Von der Leyen cree que el presupuesto de la UE debe ser el Plan Marshall contra el coronavirus

Control térmico en la entrada de un supermercado en España. [EFE/MORELL]

Bruselas (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, abogó este jueves por que el próximo presupuesto financiero a largo plazo de la Unión Europea (2021-2027) funcione como un Plan Marshall para potenciar la inversión pública tras el impacto de la pandemia de coronavirus.

En la UE se tiene claro que es necesario el respaldo financiero. El problema es saber de qué tipo y como se realiza: ahí está la diferencia.Los Estados miembros ya han empezado a hacer sus propuestas ante el decisivo eurogrupo de la semana próxima.

En una comparecencia para presentar una iniciativa para apoyar a los Estados miembros en la protección del empleo, Von der Leyen rechazó “inventar nuevas herramientas” – como los llamados coronabonos – que lleve varios años diseñar y se mostró partidaria de una respuesta rápida mediante el Marco Financiero Plurianual.

“Hay quien pide ahora algo como un Plan Marshall. El presupuesto europeo debe ser el Plan Marshall que proponemos juntos para la ciudadanía europea”, señaló la presidenta del Ejecutivo comunitario.

Von der Leyen afirmó que el presupuesto comunitario a largo plazo es una herramienta “extraordinaria” de inversión y convergencia en la que todos los Estados miembros confían y se mostró partidaria de que “encarne” la respuesta europea a la crisis del coronavirus.

“Queremos dar forma al marco financiero plurianual de forma que sea una parte crucial de nuestro plan de recuperación”, afirmó la presidenta de la CE.

Sin embargo, el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, reconoció en una entrevista con Efe la semana pasada que el presupuesto comunitario, pese a ser la herramienta ideal para financiar este plan de recuperación, “no tiene la dimensión suficiente”, así como que todavía no se ha aprobado un nuevo presupuesto plurianual para el periodo 2021-2027.

Los países de la Unión Europea mantienen una profunda división respecto al diseño y dotación de las cuentas comunitarias para ese periodo y estaban inmersos en su negociación cuando emergió la crisis del coronavirus, que ha paralizado estas discusiones.

Pese a que Von der Leyen pidió que este presupuesto sea “la mayor expresión de solidaridad y responsabilidad” frente a la crisis, los países que han rechazado hasta ahora la mutualización de la deuda que genere la pandemia son también los que abogan por un presupuesto más austero.

La Comisión ha anunciado que propondrá modificaciones a la propuesta presupuestaria ahora sobre la mesa en vista de la pandemia.

Gentiloni pide consenso en la UE para hacer un plan de recuperación económica

Bruselas (EuroEFE)).- El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha abogado en una entrevista con Efe por que la Unión Europea (UE) trabaje en un “programa de recuperación” económica ante una epidemia de coronavirus que dejará a la economía del …

3.000 millones de euros para el sector sanitario europeo

La Comisión Europea (CE) propuso este jueves la movilización de 3.000 millones de euros del presupuesto comunitario para apoyar de forma directa al sector sanitario durante la crisis del coronavirus, que podrá usarse para coordinar la compra de material médico o transportar pacientes entre países.

En un comunicado, la Comisión informó de que ha planteado una propuesta de enmienda al presupuesto comunitario para reorganizar parte del gasto previsto para este año y alinearlo con las nuevas prioridades, esto es, la lucha contra la pandemia.

La Comisión prevé movilizar unos 3.000 millones de euros a través de varios instrumentos para comprar y distribuir equipamiento médico, apoyar económicamente y coordinar el transporte de material y pacientes entre países e incluso construir hospitales de campaña.

Según Bruselas, la propuesta movilizaría “todos los recursos disponibles dentro del límite de gasto” para el año 2020 y se activará además la “flexibilidad” del presupuesto comunitario, las reservas que superan el techo de gasto anual, para financiar esta propuesta.

