La complacencia es “la mayor amenaza” para los países que están superando la pandemia

Los usuarios mantienen la distancia social en el Ginmasio Municipal de Sar en Santiago de Compostela (España). EFE/Lavandeira jr

Redacción Internacional (EuroEFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes de que “la complacencia es la mayor amenaza” para los países que están superando la pandemia de la Covid-19, al alertar del riesgo de nuevas oleadas en lugares donde se están produciendo concentraciones de personas, en particular las protestas contra el racismo.

“Debemos seguir atentos para que no haya nuevas oleadas, sobre todo porque las concentraciones de gentes se están reanudando en muchos países”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su rueda de prensa regular para informar de la evolución de la pandemia.

“La OMS apoya la igualdad y el movimiento global contra el racismo y alentamos a los que protestan alrededor del mundo a que lo hagan de una forma segura. Tanto como sea posible, mantengan al menos un metro de distancia de los demás, lávense las manos y lleven una máscara si participan”, recomendó el jefe la OMS.

El responsable operacional de la lucha contra la Covid-19, Mike Ryan, recordó que para que haya contagio se requiere haber estado en contacto prolongado con una persona enferma y que, en principio, en manifestaciones multitudinarias “no se cumple la definición de contacto”.

“El riesgo está en la cercanía con persona con síntomas. Esas personas no deben acudir a ningún tipo de actividad púbica”, enfatizó.

Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias en la OMS, recalcó que la gestión del riesgo sanitario corresponde a las autoridades de cada lugar donde se producen las concentraciones.

Otro día sin fallecidos en España

España sumó este lunes otro día sin fallecidos de coronavirus, con lo que el número oficial de defunciones se mantiene en 27.136, mientras que los contagios en las 24 horas anteriores fueron 48, hasta llegar a 241.717, informó el Ministerio de Sanidad.

Las muertes se redujeron a 56 en los 7 últimos días, de las que 31 corresponden a la región de Madrid, la más afectada por la epidemia. El número de casos nuevos en todo el país llegó a 717 durante ese mismo periodo, según Sanidad, que se basa en la información que le remiten las autoridades regionales.

El 1 de junio pasado, Sanidad informó por vez primera de que ninguna persona había muerto en las 24 horas anteriores desde que estalló la epidemia, ni tampoco al día siguiente.

Desde entonces, el ministerio reportaba prácticamente un único fallecido cada jornada, aunque con ajustes de datos semanales.

Precisamente, los desajustes y divergencias en el número de contagiados y muertos de la epidemia de COVID-19 es motivo de polémica en España, donde los datos diarios que ofrece Sanidad no coinciden, a veces, con los que publican las regiones individualmente.

También la cantidad de defunciones oficiales es bastante inferior si se compara con otras fuentes de información sobre mortalidad en el mismo periodo.

Mientras tanto, toda España avanza en la transición hasta recuperar la normalidad a medida que remiten los contagios, aunque de manera desigual.

Algo más de la mitad de la población, unos 25 millones de personas, entraron hoy en la tercera y última fase de alivio de las restricciones de movimiento de población y de actividades socioeconómicas.

 

Familiares de víctimas acuden a la Justicia en Italia

Un grupo de 250 familiares de fallecidos por coronavirus en Italia llevará ante la Justicia sus testimonios para buscar responsabilidades políticas y sanitarias de una crisis que ha causado más de 33.000 muertos en el país.

“No es venganza, es justicia. No queremos una compensación económica, queremos saber la verdad de esta tragedia”, explicó en un encuentro telemático con la Asociación de la Prensa Extranjera en Italia Stefano Fusco, fundador del colectivo “Noi denunceremo” (Nosotros denunciaremos).

Fusco creó el grupo de Facebook “Noi denuceremo” poco después de la muerte de su abuelo en una residencia de ancianos en la ciudad lombarda de Bérgamo (norte), en el epicentro de la pandemia en Italia.

Su objetivo es conocer si había más casos como el suyo y por eso el 28 de abril fundó una asociación que recoge las denuncias de decenas de familiares de víctimas.

Una de ellas es Cristina Longhini, también de Bérgamo, quien perdió a su padre por coronavirus después de que se denegara su acceso a una UCI desbordada en el hospital Papa Giovanni XXIII de la ciudad, convertido en símbolo del colapso de la sanidad lombarda.

Italia ha sumado 65 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que aumenta el balance a 33.964 víctimas mortales, y ha registrado 280 nuevos contagios, la mayoría en la región de Lombardía (norte), informó la Protección Civil.

En total, en Italia han sido contagiadas 235.278 personas desde el comienzo de la crisis, el pasado 21 de octubre, cuando se detectó la primera infección autóctona, y 280 nuevos casos fueron hallados en el último día, un leve repunte respecto a ayer (197).

Comienza la cuarentena obligatoria para los que lleguen al Reino Unido

La polémica cuarentena que obliga a los llegados al Reino Unido a someterse a un encierro obligatorio de 14 días entró este lunes en vigor, una medida que el Gobierno británico ve necesaria para evitar la propagación del coronavirus, pero que ha puesto en pie de guerra al sector turístico y de la aviación.

La norma se enmarca en el proceso de desescalada que el Reino Unido ha iniciado a diferentes velocidades según las regiones, y que ya permite la vuelta a los colegios de algunos cursos de primaria y la apertura de tiendas de algunos bienes no esenciales, aunque bares y restaurantes continúan sirviendo solo pedidos a domicilio.

