La UE defiende la multilateralidad…también en la OMS y frente a EEUU

El director general de la OMS, Adhanom Ghebreyesus. [EFE/EPA/SALVATORE DI NOLFI]

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) insistió este martes en que para afrontar la pandemia de coronavirus es necesaria la solidaridad multilateral y no “señalar con el dedo”, tras la amenaza de Estados Unidos de suspender permanentemente su financiación a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La UE apoya la cooperación internacional y las soluciones multilaterales en esta crisis. Este es un momento para la solidaridad, no para apuntar con el dedo o socavar la cooperación multilateral”, indicó la portavoz comunitaria Virginie Battu durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

El presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó este lunes con cortar de manera permanente los fondos a la OMS -ahora suspendidos- y con la posible salida de su país del organismo.

Battu recordó que la UE respalda las iniciativas de la OMS para contener y mitigar el brote y que ya ha concedido fondos adicionales paya ello.

“La cooperación global y solidaridad a través de los esfuerzos multilaterales es la única opción eficaz y viable para ganar esta batalla”, señaló.

Una pasajera del metro de Guangzhou. EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI

La portavoz también apuntó que este martes se espera la aprobación de un proyecto de resolución promovido por la UE ante la asamblea anual de la OMS, que incluye la necesidad de sacar lecciones, “en su momento apropiado”, por parte de la comunidad internacional, incluyendo la OMS, sobre cómo responder a este tipo de crisis.

“Pero ahora es el momento de reforzar a la OMS y de trabajar juntos para poder confrontar esta crisis”, añadió.

Battu destacó que el proyecto de resolución pide “iniciar, en el momento más breve apropiado posible, una evaluación imparcial, independiente e integral para revisar las lecciones aprendidas de la respuesta sanitaria internacional al coronavirus, especialmente con el objetivo de reforzar la preparación futura de la seguridad sanitaria global”.

También alude a la importancia de entender el origen del virus, cómo se expandió desde posibles fuentes animales a humanos, “a través de misiones científicas y colaborativas sobre el terreno”.

Las amenazas de Trump

El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó este lunes con cortar de manera permanente los fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) -ahora suspendidos- y con la posible salida de su país del organismo.

“Si la OMS no se compromete a importantes mejoras sustantivas en los próximos 30 días, haré permanente mi suspensión temporal de fondos a la OMS y reconsideraré nuestra afiliación al organismo”, advirtió Trump en una carta al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En la misiva, de cuatro páginas, Trump anunció que su Gobierno y Tedros “han iniciado ya conversaciones sobre cómo reformar la organización”, pero añadió que “no hay tiempo que perder” y que “es necesario actuar rápidamente”.

El mandatario estadounidense censuró lo que en su opinión es “una alarmante falta de independencia de la OMS de China” y detalló que las reformas que Washington reclama pasan por desvincularse de Pekín.

“La única forma de avanzar para la OMS es si realmente es capaz de demostrar independencia de China”, dijo Trump en la carta, que recopila un listado de agravios atribuidos a Pekín y Tedros por su gestión de la pandemia del coronavirus.

Trump ordenó el 14 de abril congelar los fondos que EE.UU., como principal donante, aporta a la OMS mientras revisaba el rol del organismo en lo que definió como “el grave mal manejo y encubrimiento de la expansión del coronavirus”.

En la misiva dirigida este lunes a Tedros, Trump dio por concluida esta “revisión” con la que Estados Unidos “confirmó muchos de los serios problemas” que había planteado.

De esto modo, Trump redobló su cruzada contra la OMS el día en el que Estados Unidos superó los 90.000 muertos por coronavirus y más de 1,5 millones de casos confirmados, convirtiéndose así en el país más afectado, de lejos, por la pandemia.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo cuando Trump inició su arremetida contra la OMS hace un mes que ahora “no es el momento” ni para cuestionar al organismo ni para cortarle los recursos.

“Una vez hayamos pasado la página de esta epidemia, debe haber un momento para mirar hacia atrás y comprender cómo surgió esta enfermedad y cómo propagó su devastación tan rápidamente en todo el mundo, y cómo todos los involucrados reaccionaron a la crisis. Pero ahora no es ese momento.”, afirmó Guterres.

A lo largo de sus más de tres años en la Casa Blanca, a Trump no le ha temblado la mano para romper con el consenso internacional al retirar a Estados Unidos de la Unesco, del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, del Acuerdo de París sobre la crisis climática o del pacto nuclear con Irán.

China ofrece 2.000 millones de euros

El presidente chino, Xi Jinping, anunció en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que su país ofrecerá en dos años asistencia por valor de 2.000 millones de dólares para apoyar a los países afectados por la pandemia de COVID-19, en particular a las naciones más pobres.

También subrayó que las vacunas que China consiga desarrollar contra una enfermedad que ha causado más de 300.000 muertes en el planeta, “estarán disponibles como bien público global con el fin de que sean accesibles y asequibles para todos los países en desarrollo”.

El presidente del país donde se detectaron los primeros casos de COVID-19, ya en el mes de diciembre en Wuhan (centro), aseguró que China trabajará junto al resto de economías del G20 para suspender la deuda a los países más pobres, como parte de las medidas para superar la crisis economía derivada de la emergencia sanitaria.

Xi afirmó que en la actual pandemia “el liderazgo de la OMS ha sido indiscutible y ha contribuido en la promoción de la cooperación contra la COVID-19″ por lo que China hace un llamamiento a que aumente el apoyo político y financiero al organismo, también blanco reciente de muchas críticas sobre todo procedentes de EEUU.

No obstante, el líder chino se mostró partidario de una “revisión integral” de la respuesta internacional a la COVID-19 “una vez ésta haya sido contenida”, bajo la supervisión de la OMS y de forma “objetiva e imparcial”.

La UE promueve una resolución para un análisis objetivo de la COVID-19

Los países de la Unión Europea (UE) han promovido ante la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) una resolución para que se haga un análisis “objetivo e independiente” de la pandemia de COVID-19; iniciativa que ya han respaldado 110 países pero no Estados Unidos ni China.

“Buscamos mirar las cosas de manera objetiva e independiente que pueda ser respaldada por todo el mundo y dentro del marco de la organización multilateral”, indicó el lunes la portavoz comunitaria Virginie Battu en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

Battu explicó que la propuesta de resolución que ha encabezado la UE define cómo debería ser la respuesta internacional al coronavirus y defiende “entender mejor las circunstancias que permitieron que se desarrollara esta pandemia”.

Además, “reconoce la necesidad de todos los países de tener un acceso oportuno y sin impedimentos a diagnósticos, tratamientos y vacunas accesibles, de calidad y eficaces”.

La portavoz recordó que. recientemente, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, anunció que la UE iba a presentar esa resolución y dijo: “Tenemos que mirar de manera independiente lo que pasó, al margen de la batalla de China y EEUU, que se echan la culpa el uno al otro por lo acontecido en una campaña que solo ha exaltado su rivalidad”.

Por el momento, 110 países respaldan también esta resolución, en cuyo borrador no se encuentra la firma ni de China ni de Estados Unidos.

El borrador pide trabajar estrechamente con la Organización Mundial de la Sanidad Animal, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y los países para “identificar la fuente zoonótica del virus y la vía de contagio a la población humana, incluyendo el posible papel de huéspedes intermedios”.

El objetivo, señala el borrador del texto, es “reducir el riesgo de acontecimientos similares así como dar directrices sobre cómo evitar la infección por SARS-COV2 en animales y humanos y evitar el establecimiento de nuevos depósitos zoonóticos”.

Edición: Luis Alonso