La escalada de tensión por el espionaje amenaza con traer “otra Guerra Fría”

4aaf6_otan1.jpg

Bruselas/Moscú (EuroEFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió a Rusia este jueves que acceda al diálogo tras los envenenamientos a exespías registrados en Reino Unido, que calificó de “ataque muy serio”, para evitar “otra Guerra Fría”

“Cuando las tensiones se incrementan es importante tener un diálogo político, porque no queremos otra Guerra Fría”, afirmó Stoltenberg en una rueda de prensa en Bruselas, en la que el político se refirió al ataque al exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia.

El Reino Unido informó este miércoles al resto de sus socios del uso de una sustancia “de grado militar” desarrollada por Rusia y señaló como “altamente probable” que este país estuviera detrás del envenenamiento de Skripal, que trabajó para el espionaje ruso antes de ser condenado en 2006 a 13 años de prisión por trabajar para los servicios secretos británicos.

“La sustancia utilizada es una de las más tóxicas nunca desarrolladas. Es la primera vez que se utiliza un agente nervioso en territorio aliado desde la fundación de la OTAN. Todos los aliados están de acuerdo en que este ataque rompe las reglas y acuerdos internacionales. Esto es inaceptable. No tiene lugar en un mundo civilizado”, agregó el político noruego.

Stoltenberg mostró su pleno apoyo al Reino Unido y consideró que el país “está respondiendo de manera proporcionada”.

Rusia actúa en contra de los aliados 

El secretario general reiteró así la “solidaridad” de los aliados con el Reino Unido y garantizó “el apoyo necesario” ante un “patrón de comportamiento (de Rusia) en los últimos años”, con hechos como “la anexión ilegal de Crimea y el apoyo a los separatistas en el este de Ucrania” o la presencia militar en Moldavia y Georgia “en contra de la voluntad de estos países”.

Stoltenberg también citó los intentos de “anular elecciones e instituciones democráticas” y dijo que “la OTAN está respondiendo para dar un mensaje claro a Rusia”.

“Estamos construyendo nuevas capacidades para defendernos en contra de cualquier amenaza, incluyendo la híbrida, cibernética y otro tipo de agresiones. Vamos a continuar y estamos evaluando constantemente qué más podemos hacer”, dijo.

Entre otras acciones, Stoltenberg citó el despliegue de los batallones en los Balcanes o una “mayor inversión en defensa para desarrollar sistemas de protección contra ataques químicos y biológicos”.

“Después de la Guerra Fría, trabajamos para una asociación estratégica con Rusia. Rusia tiene que cambiar de comportamiento y verá que estamos dispuestos a una relación más constructiva”, agregó.

La OTAN, agregó “no quiere ser el espejo de Rusia”, pero su “visión sigue siendo firme, defensiva y proporcionada”.

“Nosotros no queremos entrar en una nueva carrera armamentística porque no hay ganadores en esa carrera. Es costoso, peligroso y no interesa a nadie. Pero que no haya dudas de que la OTAN defenderá a los aliados contra las amenazas”, aseguró.

Rusia responderá a la expulsión de sus diplomáticos

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, prometió este jueves una pronta respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido debido al envenenamiento de Skripal y su hija.

“La respuesta será muy pronto, se lo aseguro”, dijo el canciller ruso al contestar una pregunta de la prensa en los pasillos del foro “Rusia, un país de oportunidades”.

Explicó que antes de hacer públicas las medidas de represalia Moscú informará de ellas a Londres.

“Entenderéis que, como personas corteses que somos, primero informaremos de la respuesta a nuestros colegas británicos”, agregó.

Por su parte, la portavoz de Exteriores, María Zajárova, volvió hoy a hacer un llamamiento a Londres a “presentar todos los materiales existentes relativos al incidente que, según ellos, está vinculado al uso de armas químicas en territorio de Gran Bretaña”.

En rueda de prensa, señaló que Londres se ha negado a proporcionar a Moscú información sobre el caso, así como muestras de “la sustancia química hallada en la escena del crimen”.

La crisis diplomática entre Rusia y Reino Unido va en aumento desde que el domingo 4 de marzo fueron hallados inconscientes en la ciudad inglesa de Salisbury el exespía Skripal y su hija.

Europa también prepara medidas

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró también este jueves que anunciará medidas “en los próximos días” en respuesta al caso. En declaraciones a la prensa en un desplazamiento en el centro de Francia, Macron condenó este acto e insistió en que “todo hace creer que la responsabilidad es de Rusia”.

Tras recibir las actualizaciones de la investigación por parte de la primera ministra británica, Theresa May, el Palacio del Elíseo (sede de la Presidencia gala) comunicó que comparte la conclusión británica sobre la responsabilidad rusa y aseguró que “no hay otra explicación plausible”.

Macron explicó que los servicios franceses han colaborado con los ingleses en la investigación y “confirman” las tesis británicas.

El presidente aprovechará la visita al Elíseo de la canciller alemana, Angela Merkel, mañana, viernes, para hablar con ella de los últimos detalles del caso.

El francés se sumó a May en la denuncia de “todo uso de armas químicas”, cuya utilización no debe “quedar impune” y recordó “la importancia del pleno respeto a las convenciones internacionales”.

Francia e Inglaterra insistieron en “la importancia de la unidad europea y transatlántica en respuesta a este hecho” por el cual el exespía ruso Skirpal, de 66 años, y su hija Julia, de 33 años, continúan ingresados en estado crítico en un hospital de Salisbury, centro de Inglaterra.