El grupo hispanobritánico IAG (que incluye a British Airways, Iberia, Vueling, LEVEL y Aer Lingus) y sus rivales, la británica easyJet y la irlandesa Ryanair, han remitido una carta al Gobierno como parte del proceso judicial que han iniciado para pedir a los tribunales que cancelen la cuarentena.

En la misiva, a la que tuvo acceso Efe, las aerolíneas aducen que la medida es “desproporcionada” e “injusta” e instan al Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, a eliminarla porque, matizaron, “tendrá un efecto devastador para el sector turístico con la destrucción de miles de puestos de trabajo en esta crisis sin precedentes”.

Desde hoy, cualquiera que llegue al Reino Unido en avión, ferry o tren, incluidos los ciudadanos británicos, debe rellenar un formulario para proporcionar sus datos de contacto y alojamiento en el país y, si no lo tiene, el Gobierno le facilitará uno que será costeado por el visitante.

Bélgica reabre bares y restaurantes

Bélgica inició este lunes la fase 3 de su desescalada con la reapertura de bares y restaurantes, convirtiéndose en el penúltimo país de la Unión Europea (UE), solo por delante de Irlanda, en permitir al sector de la hostelería levantar de nuevo la persiana, que permanecía bajada desde el pasado 13 de marzo.

Pese a que el día ha amanecido gris y lluvioso tras dos inusuales meses de sol y calor, la población local no han querido faltar a su cita con los bares de la Plaza de Luxemburgo de Bruselas, situada justo enfrente del Parlamento Europeo y lugar de encuentro habitual para los trabajadores de las instituciones comunitarias.

Durante la fase 3, los belgas también tendrán permitido hacer excursiones por el territorio nacional, la ampliación de la “burbuja” de las personas con las que se autoriza el contacto cercano hasta un máximo de 10 y la reapertura de los centros deportivos bajo reserva previa.

También se reanuda el culto religioso con una afluencia máxima de 100 personas y sin ritos que impliquen contacto físico.

 

Autoridades defienden modelo sueco pese a la ruptura del consenso

El Gobierno y las autoridades sanitarias suecas reiteraron su apuesta por el enfoque más suave contra la pandemia pese a la ruptura por primera vez del consenso político, con ataques de la oposición de derecha a la gestión del Ejecutivo y al principal responsable de la estrategia.

Con los 35 muertos registrados hoy, Suecia alcanza los 4.694 fallecidos, con una tasa de 45,72 por 100.000 habitantes, cuatro veces más que Dinamarca, ocho que Finlandia y diez que Noruega; pero por debajo de Bélgica, Reino Unido, Italia y España.

El número de pacientes en cuidados intensivos y de muertos ha ido bajando desde hace mes y medio, con una media de 40 fallecidos diarios la semana pasada, lo que apunta a una “evolución positiva”, reiteró este lunes el epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública (FI), Anders Tegnell.

“Todo se basa en que podamos seguir con esta estrategia en Suecia, que sigue firme, pese a todos los rumores sobre su muerte. La estrategia pasa por mantener el contagio por debajo de este nivel y que la sanidad tenga capacidad”, dijo en rueda de prensa.

Tegnell rechazó que las autoridades hayan hecho cálculos desde el principio sobre el número de muertos y defendió el modelo sueco en el que las agencias públicas gozan de gran autonomía y son las que diseñan la estrategia.

La celebración de un debate anoche en la televisión pública SVT entre los líderes de los partidos marcó el fin de la paz política, con acusaciones al Gobierno rojiverde en minoría del primer ministro socialdemócrata, Stefan Löfven, sobre todo de los partidos más a la derecha del Parlamento, que han perdido apoyo en los sondeos.

Los bálticos dejan atrás las alertas

Las tres repúblicas bálticas -Letonia, Lituania y Estonia- comienzan a levantar sus alertas por el coronavirus y relajan las restricciones en actividades públicas y comerciales al inicio de lo que suele ser su breve temporada veraniega.

La mayoría de tiendas, restaurantes y cafés podrán servir a los clientes con todavía alguna limitación y se permitirán mayores reuniones públicas, en el exterior y en interiores, aunque no de modo ilimitado, a medida que avance el verano.

Se están levantando las limitaciones al viaje y de cuarentena para turistas de la mayoría de la Unión Europea, al tiempo que se reanudan vuelos entre las capitales bálticas y hacia muchas ciudades europeas.

Este miércoles, 10 de junio, la alerta declarada en marzo en Letonia será levantada y se permitirán reuniones de hasta 300 personas en el exterior y 100 en interiores, como anunció hace unos días el ministerio de Salud letón.

La noticia, según medios locales, ha sido recibida con satisfacción por organizadores de eventos, pues permitirá celebrar pequeños conciertos al aire libre y otros bajo techo, aunque un portavoz de Forum Cinemas, que opera un complejo de 14 salas en Riga, reclamó que el límite se amplíe a 500 personas para eventos en interiores.

Actividades como autocines, proyecciones y conciertos con el público sentado con “distanciamiento social” proliferan en Letonia y en los países vecinos. Estonia permite ya eventos públicos con limitación de aforo, incluidos cines, teatros, ferias, festivales y conferencias.

Estonia ya levantó a finales de mayo el estado de alerta y solo Lituania mantendrá el suyo hasta el 16 de junio, aunque antes ya levantará muchas restricciones a la vida pública.

Editado por Miriam Burgués