Dolors Montserrat (PP): Más Europa

DISCLAIMER: Todas las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su/s autor/es, y en modo alguno de EUROEFE.EURACTIV.es, de la Agencia EFE ni de EURACTIV.COM Ltd.

Dolors Montserrat, portavoz de la delegación del Partido Popular en el Parlamento Europeo. [Foto facilitada por el PP]

Segunda tribuna de la serie de contribuciones de dirigentes políticos españoles en el Parlamento Europeo sobre cómo están viviendo el confinamiento. La autora, Dolors Montserrat, es portavoz de la delegación del Partido Popular en el PE y presidenta de la comisión de Peticiones.

“Todos tenemos ya alguna persona cercana, un familiar o un amigo, afectado por el coronavirus. Son días de pérdidas irreparables y de profundo dolor en soledad. Algunos podemos estar con personas queridas, pero no pocos sufrirán sin nadie a su lado. Son días que reordenan nuestras prioridades, situando lo importante -la familia, la salud- en primer lugar. Son días de tristeza, pero también de esperanza. Doblaremos la maldita curva. Superaremos esta crisis, sin duda, y lo haremos gracias al granito de arena que pongamos cada uno de nosotros.

Pienso especialmente en aquellos héroes anónimos a los que aplaudimos desde nuestros balcones cada noche. Aplaudimos a todo el personal sanitario, a los farmacéuticos, a nuestras Fuerzas Armadas y, en especial, a los miembros de la Unidad Militar de Emergencias, que tanto están haciendo estos días en mi tierra, Cataluña. Aplaudimos a todas nuestras policías y bomberos; a las cajeras y los reponedores del supermercado de la esquina; a los trabajadores del campo y a los que distribuyen sus productos. A muchos más. Son millones de españoles y españolas a las que nunca les estaremos suficientemente agradecidos.

“Debemos ir un paso por delante del virus para derrotarlo”

España está y estará a la altura de las circunstancias, pero también necesitamos un Gobierno que colabore con la sociedad. Los llamamientos a la unidad política deben ir acompañados de la máxima transparencia y de medidas rápidas y eficaces que se adelanten al virus. Debemos ir un paso por delante para derrotarle, realizando tests masivos y multiplicando el material sanitario. Y es que se perdió un tiempo infinitamente valioso, vital. Habrá tiempo para pedir responsabilidades, pero debemos aprender la lección. Ojalá, después de esta tragedia, dejemos atrás las ideologías de la irresponsabilidad que solo dividen y nos debilitan como sociedad. La experiencia y la solvencia son los mejores antídotos contra la frivolidad y el populismo, y una crisis como esta lo demuestra con crudeza. En este sentido, el coronavirus significará también un golpe económico y social sin precedentes. No debe estigmatizarse a los empresarios como están haciendo los socios de Sánchez. Al revés, hay que apoyar a aquellos que crean riqueza y tomar las decisiones adecuadas para garantizar el futuro de los puestos de trabajo. Las pequeñas y medianas empresas y los autónomos sufren, no reciben la ayuda necesaria, y no son pocos los que temen haber bajado la persiana por última vez.

“Proponemos un ambicioso Pacto de Solidaridad en la UE para combatir la triple crisis, sanitaria, económica y social”

La Unión Europea se levantó sobre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial y se ha construido a golpe de crisis. Ahora tampoco nos va a fallar. La propia presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, asegura que debe hacerse todo lo posible para apoyar a los europeos, “sin peros”.

Por ello, desde el Partido Popular Europeo proponemos un ambicioso Pacto de la Solidaridad con 1 billón de euros, para combatir una crisis de triple dimensión: sanitaria, económica y social. Este plan propone reparar el daño inmediato y la rápida recuperación de Europa con un plan Marshall donde la solidaridad llegue a todos los españoles.

Proponemos reforzar nuestro sistema nacional de salud, previniendo a Europa de futuras pandemias, garantizando el abastecimiento sanitario y protegiendo a nuestros sanitarios y nuestras familias. Es nuestro deber proteger la economía española, impulsando una estrategia industrial europea para que la liquidez llegue a todos los sectores económicos, recuperando el turismo, cuidando de la agricultura, velando por las PYMES y los autónomos. También hemos propuesto un escudo de protección para mantener los puestos de trabajo a través del programa SURE y el reaseguro de desempleo europeo. Es el pacto más ambicioso de la historia de la UE para combatir esta crisis sin precedentes. Un pacto para no dejar a nadie atrás.

“El Gobierno de España no ha estado a la altura”

Para ello, es fundamental que cada parte asuma sus responsabilidades y, lamentablemente, el Gobierno de España no ha estado a la altura. Sánchez ataca a Europa, pero su mala gestión es una enorme losa que no le permite exigir, con credibilidad, lo que los españoles necesitamos. La falta de transparencia y de rendición de cuentas no son buenos avales de cara a nuestros socios europeos.

Europa es la solución. La Unión Europea ha permitido a los españoles vivir los mejores años de bienestar y paz. La UE es la mejor herramienta para afrontar los retos globales como esta pandemia. El nacionalismo y la cerrazón serían, en este momento, un error fatal. Europa puede ayudarnos a reforzar el sistema sanitario y a salvar pymes y puestos de trabajo, pero todos debemos arrimar el hombro, también el gobierno de nuestro país. Fortalezcamos, pues, la Europa audaz de nuestros Padres Fundadores. Defendamos una unión más perfecta, porque una democracia europea es la única manera de conjugar libertad y solidaridad, salud y trabajo.”