La OMS quiere saber cuándo llegó el coronavirus a Europa

La OMS quiere saber desde cuándo el coronavirus campa por los diversos países del mundo. En la imagen, un trabajador de un laboratorio de Manila. [EFE/EPA/ROLEX DELA PENA]

Ginebra/París (EuroEFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere saber desde cuándo el coronavirus está en Europa y si pudieron producirse casos antes de que China informara oficialmente de su aparición.

En algunos países, como Francia y Estados Unidos, se han identificado posibles casos de COVID-19 ya en el mes de diciembre, aunque China no notificó a la OMS de la existencia de casos por el nuevo coronavirus hasta el último día del año pasado.

Aquellos países que tengan muestras de pacientes con neumonías sospechosas de finales de 2019 deberían analizarlas para identificar posibles casos de COVID-19 anteriores incluso a que China informara de esa nueva enfermedad, tal y como recomienda la OMS.

“Sería de gran importancia que todos los países con casos sin especificar de neumonía en diciembre, o incluso en noviembre, realicen test, y algunos ya lo están haciendo”, destacó en rueda de prensa el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Christian Lindmeier.

Estos casos “nos aportan una visión más clara” de la pandemia, subrayó Lindmeier, quien consideró esencial que continúen este tipo de estudios “para entender mejor el potencial de contagio de la COVID-19”.

El portavoz subrayó que no sería raro que el coronavirus estuviera ya fuera de China en fechas tan tempranas, “ya que los primeros casos de la enfermedad se remontan a principios de diciembre y entra dentro de lo posible que algunos de los infectados viajaran desde Wuhan (ciudad donde se originó) a otros países”.

Lindmeier añadió que es una práctica habitual entre muchos médicos el guardar muestras de pacientes con neumonías sospechosas, precisamente para poder realizar test /iposteriormente ante posibles brotes de nuevas enfermedades.

El presidente francés,Emmanuel Macron. EFE/ Ian Langsdon POOL

En Francia se sospecha que el coronavirus circulaba ya a finales de diciembre

Médicos franceses creen que el coronavirus ya circulaba en el país a finales de diciembre, después de haber diagnosticado a posteriori a un paciente que ingresó en un hospital de la región de París el 27 de diciembre.

El responsable de cuidados intensivos de los hospitales Avicenne de Bobigny y Jean Verdier de Bondy, Yves Cohen, explicó en declaraciones emitidas por “France Info” que el caso se ha descubierto con un trabajo retrospectivo de los test PCR que se hicieron a 24 pacientes internados en diciembre y enero con neumonía.

A un hombre que ingresó en el Jean Verdier se le tomaron muestras PCR que ahora se han vuelto a analizar y han dado un resultado positivo a la COVID-19.

El hombre, que no había hecho viajes que permitan suponer que contrajo la infección en el extranjero, estuvo enfermo durante quince días y contagió a sus dos hijos, pero no a su mujer.

Eso hace sospechar que la mujer, siendo asintomática, pudo estar en el origen del contagio en la familia. En particular teniendo en cuenta que trabaja en la pescadería de un supermercado en el que hay una clientela de origen chino.

La Agencia Regional de Sanidad de Ile de France va a analizar estas hipótesis, que parecen confirmar la tesis de que el coronavirus estaba en Francia antes de los primeros casos que, oficialmente, se tenían registrados hasta ahora, y que se remontan al 24 de enero.

Se trataba de un francés de origen chino y de dos turistas chinos que habían pasado por la ciudad de Wuhan, donde se sitúa el inicio de la pandemia.

El caso de los deportistas que vineron de Wuhan

Varios deportistas de la delegación francesa que viajó a Wuhan para participar en los Juegos Mundiales militares, a finales de octubre, aseguran haber estado enfermos con síntomas similares a los del coronavirus a su regreso de China.

Desde el anonimato, uno de los 401 atletas del ejército que representaron a Francia en Wuhan cuenta en la cadena “BFM TV” que tras volver estuvo enfermo con fiebre, dificultades para respirar y sin poder moverse de la cama durante tres días.

En ese momento, descubrió en las redes sociales que varios de sus compañeros de delegación también estuvieron enfermos con síntomas similares.

Militares chinos en Wuhan.EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

En paralelo, toma peso estos días el testimonio de otra de las participantes, la campeona mundial de pentatlón moderno, Elodie Clouvel, que a finales de marzo comentó en una entrevista en la cadena local “Loire 7” que creía haber pasado el coronavirus.

Preguntada el 25 de marzo sobre su preocupación de viajar a Japón para participar en los Juegos Olímpicos este verano (antes de que los retrasaran), Clouvel dijo que no le daba miedo porque creía haberla pasado ya, al igual que su pareja, el deportista Valentin Belaud.

“Estuvimos en Wuhan en los Juegos Mundiales militares de finales de octubre y resulta que después todos caímos malos. Valentin faltó tres días al entrenamiento. Yo también estuve enferma. Tuve síntomas que no había tenido antes, pero no nos preocupamos, porque no se hablaba de ello entonces”, dijo.

Además, declaró que cuando vio tiempo después al médico militar, este le dijo que creía que “lo habían tenido porque muchos de la delegación habían estado enfermos”.

Estos juegos mundiales acogieron a más 10.000 atletas de 100 países y tuvieron lugar en Wuhan del 18 al 27 de octubre.

China notificó en diciembre pasado a la Organización Mundial de la Salud de que había detectado el virus en Wuhan.

Han sido un punto controvertido en la cronología de la pandemia, especialmente después de que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, diera a entender en redes sociales que el virus fue introducido en China por la delegación de deportistas estadounidenses.

Según el diario “Le Parisien”, varios atletas han rechazado explicarse sobre la cuestión, siguiendo instrucciones de las autoridades militares, que han pedido no responder a las preguntas de la prensa, y otro, también bajo anonimato, explicó que han intentado tranquilizarlos diciendo que el virus llegó en noviembre y no en octubre.

La cadena “BFM TV” asegura que el ejército no tiene intención de hacer pruebas a los participantes de la competición para ver si tuvieron la COVID-19.

España reconoce la posibilidad, pero no que generara un brote

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido este miércoles la posibilidad de que el coronavirus estuviese circulando por España antes de febrero, pero si eso ocurrió “desde luego no generó un brote identificable”.

En rueda de prensa, el epidemiólogo ha explicado que, atendiendo a la evolución de los datos de la enfermedad “más parecida” a la COVID-19, la gripe estacional, “nos damos cuenta de que en España no se detecta nada raro en la curva epidémica hasta finales de febrero”.

Simón ha recordado que el primer caso confirmado en nuestro país data del 31 de enero; a raíz de los positivos iniciales, se empezaron a hacer estudios en las muestras de los centros centinelas en algunos puntos del país con brotes “en los que costó detectar los posibles orígenes”.

Pero ninguno de ellos detectó algún positivo en coronavirus, si bien “sabemos que hubo algún caso que llegó antes de que fuera notificado”, como fue un caso de Valencia que inició síntomas el 2 de febrero tras haber estado en el Tíbet y que “probablemente se había infectado a mediados de enero”.

Asimismo, el primer caso de transmisión local detectado en Andalucía estuvo asociado a posibles casos importados “unas semanas antes a finales de enero o primeros de febrero”.

“Por lo tanto, sí que pudo haber circulado en España de alguna manera” y es “posible que llegara algún caso de infectado antes. Pero, desde luego, no generó un brote identificable”, ha zanjado.

Edición: Luis Alonso