La fiscalía española pide euroorden contra exconsellers Comín y Ponsatí

Los exconsellers Clara Ponsatí y Antoni Comín. [EFE/Aída Sanchez Alonso]

Madrid (EuroEFE).- La Fiscalía española ha pedido al juez Pablo Llarena que dicte una orden europea e internacional de detención y entrega contra los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí por sedición y malversación, mientras que a Lluis Puig le reclama solo por este último delito.

Por el momento, la Fiscalía no se ha pronunciado sobre la situación de la secretaria general de ERC, Marta Rovira -huida en Suiza-, y cuyo caso, según avanzaron a Efe fuentes jurídicas, examinará con más detenimiento dado que en el país helvético no funciona la euroorden.

En el caso de la exconsellera Meritxell Serret y la exdirigente de las CUP Anna Gabriel, las fuentes consultadas indicaron a Efe que la Fiscalía descartará pedir la euroorden contra ambas.

Sobre Comín y Ponsatí, huidos desde noviembre de 2017, el primero de los cuales se encuentra en Bélgica y la segunda en Escocia, los fiscales recuerdan que el Supremo ha impuesto condenas superiores a los 10 años de prisión para sus excompañeros en el Govern a los que ha considerado responsables de los delitos de sedición en concurso medial con malversación.

La sentencia -añaden- da un elemento de seguridad jurídica mayor para dictar nuevas órdenes de detención europea e internacional contra el exconseller de Salud y la exconsellera de Educación.

Respecto a Puig, también huido en Bélgica, la Fiscalía ya no pide que se le busque por sedición, sino tan solo por malversación, pero recuerda que el ordenamiento jurídico español establece penas de entre 6 y 12 años de prisión por ese delito.

Un tribunal belga aplaza la vista sobre la euroorden contra Puigdemont hasta diciembre

Bruselas (EuroEFE).- El tribunal de primera instancia belga que tiene que decidir sobre la orden de detención y entrega contra el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont decidió este martes aplazar la vista sobre el caso hasta el …

El juez del Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del procés, tendrá que decidir ahora si vuelve a dictar órdenes europeas e internacionales de detención contra los tres exconsellers, a quienes ya reclamó sin éxito y para quienes terminó retirando las órdenes de búsqueda.

Nada más conocer la sentencia el pasado 14 de octubre, Llarena reactivó a instancias de la Fiscalía la búsqueda del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, cuya entrega a España por delitos de sedición y malversación se estudiarán en una vista en un tribunal belga el próximo 16 de diciembre.