Francia propone otro fondo como alternativa a los coronabonos

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, ha propuesto la creación de un fondo europeo específico y temporal -de entre 5 y 10 años- para afrontar las consecuencias de la crisis del coronavirus, financiado por los Estados o por un impuesto propio, como alternativa a los llamados “coronabonos”.

Ese fondo, con un monto “por determinar”, debe servir para “relanzar la economía europea” una vez superada la pandemia, cuyas consecuencias. Francia llevará esa propuesta a la reunión del Eurogrupo del martes próximo, junto a otras más inmediatas como la flexibilización de las condiciones del mecanismo europeo de estabilidad, nuevos préstamos del Banco Europeo de Inversiones o una financiación común de los subsidios por desempleo.

El dinero podría proceder de la contribución de los Estados, pero también de la creación de un impuesto específico, cuestiones que al igual que el montante deben ser acordadas por los países miembros.

La cumbre muestra una Europa dividida frente al coronavirus

Bruselas (EuroEFE).- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) han dado dos semanas a sus ministros de Finanzas para que presenten más medidas para responder a la crisis económica provocada por el coronavirus, después de …

El ministro francés explicó que concertó la propuesta de crear este fondo con su homólogo alemán a principios de semana y que está en conversaciones con los ministros de otros países, en particular los de Italia y España, los más afectados por la epidemia y los más activos a la hora de solicitar una mutualización de la deuda.

Pero puntualizó que su idea del fondo temporal “solo tiene sentido si es admitida por todos” y advirtió contra el riesgo de una ruptura dentro de la Unión.

Alemania: Sí al MEDE no al coronabon

El director del Instituto de Estudios Económicos (DIW) de Berlín, Marcel Fratzscher, pidió este jueves proporcionar liquidez de forma rápida a los países económicamente más vulnerables en Europa ante la crisis ante el coronavirus.

Fratzscher, en una reunión virtual a través de zoom, dijo que la clave era la velocidad con que se actuara para lo cual lo más adecuado es el MEDE, un instrumento que ya existe, aunque desde el punto de vista de la teoría económica podrían verse ventajas en la emisión de títulos de deuda común, los llamados coronabonos.

“Los coronabonos tendría la ventaja de que no aumentarían, por ejemplo, la deuda de Italia o de España. Pero para mi lo decisivo es la velocidad y probablemente lo más rápido serían créditos a través del MEDE”, dijo.

Fratzscher subrayó que no se puede pensar esta crisis en términos de economías nacionales sino en términos de la economía europea y recordó que la mitad de las exportaciones alemanes van a países de la UE.

“Si Italia tiene problemas, Alemania tiene problemas”, subrayó.

Fratzscher recomendó no concentrarse dogmáticamente en una sola herramienta como los coronabonos ni atacar exageradamente al Gobierno alemán por no apoyarlos y dio que hay que plantear también otras soluciones

“Estoy convencido de que la consciencia en Alemania ante la crisis es mayor que la que había en 2008 o 2009. No hay que atacar excesivamente al Gobierno alemán porque no apoye los coronabonos, hay otras soluciones, no debemos concentrarnos dogmática y tercamente en una sola herramienta”, dijo.

Holanda: sí a un fondo pero no a los coronabonos

El primer ministro holandés, Mark Rutte, propuso este miércoles la creación de un “fondo coronavirus” europeo para ayudar a cubrir los gastos de atención sanitaria en los países más afectados por la pandemia, como España e Italia.

Se trataría de un fondo de emergencia que haría transferencias y no préstamos, con lo que las cuantías recibidas no tendrían que devolverse, al que podrían recurrir los países de la UE con el objetivo de mantener su economía a flote en la actual crisis del coronavirus.

El mandatario holandés no precisó la cuantía con que estaría dotado este instrumento, si bien señaló que los Países Bajos harán “una contribución sustancial” al mismo.

Edición: Luis Alonso