La UE alerta de que las medidas contra el coronavirus afectan más a los grupos vulnerables

Inmigrantes confinados en una vivienda abandonada en la región de Murcia. [EFE/Marcial Guillén]

Viena (EuroEFE).- Niños sin internet que pierden clases. Ancianos abandonados en residencias. Extranjeros atacados. Pese a que la pandemia de COVID-19 y las medidas para atajarla afectan a todos, algunos grupos e individuos son especialmente vulnerables, tal y como advierte la Unión Europea en un informe publicado este miércoles.

“Aunque la COVID-19 nos afecta a todos, debemos reconocer que nuestras poblaciones no son homogéneas. Ciertos individuos y grupos son particularmente vulnerables durante la pandemia debido a su situación socio-económica general”, señala Michael O’Flaherty, director de la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la UE.

Este organismo con sede en Viena es el autor del informe “Pandemia de la COVID-19 en la UE. Implicaciones en los derechos fundamentales”, en el que repasa las medidas tomadas por los Gobiernos europeos para frenar la propagación del virus, y las restricciones de derechos y libertades que suponen.

Restricciones si…

“El mensaje que queremos enfatizar es que el derecho a la vida y a la salud son derechos fundamentales y que, al tratar de asegurar esos derechos mediante medidas preventivas, los Gobiernos los están defendiendo”, explica a Efe por teléfono Martha Stickings, una de las autoras del informe.

Sin embargo, la FRA matiza que medidas como las restricciones de movimiento o reunión, el cierre de empresas o los métodos de seguimiento de ciudadanos, pueden ser legítimas sólo si son conforme a la ley y en equilibrio con los derechos fundamentales.

…pero proporcionales

“Cualquier limitación de los derechos tiene que pasar la prueba de necesidad y proporcionalidad, y aplicarse sólo mientras sean necesarias y efectivas”, resume Stickings.

El informe no enjuicia si las medidas tomadas hasta ahora cumplen ese equilibrio, aunque la FRA promete estar atenta a posibles excesos, pero sí destaca que su aplicación están afectando especialmente a grupos más vulnerables.

“Al aplicar las medidas, los Gobiernos tienen que tener en cuenta las necesidades especificas de esos grupos”, reclama esa experta.

Por ejemplo, el informe habla de que países como Italia, España o Francia, la edad de los pacientes es un criterio a la hora de priorizar el tratamiento, ante la saturación del sistema sanitario.

Ancianos abandonados

En relación a esa mayor vulnerabilidad de los ancianos, la FRA también se refiere a la especialmente peligrosa situación en asilos, agravada por las medidas de restricción de visitas de familiares.

El informe destaca que en residencias privadas de Madrid el personal dejó de trabajar ante la aparición de casos, “supuestamente dejando desatendidos a enfermos y moribundos”.

Stickings destaca que mantener el contacto con los familiares, aunque sea por teléfono, “es importante para evitar situaciones de negligencia que pueden resultar en algunos de los casos horribles”.

Una anciana residente y una familiara saludan desde dentro de una residencia de ancianos. EFE/ Manuel Bruque

Racismo y xenofobia

La FRA también se refiere a un aumento de ataques xenófobos y racistas, por ejemplo contra personas de origen asiático a los que se acusaba de propagar el virus, y comentarios despectivos en los medios de comunicación y por parte de políticos.

Entre ellos, la FRA menciona al secretario general del partido ultranacionalista Vox, Javier Ortega Smith, que aseguró que sus “anticuerpos españoles” luchaban contra los “malditos virus chinos”

Niños sin internet

El informe recuerda también que el cierre de las escuelas y el uso de métodos de educación a distancia perjudica a los niños que no disponen de ordenadores o viven en el 10 % de hogares que no disponen de internet en la Unión Europea.

Pero además, señala la FRA, en algunos países el cierre de colegios ha provocado que muchos niños de entornos desfavorecidos se pierdan acceso a las comidas gratis que sirven en los centros.

Gitanos y refugiados

La situación de los europeos de etnia gitana en varios países preocupa también especialmente a la FRA, debido a que las “condiciones deficientes y de hacinamiento en las que a menudo viven” aumentan el riesgo de contagio.

Igualmente, la FRA advierte de que la decisión de algunos países de suspender la admisión de solicitudes de asilo puede vulnerar la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.

Libertad o seguridad

El informe menciona que los sondeos realizadas en países como Italia, Francia o España muestran un elevado apoyo de la población a las restricciones impuestas dentro de la lucha contra la COVID-19.

En Austria, el 94 % de los encuestados se mostró dispuesto a sacrificar libertades civiles para evitar la propagación del virus.

“Sin embargo, la aceptación social puede disminuir si se percibe que las medidas son desproporcionadamente intrusivas en los derechos básicos”, indica la FRA.

“Las medidas son más efectivas a largo plazo cuando cumplen los derechos fundamentales, porque eso puede ayudar a que mantengan el apoyo de la opinión pública”, opina al respecto Stickings.