya ha causado 3.296 contagios y 148 muertes, y en su último decreto con instrucciones para contener la epidemia ha recomendado el uso este tipo de jabones desinfectantes a base de cloro o alcohol.

Y es que a lo largo del día las manos tocan cantidad de superficies que pueden estar contaminadas con el virus y que podría acabar entrando al organismo por ojos, nariz o boca.

En Roma no es raro encontrar farmacias con carteles en las puertas en los que se anuncia la falta de desinfectantes.

Es un aviso de antemano, pues los trabajadores ya están cansados de repetir a sus clientes que el artículo se encuentra agotado.

MÁS PRODUCCIÓN CONTRA LA CARESTÍA

Para dar respuesta a la alta demanda, los fabricantes de estos geles en Italia aumentan su producción a marchas aceleradas. Es el caso de Angelini Phrama, que elabora la “Amuchina”, la más conocida en este país y exportada también a España.

A la pregunta de si han percibido un aumento de la demanda en las últimas dos semanas, tras los focos de coronavirus en Italia, una fuente de la empresa responde tajante a Efe: “Absolutamente”.

Y por eso ha aumentado el rendimiento de sus dos fábricas: una se encuentra en Casella, en la provincia septentrional de Génova, y elabora productos desinfectantes para superficies de hipoclorito de sodio y detergentes para el hogar; la otra está en Ancona (centro) y crea el famoso gel para las manos con alcohol.

En la factoría genovesa el pasado mes la fabricación aumentó en un 60 % respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que Ancona se produce “más o menos el doble” de desinfectante.

Como resultado, en los primeros cuatro meses de 2020, hasta abril, Casella prevé sacar a la venta 3,4 millones de desinfectantes para superficies de hipoclorito de sodio y Ancona producirá 4,6 millones de botes de gel para las manos.

FÓRMULAS MAGISTRALES EN LAS FARMACIAS

Dada la carencia de productos como este, verdaderamente difíciles de encontrar en Roma, algunas farmacias se han remangado para preparar ellas mismas productos desinfectantes.

El presidente de la Federación de Colegios de Farmacéuticos de Italia (FOFI), Andrea Mandelli, ha denunciado en un comunicado que “actualmente las farmacias encuentran grandes problemas para dotarse directamente de productos eficaces por la carestía en los canales convencionales”.

Pero también por “los fenómenos especulativos”, pues el precio de estos geles y soluciones líquidas ha llegado a dispararse en varias ocasiones durante la crisis. Desde Angelini Pharma condenan esta tendencia y aseguran que no han subido “ni un céntimo”.

Es más, actualmente lo donan a los servicios sanitarios de las regiones más afectadas por el virus, en el norte del país.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se insiste en que una de las formas de protegerse del virus es lavarse frecuentemente las manos, ya sea con un desinfectante a base de alcohol o con agua tibia y jabón durante unos veinte segundos.

La propia OMS cuenta con una guía con formulaciones recomendadas para que los farmacéuticos elaboren desinfectantes de manos, aunque no es específica por la crisis del coronavirus, que lleva alcohol etílico de 96º, peróxido de hidrógreno, glicerina y agua destilada.